Ir al contenido principal

PASEN Y VEAN

ENTREVISTA A FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ. El traidor no es buena persona, siempre lo paga. Es no ser fiel a sí mismo.

  Fernando Sánchez Dragó ENTREVISTA A FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ El traidor no es buena persona, siempre lo paga. Es no ser fiel a sí mismo. Hoy me encuentro en casa del archiconocido y eminente Don Fernando Sánchez Dragó . Autor de más de 40 libros entre novelas y ensayos y con infinitos recorridos por TV, radio y otros medios donde deleita a propios y extraños, al igual que esta entrevista. Sánchez Dragó siempre da el do de pecho y reconoce que le criticarán por alguna de sus exposiciones a pesar de su brillantez. Es incombustible. Ambos nos quedamos con las ganas de fotografiarnos juntos como así se procede en mis entrevistas, pero a pesar del buen feeling y respeto, su novia Emma no accedió. La admiración y orgullo de Emma hacia Fernando le es más fuerte que todo eso. B.SHIELDS: Espero, a pesar de la aglomeración de entrevistas que sueles tener que esta sea de tu total agrado. Aunque nos tuteemos, aquí no lo haré. FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ: Como tú quieras. B.S.: En esta época a

ENTREVISTA A UNA INSTRUCTORA GENERAL DE LA SECCIÓN FEMENINA DE LA FALANGE. Los falangistas de verdad sabíamos demostrarlo. La Sección Femenina nunca hemos tenido miedo

 

Foto: Franco con la Sección Femenina.

ENTREVISTA A UNA INSTRUCTORA GENERAL DE LA SECCIÓN FEMENINA DE LA FALANGE

Los falangistas de verdad sabíamos demostrarlo.

¡La Sección Femenina nunca hemos tenido miedo!

Me encuentro frente a una mujer de bandera, fuerte, férrea, enérgica, sarcástica, irónica. Con sus vivarachos ojos verde agua es un placer escucharla. Acaba de cumplir 89 años y sigue sintiéndose orgullosa de quién fue, de la formación a la que perteneció y para la que trabajó, La Falange Española de José Antonio y Pilar Primo de Rivera. Formando e instruyendo a mujeres de España. 

Aparece con nombre ficticio, Marisol Campeador. En el modo de sus respuestas no baja la guardia y pareciera continuar impartiendo clases a sus alumnas.

B. SHIELDS:  Usted fue Maestra y Profesora de Educación Física, y ejerció con ambas carreras ¿verdad?.

M.C.:   Primero hice bachillerato, luego Magisterio y luego Educación Física, y trabajé de profesora de Educación Física durante 11 años hasta que me casé. 

Marisol Campeador

B.S.:    ¿En qué lugares estuvo ejerciendo como profesora de Educación Física?

M.C.:   En Madrid. En el Colegio de las Hijas de Jesús que está en la calle Ayala esquina con Velázquez, también estuve en el Colegio de la Natividad, también en el Colegio Andrada que estaba cerca del Paseo de las Delicias, en el Colegio de San José de Cluny, en el Colegio de las Damas Apostólicas

B.S.:    ¿Qué edades comprendían sus alumnas?

M.C.:   Las edades eran las de aquella época de bachillerato de los años 50 y 60, de 11 a 16 años. 

B.S.:    ¿Estuvo trabajando siempre para la Sección Femenina?

M.C.:   Claro. La Sección Femenina existió hasta mucho después de haberme casado. Desapareció con Felipe González. Vinieron los socialistas y quitaron a la Falange y a la Sección Femenina. El 29 de octubre de 1933 se fundó la Falange, la fundó José Antonio Primo de Rivera y en el 34, Pilar Primo de Rivera, que era su hermana, también quería intervenir y fundó la Sección Femenina de Falange.

B.S.:    ¿Podría definirme exactamente qué era la Sección Femenina?

M.C.:   Pues era una rama de la Falange, que en vez de ser masculina era la femenina y se dedicaba a dar clases de Educación Física, que entonces no se estilaba la Educación Física ni la gimnasia en las mujeres, solamente era cosa de hombres. A las mujeres siempre nos tenían guisando o cosiendo. Y en la Sección Femenina nos espabilamos e hicimos muchas otras cosas, entre ellas la Educación Física que luego se puso obligatoria en todos los centros de enseñanza gracias a la Sección Femenina.

B.S.:    ¿La Sección Femenina solo estaba relacionada con la Educación Física o había otras materias?

