Ir al contenido principal

PASEN Y VEAN

ENTREVISTA A FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ. El traidor no es buena persona, siempre lo paga. Es no ser fiel a sí mismo.

  Fernando Sánchez Dragó ENTREVISTA A FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ El traidor no es buena persona, siempre lo paga. Es no ser fiel a sí mismo. Hoy me encuentro en casa del archiconocido y eminente Don Fernando Sánchez Dragó . Autor de más de 40 libros entre novelas y ensayos y con infinitos recorridos por TV, radio y otros medios donde deleita a propios y extraños, al igual que esta entrevista. Sánchez Dragó siempre da el do de pecho y reconoce que le criticarán por alguna de sus exposiciones a pesar de su brillantez. Es incombustible. Ambos nos quedamos con las ganas de fotografiarnos juntos como así se procede en mis entrevistas, pero a pesar del buen feeling y respeto, su novia Emma no accedió. La admiración y orgullo de Emma hacia Fernando le es más fuerte que todo eso. B.SHIELDS: Espero, a pesar de la aglomeración de entrevistas que sueles tener que esta sea de tu total agrado. Aunque nos tuteemos, aquí no lo haré. FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ: Como tú quieras. B.S.: En esta época a

ENTREVISTA A JOSÉ MANUEL FRANCO, DELEGADO DEL GOBIERNO, Somos más papistas que el Papa

 

José Manuel Franco y B. Shields


ENTREVISTA A JOSÉ MANUEL FRANCO, DELEGADO DEL GOBIERNO

Somos más papistas que el Papa

Me encuentro en la Delegación de Gobierno en Madrid en compañía de Don José Manuel Franco, Delegado del Gobierno en la Comunidad de Madrid desde el 12 de febrero de 2020. Lleva en política desde 1995 cuando fue nombrado diputado en la Asamblea de Madrid, siendo portavoz de la Comisión de Transportes, Presidente de la Comisión de Presupuestos, Secretario general, Portavoz y Portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Socialista, y en 2019 diputado en Madrid por el Congreso de los Diputados. Ahí desempeña las funciones de Presidente de la Comisión de Educación, Vocal de la Diputación Permanente, Vocal de la Comisión de Defensa, Vocal de la Comisión de Interior y miembro suplente de la Delegación Española en la Asamblea Parlamentaria de la OTAN. También, en la actualidad es Secretario General del PSOE de Madrid.

B. SHIELDS:  Esto, no es más que un breve historial sobre su carrera política. Algo se me escapará.

JOSÉ MANUEL FRANCO:    Ya te dije que me tutees por favor.

B.S.:    De acuerdo. Disculpa. Tanto mejor. Has leído algunas de mis entrevistas realizadas a otros políticos. Y creo que tú, personalmente, permíteme la expresión, eres una persona muy jugosa para entrevistar.

J.M.F.: (Riendo) Y en estos días más que nunca.

B.S.:    Quiero que me concretes cuáles son las funciones de un Delegado de Gobierno, o sea, las tuyas. ¿Cuáles son exactamente las funciones que desempeñas?

J.M.F.: Pues las funciones de un Delegado del Gobierno, aunque mucha gente se crea que solo tienen que ver con el orden público, como controlar manifestaciones y todo tipo de eventos, con ser el responsable de la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad de Madrid, pues tiene otras funciones que yo considero que son muy importantes y que tienen un carácter social. Por ejemplo, tenemos que llevar el control de todo lo que tiene que ver con extranjería, con sanidad exterior, la sanidad del aeropuerto de Barajas. Lo que tiene que ver con los controles sanitarios en el aeropuerto de Barajas por ejemplo, también dependen de la Delegación del Gobierno. En definitiva, la Delegación del Gobierno tiene todas las competencias del Gobierno de España que no están transferidas a las Comunidades Autónomas. Esa es la función.

B.S.:    Espero que te sientas a gusto con la entrevista, aunque no suelo salirme de mi perfil de zas, zas, zas, pero vuelvo a reiterar, teniendo a alguien de tu talla, creo que merece la pena. Lo dicho, espero que te sientas a gusto.

J.M.F.: (Sonríe) Esperemos que sí.

B.S.:    ¿Qué le lleva a uno a ser socialista?