M.C.:   Clases de labores, y el Servicio Social que era obligatorio, igual que era obligatorio el Servicio Militar para los hombres la Sección Femenina se hizo para todas las mujeres que buscaran una colocación y pudieran acceder a ellas y se puso obligatorio el Servicio Social. Creo que duraba seis meses. Tres meses eran de teórica y otros tres meses eran de práctica, donde las enviaban a ayudar a las que éramos de la Sección Femenina, a las oficinas y por ahí… La Sección Femenina ayudaba a elevar el nivel cultural de las mujeres. Yo daba clases hasta las obreras que salían a las ocho de trabajar e iban de ocho a diez de la noche porque algunas eran las pobrecillas analfabetas, sus madres las habían puesto a trabajar cuando eran niñas y las habían quitado de la escuela. Una, por ejemplo era mi criada Casilda. La pobre, a los 11 años su madre la puso a trabajar porque España estaba hundida en la posguerra. La Sección Femenina también recuperó el folclore español que estaba perdido. Iban por los pueblos a las señoras ancianitas y les preguntaban si recordaban cómo eran los pasos de los bailes, y así recopilaron y volvió a resurgir el folclore español que estaba olvidado. Solo se mantenían las sevillanas, la jota de Aragón y la sardana. Se recuperaron las jotas gallegas, el baile malagueño, el fandanguillo de Huelva, la jota extremeña, las valencianas… Todo este folclore lo recuperó la Sección Femenina.

B.S.:    O sea, la Sección Femenina formaba a mujeres.

M.C.:   Claro. Hasta clases de religión. Les daba clases de todo. Yo era Instructora General de Sección Femenina, que no era una instructora corriente. Había que hacer unos cursos, no me enviaban porque fuera más guapa o más fea que la otra. Estuve en Las Navas del Marqués, en Ávila, dos años estudiando para Instructora General de la Sección Femenina. Y las que hacían solo Educación Física iban a Madrid y estaban en la escuela un año nada más. Pero yo hice eso porque explicaban otras cosas también además de Educación Física.

B.S.:    ¿Puede explicarme quién fue José Antonio Primo de Rivera?

M.C.:   El hijo de Don Miguel Primo de Rivera que estuvo durante seis años y medio de dictador en España con consentimiento del Rey Alfonso XIII, como éste, más bien estaba cazando y pescando por ahí y no se ocupaba mucho de la nación, pues dio un golpe de estado con consentimiento del Rey. Estuvo durante seis años y medio con una dictadura que se llamó del General Primo de Rivera, que era el padre de José Antonio Primo de Rivera quien fundó la Falange

José Antonio Primo de Rivera 

B.S.:    ¿Qué tiene que decir sobre la muerte de José Antonio Primo de Rivera?

M.C.:   ¡Que lo asesinaron en Alicante!, ¡lo mataron los comunistas!. En primer lugar José Antonio era católico, en segundo lugar hablaba en bien de España y los comunistas lo que querían era destruir España y entregar las llaves de España A Rusia. Si no llega a ser por Falange y por el ejército, que somos los que ganamos la guerra, hubieran ganado los otros y a estas horas seríamos una provincia de Rusia, de Stalin, de Trotsky…, de esos sinvergüenzas.

B.S.:    Si no hubieran asesinado a José Antonio Primo de Rivera, ¿cómo cree que hubiese sido el panorama político hoy en día en España?

M.C.:   No tengo idea porque como lo mataron al pobrecito nada más fundar la Falange. ¡En Alicante se lo cargaron los comunistas! 

B.S.:    ¿Encuentra alguna relación entre Vox y la Falange?

M.C.:   Pues no te lo puedo decir porque yo ahora con la edad que tengo estoy fuera de la política, no sé ni lo que quieren unos y otros, sé que Vox es un partido de derechas y yo me apunto por ser un partido de derechas. Te puedo decir que José Antonio Primo de Rivera cuando fundó la Falange hizo 26 puntos que son los fundamentales. En primer lugar te decía qué era España, en qué consistía y te hablaba del destino de España en lo universal y en la porquería en la que la habían convertido los comunistas que querían gobernar España. Menos mal que no ganaron los comunistas, que ganaron…, mi padre el primero…, el pobre. (Se emociona visiblemente pero con entereza) ¡Que dio la cara!, y dos tíos míos, hermanos de mi padre y un primo de mi padre que murió en la batalla del Ebro, ésta fue dirigida personalmente por Franco y una vez que se tomó la batalla del Ebro se atraviesa el Ebro y ya lo último que quedaba del Ebro hacia arriba, Cataluña y la parte de Navarra… Se tomó y ganó Franco la guerra.

B.S.:    ¿Podría decirme qué fue el franquismo y quién fue Franco?

M.C.:   Se supone que el franquismo fue la época que duró el régimen de Franco aquí en España. Eso será el franquismo, ¿a qué le llaman franquismo?. Supongo que eran los partidarios de Franco. ¡Yo soy española cien por cien y como decía José Antonio Primo de Riveraser español es una de las pocas cosas serias que se pueden ser en el mundo!. Eso lo dijo José Antonio

B.S.:    De todas las reseñas de José Antonio Primo de Rivera, ¿con cuál se queda o cuál quisiera nombrar?

M.C.:   ¡Yo nombraría los 26 puntos de la Falange!. Uno de los puntos hablaba de lo que era la patria y de lo que no era la patria, te hablaba también de lo que eran los sindicatos verticales no de la porquería de los sindicatos horizontales que querían los socialistas y te habla de cincuenta mil cosas que constan ahí escritas, que lo habló José Antonio con sus camaradas. Ten en cuenta que yo tenía en aquel entonces 7 años en aquella época de la formación de la Falange. Sobre lo que decía sobre la Jefatura me lo sé de memoria, La Jefatura es la suprema carga, la que exige la pérdida de la intimidad y averiguar cosas no sujetas a pauta con la acongojante responsabilidad de obrar. Por eso hay que entender la Jefatura humildemente como un puesto de servicio y pase lo que pase no se puede desertar ni por impaciencia, ni por desaliento, ni por cobardía. Esas son alguna de las frases de José Antonio Primo de Rivera.

B.S.:    Doña Marisol, ¿qué opina de la famosa frase Con Franco se vivía mejor?

M.C.:   Lo que opino es que yo vivía mejor, porque estos crímenes, estos asesinatos, estas bandas de sinvergüenzas que actúan por Madrid y por todas partes y empezando por los que gobiernan España, los socialistas, que tampoco son como Dios manda, pues echo de menos a Franco. ¡Ojalá hubiera seguido muchos años!. ¡Se murió Franco y se fastidió todo!. ¡Ojalá hubiera tenido un sucesor como lo era él porque supo levantar a España!. Franco no permitía ni un solo robo. Quien robaba a la cárcel. Incluso se prohibió a los pobres que pidieran en las puertas de las Iglesias porque explicaba que daba una impresión muy fea a los turistas que ya empezaban a visitar España y creó los comedores sociales y albergues para arroparles. Franco desterró la alpargata de España. Y ahora estamos retrocediendo, a pedir en las Iglesias, en los supermercados… Franco levantó a España de la porquería en la que estaba caída con el liberalismo, los socialistas, los comunistas y toda la hecatombe que hubo en el año 36. En el año 40 en España se llamaba el año del hambre. La guerra terminó en el 39, duró 3 años, y como se había gastado el poco dinero que España tenía en armamentos de guerra, en los soldados, en alimentarlos en el frente y todas estas cosas… Y luego, encima, Europa y el mundo no querían reconocer el gobierno de Franco, porque claro, aquí había habido una monarquía, había habido una segunda república que fue igual de fea que la primera, ninguna de las dos sirvió para nada. Se había acabado la dictadura, se había acabado Franco, se había acabado todo, y entonces ¿qué éramos?. ¡No nos reconocían!, y como no nos reconocían porque esto fue una monarquía y el monarca se marchó…, ¡ahí os quedáis!, cogió el barco en Cartagena y se fue para Francia, a Marsella. El Rey Alfonso XIII que fue el último Rey. Pues estábamos abandonados y tuvo que coger el mando Franco que estaba desterrado a Canarias porque hablaba en favor de España, y como había mucha gente en contra de España pues no le interesaba tener aquí a Franco. Cuando Franco vio lo que estaba pasando en España desembarcó por Cádiz, se trajo a los moros de Marruecos, que era un protectorado español entonces, y empezó la guerra Franco por el sur. Y por el norte, en Navarra creo, estaba el General Mola, en Sevilla estaba el General Queipo de Llano, y todos esos son los que hicieron la guerra. Unos por el norte y otros por el sur y Franco que fue avanzando y avanzando hasta que tomó el Ebro. La batalla del Ebro fue la última, que la dirigió Franco personalmente. Y ahí murió mi tío Diego que está enterrado en el Valle de los Caídos.

B.S.:    ¿Y cómo era entonces la libertad con Franco?

M.C.:   A las once de la noche en verano yo me iba a un cine de verano que empezaba a las diez al aire libre y salía a las doce de la noche y con toda tranquilidad me podía ir a casa. O tenía que salir a las cinco de la madrugada a buscar una farmacia de guardia como así he hecho y me iba y volvía con total tranquilidad. ¡Y ahora cualquiera se coge el metro por los pasillos de noche!. A mí ahora me daría miedo salir de noche. No hay seguridad ninguna ahora y con Franco había seguridad, ¡mucha seguridad!. A cualquier hora que salieras. Franco hizo muchísimas cosas, viviendas, la paga extra, pantanos, la Seguridad Social, no se pagaban impuestos, los hospitales…Hizo creo, en complot con la Falange una cosa que se llamó El 18 de julio que era el día del alzamiento nacional cuando se levantó Franco contra los comunistas. El día 18 de julio del año 36 cuando empezó la guerra en España. Había un centro hospitalario que se inauguró y le pusieron El 18 de julio, en memoria de cuando se levantó Franco. También creó las vacaciones obligatorias para todo el mundo y pagadas, antiguamente no había vacaciones. También los salarios y los horarios porque antes de Franco en la época del Rey estaban trabajando los hombres de sol a sol y les pagaban tres pesetas, una birria, y entonces se puso un sueldo justo según las horas y el tipo de trabajo que realizaran.

B.S.:    ¿Qué opina de lo que está sucediendo en el Valle de los Caídos y de la exhumación de la tumba de Franco?