J.M.F.: Lógicamente una serie de convicciones. En mi caso concreto buscar la justicia social, es decir, me lleva a ser socialista una rebeldía interior ante las injusticias que hay en la sociedad española en este caso. Y ese espíritu de rebeldía te hace pensar que hay que hacer algo para cambiar la sociedad española. Empecé a tener esa conciencia en torno a los 18 o 20 años, luego tuve la suerte de encontrarme en mi época universitaria con Enrique Tierno Galván. Para mí fue un auténtico referente desde ese momento y las inquietudes estas políticas de intentar buscar una sociedad mejor, que es de lo que se trata. Una sociedad más equilibrada, donde haya un reparto más equitativo de la riqueza, donde puedas tener igualdad de oportunidades hayas nacido donde hayas nacido, tengan tus padres el poder adquisitivo que tengan, que tú, con tu trabajo, por tus méritos y, con la ayuda, por supuesto de las instituciones, puedas acceder, a una educación, por ejemplo, adecuada. Que al margen del lugar de tu nacimiento y dentro de tu poder económico, puedas tener asegurada una sanidad pública de calidad. Es decir, a mí me hace ser socialista el buscar la seguridad, ayudar a que la sociedad española tenga la seguridad de que una persona, desde que se nace hasta que se muera, tenga sus necesidades básicas cubiertas. Cuando naces, nacer en un hospital público con las condiciones adecuadas, cuando entras en edad escolar, tener la educación pública a la alcance de cualquier ciudadano, cuando llegas a la universidad, igual. Cuando buscas trabajo, pues que la sociedad tenga la legislación adecuada para que nadie pueda abusar de tu…

B.S.:    ¿Estatus?

J.M.F.: Sí. De tu estatus, y que nadie pueda, digamos, infravalorar tu trabajo en términos económicos. Cuando llega la jubilación, pues tener derecho a una jubilación digna amparada por las instituciones, por el Estado. Esos eran, digamos, los motivos por los cuales había que luchar y por eso soy socialista, al margen, como decían, recuerdo una magnífica conferencia de Enrique Tierno Galván que me dio la pista para poder canalizar estas inquietudes, a través del Partido Socialista Popular y luego a partir de Partido Socialista Obrero Español.

B.S.:    Es curioso, cuando entrevisté a José Luis Pedreira también me habló con esa fascinación de Tierno Galván.

J.M.F.: ¡Sí!, un personaje muy importante.

B.S.:    ¿Es cierto que existe el socialismo y el sanchismo?. ¿Podrías explicarme la diferencia?

J.M.F.: No. Para mí, el representante del socialismo ahora mismo en España es Pedro Sánchez y además es un digno representante. Y creo que las políticas que están aplicando en su gobierno son políticas socialistas de verdad.

B.S.:    ¿Cómo lleváis la fusión PSOE - Podemos?. ¿Qué pros y contras hay?. ¿Estás de acuerdo con ello?

J.MF.:  ¡Sí!, estoy de acuerdo porque es una experiencia que no tenía antecedentes en la historia democrática de España. Era la única posibilidad que había para formar un gobierno progresista. La única posibilidad de llevar a la práctica lo que los ciudadanos votaron en su momento. Los ciudadanos en España apostaron por una mayoría de izquierdas y la única posibilidad de que esa mayoría de izquierdas pudiese gobernar era en coalición con Podemos. Es una situación nueva, a la cual tenemos que adaptarnos tanto los socialistas como Podemos. Cualquier situación de este tipo, novedosa, encierra sus riesgos, sus incomprensiones a veces. Creo que el balance que se puede hacer de este año que llevamos en coalición, creo que es positivo.

B.S.:    Delegado viene de delegar, te delegan muchas gestiones y también “fabricas”, perdón por la expresión, otras gestiones. ¿Puedes contarme cómo funciona esto de delegar públicamente y qué viene de Presidencia, de Moncloa, para que tú delegues?

J.M.F.: ¡Sí!. ¡Efectivamente!. El Delegado es, Delegado del Gobierno de España en la Comunidad de Madrid, con lo cual, de algún modo, el Delegado del Gobierno tiene que velar porque las políticas que el Gobierno de España aplica en el conjunto del territorio, pues en Madrid se materialicen. Ayudar a que así sean, y tiene que ser la voz y los ojos del Gobierno de España en la Comunidad de Madrid. Con todas las consecuencias.

B.S.:    Que repercute al resto de España.

J.MF.:  Sí, y aparte pueden hacerse cosas, podemos tener iniciativa propia al margen del Gobierno de España. De hecho a mí me gusta tener iniciativa propia. Yo, cuando he llegado a esta delegación, aunque la pandemia nos ha paralizado a todos, he llegado con la idea de aproximar la Delegación del Gobierno al pueblo de Madrid en este caso. Aunque suene muy grandilocuente es así. Poner esta institución, con todas las consecuencias, incluso en el ámbito físico, ¡estas instalaciones!. Ponerlas al servicio de los madrileños, que esto sea la casa de los madrileños, que acudan no solo a resolver trámites burocráticos sino que consideren como suya esta institución. ¡La Delegación del Gobierno en Madrid!.