M.C.:   (Muy enfadada) ¡Que son todos unos subnormales!, ¿porque si es un monumento por qué quieren ahora quitarlo?. Es igual que si ahora decimos, vamos a quitar el Arco del Triunfo de París, de los Campos Elíseos. Si se ha levantado en tiempos de unos que fueron héroes en esa época ¡pues dejad el Valle de los Caídos!. Franco lo hizo para unos y para otros, ahí hay enterrados comunistas y no comunistas y nacionales, porque dijo que todos habían caído por España y ¡muchos comunistas no sabían ni a lo que iban!, los obligaban los cuatro idiotas que se creían que iban a defender a España y que querían vender España al Marxismo a Rusia, y a los pobrecitos les prometían el oro y el moro y como eran medio analfabetos todos pues decían, ¡venga pues sí, nos apuntamos!, y se hicieron comunistas sin saber lo que era el comunismo. Por eso Franco dijo, aquí vamos a enterrar a todos los que han caído porque han dado la vida por la patria, y por eso hizo el Valle de los Caídos. ¿Y ahora quiénes lo quieren desenterrar?, ¡¿los cuatro gamberros que no han dado su vida por España y por la patria!?. ¡Que lo que están haciendo es llevarnos a la miseria!

B.S.:    ¿Se refiere a Pedro Sánchez y a Pablo Iglesias?

M.C.:   ¡A los socialistas que tenemos ahí arriba que no saben hacer nada!. ¿Qué han hecho ahora con la epidemia que tenemos?. ¡Nada!. Ponerse la mascarilla, nada más. No han sabido ni impedirla ni controlar las fronteras ni nada de eso. ¡Hala!, ¡que venga aquí todo el mundo!. … Todos los que están yendo ahora de África a Canarias…, no hay control para nada. Viene toda la gentuza y aquí aceptamos a toda la gentuza. ¡Así está España!.

Padre de Marisol Campeador
B.S.:    ¿Puede decirme quién fue su padre?

M.C.:   (Se emociona fuertemente) Mi padre fue una persona muy importante. Para mí la persona más importante del mundo. (Le cuesta hablar con lágrimas) ¡Pobrecito!... porque se jugó la vida. ¡A los 18 años estuvo en la guerra de África!. Cuando era novio de mi madre. Tengo muchas fotografías que le dedicó a mi madre. En una fotografía dice, contemplando las costas de España. El pobre está allí, encima de una roca en el mar y le mandó la fotografía cuando eran novios. Por ahí la tengo guardada. ¡Con 18 años!. ¡Era hijo de militar!, ¡y además un gran militar!, porque mi abuelo, el padre de mi padre fue Gobernador militar. Una categoría. Gobernador hay dos categorías, el civil y el militar, las dos autoridades principales. Yo soy nieta de un Gobernador Militar, sobrina e hija de militares y policías de altos rangos. La milicia la llevo en la sangre por eso se conoce que me metí en Falange, porque Falange es medio militar medio civil. Si hubiera sido hombre hubiera sido militar como mi padre. 

B.S.:    ¿Su padre también fue policía secreta y abogado militar verdad?

M.C.:   Sí. Lo que pasa es que entre los militares más inteligentes y mejores dotados, nombran en los consejos de guerra un abogado y un fiscal y a mi padre siempre lo nombraban abogado defensor. Siempre le tocaba defender a militares que tendrían algunas taras, que sé yo. En fin… Mi padre estuvo trabajando en el Consejo Superior de Justicia Militar de Madrid cuando ascendió a Teniente Coronel y luego ascendió a Coronel. Mi padre tuvo glaucoma cuando iba a ascender a General. Yo ya estaba casada y no recuerdo muy bien cómo fue eso. 

Padre de Marisol Campeador

B.S.:    ¿Podría relatarme alguna de sus proezas que quiera y/o pueda o se atreva a contarme sobre él?.

M.C.:   Yo tenía cuatro años cuando la guerra. Le dieron permiso en la guerra y vino a vernos pues no conocía ni a mi hermana pequeña que nació justamente tres meses antes de que empezara la guerra. Nació en marzo y en julio empezó la guerra, se tuvo que marchar a la guerra y cuando vino, mi hermana pues tenía creo cerca de un año. Mi padre fue el que llevó a cabo la batalla ahí en Jaén. Eso sí puedo contarlo. Y liberó a los de Santa María de la Cabeza, la batalla que hubo ahí. Y se refugiaron todos los que vivían ahí en Andújar, en el norte, en la ermita de la Virgen de Santa María de la Cabeza. Mi padre era el que iba en cabeza y liberó a toda esa gente, ganó a los comunistas de ahí. Recuerdo que yo era niña y llegó con un montón de medallitas pequeñitas de la Virgen de Santa María de la Cabeza, para mi abuela, para mi tía tal…, mi tía…, mi madre…, y todo el mundo se la ponía en la solapa. Yo conservo una guardada. Sé que mi padre tuvo muchísimas condecoraciones, la de la Orden de San Hermenegildo y tantísimas otras que no recuerdo con la edad que tengo. 

Padre de Marisol Campeador

 B.S.:    ¿Ha oído alguna vez que a la Sección Femenina se le asemejaba a una ideología nazi?

 M.C.:   ¿Quiénes son las que nos comparan?, ¡porque son unas   analfabetas si lo piensan así!, ¡porque va mucha diferencia!.   Yo  no conocía a los nazis ni cómo los educaban, pero en   la  Sección  Femenina les daban clases de cocina, de labores,   de Educación   Física, de deportes, cosas que en España no se   habían dado   nunca. Era una vergüenza cuando se escuchaba   por radio y   leía en los periódicos, en Alemania, en EEUU, en   Francia tal   persona campeón o campeona de no sé qué, y aquí en España   no sabíamos ni mover un brazo y la Sección Femenina fue la que dijo, ¿esto qué es?. Y sin embargo ahora mismo somos campeones mundiales de muchísimos deportes. Y en España entonces no se hacía nada, la Sección Femenina fue quien enseñó la Educación Física, fue lo primero, más clases de labores, de cocina y de muchísimas cosas, y si a eso nos llaman que somos unas tales y unas cuáles, pues son unas analfabetas, unas comunistas-socialistas analfabetas las que piensan así. 

La Sección Femenina 

B.S.:    Ciertamente en España resaltamos por grandes deportistas de élite a nivel mundial.

M.C.:   Gracias a la Falange y a la Sección Femenina. Yo de pequeña nunca hice gimnasia en el colegio y empecé a hacerla cuando empecé a estudiar magisterio porque se puso la gimnasia obligatoria desde la Sección Femenina.

B.S.:    Doña Marisol, ¿por qué cree que hay tanto odio por un lado a la Sección Femenina e incluso a confesar muchos que pertenecieron a ella?

M.C.:   ¡Yo no tengo miedo!. ¿Por qué iba a tener miedo?

B.S.:    ¿Y antes?

M.C.:   ¡Tampoco!. La Sección Femenina nunca hemos tenido miedo lo que pasa es que había otros que nos tendrían odio. Eso sí. Odio a la Sección Femenina nos tendrían, las muy lagartonas esas que eran comunistas, pero, ¡¿miedo?!. ¡La Sección Femenina nunca hemos tenido miedo!

B.S.:    Desde luego usted con 89 años ahora no está demostrando miedo. ¿Lo lleva en la sangre igual que su padre y su abuelo y sus tíos?

M.C.:   En la sangre llevo ¡a la patria!, que me hizo conocer a la Sección Femenina. Soy española cien por cien. Como he dicho antes que decía José Antonio Primo de Riveraser español es una de las pocas cosas serias que se puede ser en el mundo. Así que yo soy española cien por cien y la Sección Femenina me enseñó, entre otras cosas, a ser española cien por cien.

B.S.:    ¿Cómo vería ahora que hubiera un movimiento igual a la Falange o que resurgiera la Falange?

M.C.:   ¡Ojalá!. ¡Ojalá surgiera la Falange pero la Falange de verdad!, no a cuatro gamberros que digan ¡somos falangistas! y luego hagan lo que les dé la gana, porque hay muchos que han hecho muchas cosas con la excusa de, es que yo como soy falangista y tal, y con la cosa de que decían que eran falangistas se buscaban unos empleos que les daban engañando a la gente. ¡Ni eran falangistas ni nada de nada!. Los falangistas de verdad sabíamos demostrarlo. Nunca hemos hecho el gamberro ni nada de esas cosas que hacen hoy en día toda esta gentuza que hay en los socialistas por ejemplo. En la época esta antigua, eran peores los comunistas que los socialistas, pero hoy en día, como los que gobiernan son los socialistas pues para mí son peores que los comunistas. Los comunistas son todos unos analfabetos porque comunismo quiere decir comunidad y una comunidad se puede dar sólo y exclusivamente en una comunidad de religiosos o de religiosas que viven todos en comunidad. Pero ¡¿un comunismo en una sociedad donde la gente es completamente diferente?!. A mí me dan un trabajo y voy y hago el trabajo y el mismo trabajo que me dan a mí se lo dan a otra persona, pero resulta que la otra persona es una vaga, se dedica a hacer el tonto, no hace nada y ¿al cabo de un año todo lo que yo he hecho se va a repartir entre todos los vagos que no han hecho nada?. ¡Es que no saben lo que es el comunismo!. Que le pongan otro nombre a estos señores porque no saben lo que es el comunismo porque un comunismo es una comunidad. Yo estaba en el Colegio de San José de Cluny, que es una congregación francesa que estaba en Pozuelo de Alarcón y me acuerdo que a una monja fue su padre a visitarla y le llevó de regalo un par de zapatos, ¿qué hizo la Superiora?, como esa no necesitaba los zapatos y había otra monja que estaba medio descalza se los dio a la otra. Pues eso es una comunidad, eso es un comunismo. Pero, ¿un comunismo aquí?, ¡¿me pongo yo a trabajar como una negra y el que haga el vago que no trabaje y al año siguiente hay que repartirlo otra vez todo entre el vago que no ha trabajado¡?. ¡No señor!. En una sociedad no se puede dar el comunismo. Es absurdo porque no todo el mundo tiene la misma capacidad intelectual, ni es igual de trabajador, ni nada de esas cosas.

B.S.:    ¿Qué es el capitalismo?

M.C.:   El capitalismo, pues mira fue el responsable de que surgiera el comunismo porque los capitalistas lo querían todo para ellos y tenían a los pobres obreros trabajando de sol a sol por 3 pesetas que le pagaban, y claro, como no tenían para mantener a su familia y estaban todo el día trabajando los pobres, llega un momento en el que se rebelan contra los capitalistas, y por eso surgió el comunismo. Así que los capitalistas son los responsables de que existiera después el comunismo. Tendrían que haber sido más humanos con los obreros que tenían a su cargo.