B.S.:    ¡Es muy romántico eso!, ¿no? (Sonrío)

J.M.F.: ¡Es que yo soy romántico!. Es mi anhelo. (Se sonríe)

B.S.:    Posees la Cruz de la Orden al Mérito Militar con distintivo blanco de tercera clase desde el año 1993. ¿Cuáles fueron los motivos y méritos?. ¿Esto también es romántico?

J.MF.:  (Sonríe)… No sé… Igual no es merecida esa distinción. Soy funcionario de carrera y he estado en el Ministerio de Defensa 12 años, y cuando mis superiores decidieron proponerme para esta medalla y luego me la concedieron ellos han valorado un trabajo que ellos han creído que había sido un buen trabajo. Siempre desde la lealtad, eso sí, a mis superiores, y siempre buscando lo mejor en aquel momento para el Ministerio de Defensa desde mi humilde contribución. Pues un comportamiento, insisto, basado en la lealtad y en la búsqueda permanente del trabajo bien hecho.

B.S.:    Pareces un político de vocación.

J.M.F.: Bueno, lo intento, porque el que está en política si no tiene una vocación, no debería estar. En política hay que estar con vocación, y con ganas de cambiar las cosas y mejorarlas sino hay que buscar otra alternativa.

B.S.:    Creo a estas alturas, humildemente, puedo percibir a un político vocacional. ¿Por qué se autorizó la manifestación del 8M del pasado 2020 cuando se desaconsejaban otras concentraciones?. Algunas se prohibieron, como el Congreso Evangelista alegando que había gente procedente de países con altos contagios. Admitían que aquí los contagios eran más altos pero que no sea hacían test. Esto es una constante como pregunta desde entonces y quién mejor que tú para que la puedas responder con contundencia.

J.M.F.: (Se acomoda en el sillón) Para empezar, es casi un lugar común porque lo digo tantas veces. Las manifestaciones no se autorizan.

B.S.:    ¿No se solicitan?

J.MF.:  No se solicitan, se comunican. Es algo que mucha gente desconoce.

B.S.:    O sea, ¿cuando uno se quiere manifestar se comunica a Delegación de Gobierno?

J.M.F.: Eso es, se comunica a Delegación de Gobierno, quiero manifestarme tal día a tal hora. Y la manifestación va a discurrir por estas calles. Incluso se nos da el número de personas que estiman que puede ir y los motivos por los cuáles se manifiestan. Simplemente se comunica, lo que ocurre es que luego la Delegación de Gobierno, en función de esos datos que nos dan tiene que pedir informes al Ayuntamiento de Madrid por los lugares por los que discurre. Si hay algún problema a Policía Nacional, y ahora mismo también, es el hecho diferencial, también a la Consejería de Sanidad. ¡Pero!… ¡La del año pasado!. ¡La del 2020!. En aquel momento, como las manifestaciones no se autorizan sino que eventualmente se prohíben, para prohibirlas, al ser un derecho fundamental, artículo 21 de la Constitución, tiene que ser por motivos muy concretos y muy tasados. No puede ser caprichosa una prohibición. Nunca. Entonces, en aquel momento no había ningún informe que nos dijese, esta manifestación no se puede celebrar porque ponemos en peligro la salud de los madrileños. Como no había ningún dato objetivo para prohibirla y como estábamos hablando de un derecho fundamental…, pues por eso no se prohibió.

B.S.:    Entonces, algunos informes que salieron después donde se decía que el gobierno sí tenía conocimiento desde enero y por tanto sí se les había comunicado por parte de la OMS, por ejemplo, anunciando que era un peligro…

J.M.F.: … No sé…

B.S.:    O sea, ¿eso no es cierto?. ¿Esos comunicados no son ciertos?

J.M.F.: A la Delegación de Gobierno no llegó ningún dato que nos hiciera pensar que poníamos en riesgo la salud de los madrileños. Si lo tuviéramos, obviamente, se hubiese prohibido. Claro.

José Manuel Franco y B. Shields

B.S.:    Me viene a la memoria el vídeo viral de Irene Montero, la Ministra, donde la grababan in fraganti después de la manifestación del 8M del año pasado y en el que admitía, "La bajada del 8-M fue por el coronavirus, pero no lo voy a decir...". ¿Esto cómo se interpreta?