B.S.:    ¿Podría describirme cuál es la situación sociopolítica?

M.C.:   Yo no, porque es tan asquerosa y tan repugnante que prefiero no saber  nada. Prefiero ver a Belén Esteban antes que a Pedro Sánchez porque tan imbécil es el uno como la otra ¡y son los que triunfan en TV!. ¡Pedro Sánchez esto…, Belén Esteban lo otro…!. Pues para mí los dos son iguales.

B.S.:    Me decía que no le gustan los “ismos”. Capitalismo, socialismo, comunismo, marxismo, leninismo…

M.C.:   Todos los que terminen en “ismo” son erróneos, hay que ser nacional, no nacionalismo, y más repartir las cosas entre unos y otros sin que esto sea comunismo. Todos los “ismos” para mí son absurdos. Hay que ser nacional y ya está y no tener un nacionalismo sino una nacionalidad.

B.S.:    Una de las capacidades que tuvo Franco fue colocar a España en la octava potencia mundial después de levantarla de una guerra donde existía un gran analfabetismo. ¡¿Eso fue un gran mérito!?

M.C.:   ¡Y tan mérito!, ¡que me lo digan a mí que viví el año del hambre en el año 40!. Recuerdo que no había nada en los escaparates y yo volvía del colegio un día que salíamos por la tarde y en una tienda de ultramarinos que estaba el escaparate vacío habían puesto un queso de bola y había dos soldados que estaban paseando, les habían dado permiso y pararon allí. Claro, como era el año del hambre un soldado le dijo al otro, ¡uy mira, ya tenemos queso de bola en España!, y el otro le respondió, ¡ah sí, si en España hay de todo, lo que no hay es dinero para comprar! (Se emociona visiblemente) Los sueldos eran una birria. Mi madre me daba a lo mejor ¡y cuando me lo daba!, ¡10 céntimos!, se llamaba entonces una perra gorda y con eso no teníamos más que para comprar quizás un cartuchito pequeñito de pipas o algo así. No teníamos ni para un caramelo. No nos daban dinero. Había lo que se llamaba cartillas de racionamiento que se dio en tiempos de Franco para que todo el mundo tuviera sus cupones y los cortaran. Pues tú ibas a comprar, ¿qué es lo que te falta?, azúcar, arroz, garbanzo…, porque chucherías no se compraban nunca, y te recortaban el cupón del arroz, garbanzos, lentejas… Ya está, y no podías ir al día siguiente porque el empleado que te despachaba si te veía que el cupón del arroz o de los garbanzos por ejemplo estaba cortado, ya no te podía dar más porque estaba racionado y tú te habías llevado tu ración y con eso tenías para vivir. Y el pan que era un pan pequeñito, con eso tenías para desayunar, para comer, para merendar y para cenar. Para todo. Y en (se omite ciudad), desde el puente de (se omite nombre) sobre el río (se omite nombre), ¡cuántas veces se veían las vereditas en una montañita por donde se iban los estraperlistas que todos iban por el mismo caminito a Portugal, y se traían de estraperlo pan. Muchas veces mi madre para cenar, mandaba a la criada a la calle (se omite nombre) que llegaba hasta una plaza alta y allí, por las noches, se ponían las estraperlistas a vender pan. Un pan que a lo mejor te costaba 10 céntimos pues ellas te lo vendían a 30 céntimos por ejemplo y tenías que pagarlo porque a lo mejor te faltaba el pan para la cena o el desayuno. Las estraperlistas se hicieron ricas. No sé por qué no las persiguieron entonces y el dinero y las cosas que les quitaban las estraperlistas haberlas puesto luego en beneficio de los demás que formaban la sociedad. Pero eran gentes que necesitaban comer y las pobres pues se iban andando hasta Portugal, a 14 kilómetros. En lugar de irse por la carretera se iban por una montañita que se veían las vereditas por donde iban. Traían pan y lo que podían.

B.S.:    Iban escondidas claro.

M.C.:   Claro, iban por ahí, por la carretera no porque la Guardia Civil y los que estaban en la frontera no les dejaban pasar, hacía falta un pasaporte, no es como ahora que puedes ir por toda Europa ya sin pasaporte. Entonces era obligatorio.

B.S.:    ¿Qué opina de la Unión Europea?

M.C.:   Pues no lo sé porque como ya me he llevado tantas desilusiones con la posguerra que ya no quiero saber nada porque es que ya no me fío ni de la Unión Europea ni de la unión con nadie. Lo que sé es que en las épocas difíciles nos ayudó un poquito Portugal. (Vuelve a emocionarse) Como lo teníamos al lado nos echaban una mano, y, Perón, que era el presidente de Argentina. Yo no sé por qué razón Franco era muy amigo de él y nos mandaba trigo, arroz…, lo que podía de allí, y hacíamos el pan en España. Perón nos salvó de muchas cosas gracias a Franco que se hizo amigo suyo. Algo le daría Franco a cambio como es natural.