J.M.F.: Yo me quedo con los datos que teníamos aquí… No voy a entrar en interpretaciones… Los datos que aquí teníamos… Porque también se comentó de forma interesada y torticera… Porque luego afortunadamente la justicia llegó a la conclusión de que yo había hecho lo correcto, ¿no?. Pero también alguien estuvo interesado en vender, en difundir, que aquí habían llegado unas resoluciones de la Consejería de Sanidad donde hablaban de riesgo, y eso es radicalmente falso como se demostró en Sede Judicial. Lo que aquí llegó a las 21.00h del día anterior al 8M, y quiero resaltar la hora, llegaron dos notificaciones de la Consejería de Sanidad que hablaban de que en los centros hospitalarios se suspendían unos cursos de formación y que en un centro de mayores…, pues se suspendían determinadas actividades. Nada más. Pero en ningún momento en esas resoluciones, en esas notificaciones, en ningún momento se nos decía, tengan ustedes en cuenta la situación sanitaria por lo tanto tomen… Simplemente se comunicaban esos dos actos.

B.S.:    O sea, ¿la Consejería de Sanidad envía esos informes diciendo que se suspendían esos dos actos y no explicaban el motivo, el por qué?

J.M.F.: El motivo era… El motivo era…, el virus. ¡Claro que sí!. Pero claro, era circunscrito a dos lugares que obviamente tenían un peligro evidente, un hospital y un centro de mayores. Pero en ningún momento se nos dice, teniendo en cuenta que estamos tomando esta medida pues ustedes tomen todas las precauciones. No. En absoluto. Se limitaban a esos dos temas concretos, eso era todo lo que había. Y claro, eso no era ningún dato objetivo, potente para prohibir algo tan importante como el ejercicio de un derecho fundamental.

B.S.:    Para este 8M en principio autorizaste la manifestación feminista y que no superase un máximo de 500 personas.

J.M.F.: (Se acomoda) Como se dice en estos casos, me alegra que me hagas esta pregunta porque no es así. Ni mucho menos. Durante el proceso previo a los días anteriores, a las semanas anteriores, se han celebrado manifestaciones, pero desde que entramos en Madrid en la tercera ola, pues la Consejería de Sanidad nos recomendó que fuésemos especialmente vigilantes con las manifestaciones de más de 600 personas. Eso está. Tengo el papel. Luego alguno dijo que no. Tengo el papel. Si quieres te lo paso luego por WhatsApp. Entonces, nosotros, aquí, en la Delegación de Gobierno en exceso a lo mejor de celo, de las 600 de las que recomendaban, pasamos a 500, y a partir de 500 pedíamos siempre la autorización, el visto bueno a la Consejería de Sanidad por motivos epidemiológicos. Y fuimos nosotros quienes bajamos la ratio, de 600 que ellos decían a 500. Somos más papistas que el Papa. Entonces nosotros cuando teníamos alguna manifestación de estas características donde la Consejería de Sanidad nos decía que desaconsejaban nosotros normalmente prohibíamos. Bien, llegamos a este punto. Las manifestaciones del 8M que hemos prohibido no son solo las que tienen que ver con la reivindicación del 8M. ¡Todas!, hay otras que no tienen nada que ver con esto ¡eh!, y de todo tipo; nosotros no nos fijamos en la presunta ideología del que pide manifestarse. Actuamos con criterios objetivos. Llegados a este momento es verdad que había muchas de menos de 500, las había de 100. Pero ¿cuál es el problema?, es que teníamos en Madrid, entre domingo día 7 y lunes día 8, ¡104 propuestas de manifestaciones comunicadas!.

B.S.:    ¿Qué tanto por ciento de las manifestaciones comunicadas referían a los derechos de la mujer?

J.M.F.: Más o menos un 70% tenía que ver con la reivindicación del 8M y otras con otros motivos, había de pensionistas, de defensores de los animales, había de todo tipo. 70% a 30%, digamos. El problema era la acumulación de manifestaciones, de concentraciones, en lugares muy próximos a veces. Tengo ahí un mapa, te lo enseño si quieres. (Veo que, prácticamente la mayoría de manifestaciones que se pretendían estaban concentradas en casi 4 distritos del centro de Madrid). El problema es que entre el domingo y lunes podíamos tener a más de 60.000 personas moviéndose por Madrid. Con un índice acumulado de incidencias del virus durante los últimos 14 días de 261 por cada 100.000, cuando en España la media era la mitad. Y con las UCIS ocupadas al 40% no se podía permitir.

B.S.:    ¡Y todas esas manifestaciones han sido prohibidas!. Pero, sí que he visto carteles y en TV también, por ejemplo, donde se está provocando a que la gente se manifieste. Muchas asociaciones feministas. Imagino que será muy difícil controlar que no se lleguen a manifestar. ¿Qué se hace al respecto?