B.S.:    Usted que ha estudiado también Historia por la pasión que tiene, ¿qué opina que haya distintos libros escolares sobre la Historia de España?.

M.C.:   Ahí tienen la culpa el presidente de la nación y los académicos que lo permiten porque la Historia siempre es la misma. ¿Por qué la van a cambiar?, ¡que no se la inventen!. La Historia es tal y como ha sucedido. Toda la vida de Dios los libros han sido siempre iguales. Según se va sucediendo se van haciendo. O según les convenga a estos tíos porque como ahora cada uno piensa de una manera y dicen que todos tienen razón…

B.S.:    ¿Qué opina de la creación de la Memoria Histórica?

M.C.:   Exactamente no sé lo que es eso. Sigo sin comprender semejante cosa tan absurda. ¿Por qué no dejan tranquilos a los muertos donde están?. Si dijéramos que van a sacar una ventaja al desenterrarlos y ver dónde están y dónde no están. El alma está en el cielo y del cuerpo lo que quedarán son cuatro huesos y medio. ¿Qué van a hacer con los huesos?, ¿echárselos a algún perro?. Pues no me extrañaría porque los socialistas son capaces de eso y de mucho más.

B.S.:    ¿Qué opina de la retirada y propuesta de calles como por ejemplo Los Caídos de la División Azul?

M.C.:   Pues que son idiotas porque ahora los comunistas el día de mañana querrán poner a una calle Pedro Sánchez y otra Pablo Iglesias. ¿Los que vengan después también van a quitar a Pedro Sánchez y a Pablo Iglesias?. Si hicieron algo por España bueno o malo y lo han puesto ahí, ¡déjalo tranquilo!

B.S.:    La Avda. Pablo Iglesias sí existe en Madrid.

M.C.:   Yo no sé por qué si los padres o los abuelos son idiotas y los hijos son superdotados, ¿por qué razón tienen que seguir con las idioteces del padre?. Si Pablo Iglesias, su abuelo o su bisabuelo era un comunista idiota y tonto ¿por qué él tiene que seguir ese ritmo?. ¡Pues no señor!. Si tú tienes dos dedos de frente más que los que tuvo tu padre o tu abuelo pues deja eso ya…

B.S.:    ¿Qué opina sobre los reyes que se mezclan con plebeyas?

M.C.:   No mi importa siempre que sea una persona inteligente, decente y normal, no una Belén Esteban por ejemplo. Como Belén Esteban ahora está para todo. ¡Ahora es la reina de España! (Con mucha ironía)

B.S.:    He visto cómo usted se ha emocionado en más de una ocasión a lo largo de la entrevista.

M.C.:   Pues será cuando hablaba de mi padre que se jugó la vida con 18 años en África y luego la guerra de España y defendió entre otras el Santuario de la Virgen de la Cabeza en Jaén

Marisol Campeador y su padre

B.S.:    ¿Y su abuelo en qué guerras estuvo?

M.C.:   En Filipinas y en Cuba. Uno de los baúles que tengo es donde llevaba todos los correajes, las ropas y mudas porque no sabía cuánto iba a durar la guerra cuando se fue a Filipinas. Cuando perdimos Cuba y Filipinas que fueron ya las últimas posesiones que perdimos de todo lo que habíamos ganado.

B.S.:    ¿Podría definirse a sí misma?

M.C.:   Yo hubiera sido si me hubiera dedicado a la interpretación, una gran directora de escena. Hubiera hecho obras extraordinarias de teatro porque hay que ver lo que yo presenté en Madrid cuando estaba  con una obra de ballet, que yo en mi vida había bailado ballet y me inventé toda la coreografía. Las felicitaciones que recibí fueron extraordinarias.

B.S.:    A lo largo de su vida ¿nunca ha bajado la guardia con la disciplina?

M.C.:   La disciplina hay que tenerla para todo, si no hubiera disciplina esto se convierte en una merienda de negros, como decía Inés, una de mis profesora de Pedagogía. No sé en qué consistirá una merienda de negros. 

Marisol Campeador el día de su boda

B.S.:    ¿Eso es lo que hay hoy en día, una merienda de negros?

M.C.:   Eso. Y la mejor presa a lo mejor se la lleva Pedro Sánchez. Con la pandemia tan gorda que hay lo deja a las Comunidades Autónomas que son todos unos analfabetos.

B.S.:    ¿Qué opina de las CCAA?

M.C.:   A mí no me gustan. Empezaron a hacerlas diciendo que así se gobernaba mejor, pues a mí no me gustan. Me gustaba más una Jefatura Central con su gobierno, había su gobierno militar y el gobierno civil en cada provincia y funcionaba todo mejor estupendamente. Hablando de ello me río porque… El Estado Mayor de Franco nombraba a los gobernadores civiles de las provincias, y en (se omite ciudad) no había gobernador civil porque había muerto e iban a nombrar a uno nuevo. Y llegó el nuevo con mucha ínsula diciendo, porque vamos a hacer esto y vamos a obrar con esto y vamos a obrar con lo otro…, y luego no hacía nada de nada y la gente empezó a llamarle el estreñido porque no terminaba de obrar.

B.S.:    ¿España era una, grande y libre?. ¿Cómo la definiría ahora?

M.C.:   España era una merienda de negros como decía mi profesora de pedagogía. De momento es libre de no pertenecer a ningún imperio ¡pero lo de una!... Hay que ver los puñeteros catalanes que son idiotas y se quieren independizar con su idioma y con su bandera. Y grande era en la época del imperio cuando éramos un imperio en el que no se ponía el sol. ¡Somos idiotas los españoles que estamos pagándole el sueldo a los que no están haciendo nada!. Es igual que lo de Gibraltar, la gente dice, ¡déjalo!, ¡qué más da!, ¿nos vamos a meter en guerra?, si es que no hay que tomarlo por  guerra, es que nos lo tienen que devolver porque ¡fue robado!. Los ingleses son unos ladrones. Cuando hubo la guerra de sucesión que estaba el Rey Carlos II que estaba majareta, decía que hacía falta otro Rey. Los españoles se dividieron en dos bandos, unos querían que viniera un descendiente de los Borbones, francés, y el otro bando quería que viniera el alemán. Una de las hijas de los Reyes Católicos se casó con el Rey de Francia y la descendencia por lo tanto correspondía también a los españoles igual que a los franceses y la otra hija, Juana la loca, se casó con el emperador alemán. Los mismos derechos tenían los alemanes que los franceses. Hubo una guerra y los españoles pidieron ayuda y vinieron los ingleses y estos entraron por Gibraltar. Cuando termina la guerra con la Paz de Utrech los ingleses que habían tomado Gibraltar ¡dicen que es para ellos!. ¡¿No habéis venido a ayudarnos?!. ¡Pues se quedaron con Gibraltar!. Era un peñasco que no servía para nada pero el sitio estratégico que tiene en el mediterráneo es muy interesante. ¿Qué ayuda tuvimos?, ¡lo que tuvimos fue un robo!. Pero hay ingleses que tienen los cinco sentidos bien puestos y piden que se devuelva a España. Es como si los españoles fuéramos a ayudar a los ingleses y tomamos Londres y nos quedamos con ello, ¿cómo les sentaría?. ¡Nos robaron Gibraltar y la isla de Menorca!, pero Menorca nos costó una guerra, tuvimos que luchar contra ellos y pasó de nuevo a España. Pero Gibraltar no lo sueltan porque el sitio tan estupendo que tienen entre dos océanos para embarcar y desembarcar ellos no lo sueltan. Fue un robo a mano armada. Yo ya, como me voy a ir al otro mundo, desde allí arriba miraré a ver cómo está España. Me asomaré por una estrella por las noches y diré, ¡voy a ver la iluminación cómo va!, porque nada más hay iluminación eléctrica pero luz de aquí no hay nada (señala la frente) 

B.S.:    ¿Si le diéramos la independencia a los catalanes, a los vascos, a los gallegos, etc., qué sería España?

M.C.:   Pues seríamos una nación ridículamente pequeña. Ya no sería España, pues si cada una es independiente, se llamaría nación a una porquería. ¿¡Cómo va a ser nación solamente Cataluña, solamente Galicia o solamente Andalucía!?. ¡Qué tontería!. Sería destrozar la Historia de España y destrozar a España. Me da una pena tremenda después de lo que hemos luchado en la guerra. ¡Fueron tres años de guerra!. ¡Y en el año 40 donde España pasó tanta hambre y pudimos subir un poquito y salir adelante!. Cuando hice la primera comunión en el año 41, dos años después de acabar la guerra, no se trabajaba en las fábricas, el suelo español estaba abandonado porque había sido zonas de guerra. Tuvimos que traer todo de fuera, no teníamos dinero porque se había gastado todo en la guerra, nadie nos fiaba, nadie se fiaba de España porque el Rey Alfonso XIII se fue y se proclamó en España la república que fue tan mal y tan espantosa que fue por lo que también se sublevó la gente y se estableció la guerra. Y por fin tuvimos la Jefatura de Franco. El general más joven que ha habido en la Historia por méritos que tuvo en la guerra de África y por la manera de comportarse.

B.S.:    Hemos acabado. ¿Quiere usted añadir algo más?

M.C.:   ¡Una leche para Felipe González que empezó!. Y eso que de todos ha sido el mejor porque hay que ver el idiota del GuerraSánchez y todos los secuaces lo único que hacen es poner la mano a fin de mes, pero ¡¿gobernar?!. ¿Recuerdas lo que te he dicho antes de la Jefatura de la Suprema Carga que decía José Antonio Primo de Rivera?. ¡Pues que se aprendan la frase esa!. La Jefatura es la suprema carga, la que exige la pérdida de la intimidad y averiguar cosas no sujetas a pauta con la acongojante responsabilidad de obrar. Por eso hay que entender la Jefatura humildemente como un puesto de servicio y pase lo que pase no se puede desertar ni por impaciencia, ni por desaliento, ni por cobardía. ¿Quiénes son los que consideran aquí en España ahora como un puesto de servicio?. ¡Ninguno!. Todos van a poner la mano a final de mes ¡y no hacen nada!







Por B. SHIELDS
Escudo Veraz

Comentarios

Entradas populares