J.M.F.: Bueno, han recurrido esta mañana y esta tarde al Tribunal Superior de Justicia la prohibición, si el TSJ les da la razón y les permiten manifestarse, es responsabilidad del TSJ.

B.S.:    Es decir, en este caso, ¿la Delegación de Gobierno, o sea tú, no serías responsable porque ya lo has prohibido?

J.M.F.: Eso es. Es que es escandaloso. Es que no sé ni cómo se atreven a… El problema no es que cada manifestación en sí misma sea considerada, el problema es que esa acumulación es una locura, ¡104 manifestaciones en 2 días!.

B.S.:    ¡Es el equivalente a una concentración de motos en las carreras del campeonato de superbike en el Jarama!

J.M.F.: Con los datos que tenemos ahora mismo en Madrid, que es la peor situación sanitaria. Junto con Ceuta y Melilla.

B.S.:    Pero es curioso que aquí en Madrid habiendo menos restricciones hay menos contagios por ejemplo que en Galicia, habiendo restricciones muy severas.

J.M.F.: No. Estamos a la cabeza. Ahora mismo en índice de contagios la incidencia acumulada durante los últimos 14 días estamos a la cabeza con mucho, y en ocupación de UCIS al 40%.

B.S.:    ¿Cómo realizáis las estadísticas de los positivos?, ¿es sólo con PCR?

J.M.F.: Ese dato nos lo da la Consejería de Sanidad. Son los datos que publican. No nos dan nada a nosotros concreto ni especial.

B.S.:    Pero supuestamente el PCR o está comprobado, no diagnostica una patología en sí, sino un síntoma de alguna gripe o constipado por ejemplo que uno haya pasado hace meses…

J.M.F.: No sé qué métodos utilizan de verdad. Nosotros nos fiamos de los datos que nos dan y los datos que nos dan son estos que te acabo de decir.

B.S.:    Y de los fallecidos, ¿se sabe que son fallecidos por Covid porque se les esté realizando autopsias?

J.M.F.: Yo creo que sí, cuando dan datos de fallecidos yo espero que tengan rigor.

B.S.:    Claro, es que hace un año, todo el mundo, muriese de lo que muriese había muerto de Covid sin hacerse autopsias. Era muy caótico.

J.M.F.: Puede que haya algunos fallecidos que hayan sido por otros motivos y que se diga que haya sido de Covid, pero bueno…

B.S.:    Regresando a lo de las manifestaciones feministas. Hay muchas personas que se preguntan para cuándo el día del hombre. Creen que hay una marginalización, una desigualdad latente. Y hay mujeres que no se sienten representadas por el 8M y que inclusive se sienten insultadas. Yo, por ejemplo, disculpa que no sea objetiva, defiendo muchísimo a los hombres.

J.M.F.: Creo que insultadas no debe sentirse ninguna mujer.

B.S.:    Al menos, no representadas.

J.M.F.: Yo creo que todavía hay causas por las cuales las mujeres tienen que manifestarse. Todavía hay una desigualdad evidente, por ejemplo en el tema salarial entre hombres y mujeres, es decir, todavía hay muchas causas por las cuales hay que manifestarse, por las cuales celebrar este 8M. Claro que sí. Ahora bien, con esta situación epidemiológica que tenemos en Madrid… Nos hemos reunido aquí con  algunas organizaciones y les hemos dicho que buscasen otras alternativas. He oído que pretenden reunirse grupos de 20 y tal. Hasta la prohibición no nos dieron otra alternativa. Siendo legítimas sus aspiraciones y siendo legítimas sus reivindicaciones que yo en muchos casos comparto, lo que me parece ahora mismo lo más serio, lo más riguroso y lo más responsable es prohibir que haya estas concentraciones. Repito, el problema es el sumatorio de concentraciones, la coincidencia en algunos itinerarios, la acumulación en pocos metros de muchas personas. Ese es el gran problema, yo no tengo nada en contra del movimiento, ¡claro que no!. Ni muchísimo menos feminista. Yo he participado en alguna de ellas.

B.S.:    Movimientos feministas, y ¿por qué no, movimientos machistas?. ¿Sonaría muy fuerte movimientos machistas?, porque claro, el hombre entonces está en desigualdad con el feminismo. Yo defiendo mucho al hombre a capa y espada.

J.M.F.: Bueno… yo creo que ahora mismo en la sociedad española…

B.S.:    Pero no me has respondido a la pregunta…

J.M.F.: (Se sonríe) … en la sociedad española todavía… la mujer está en un plano de… desigualdad negativa en este caso con respecto al hombre…Por ejemplo en temas laborales. No hay más que ver cuántos hombres y cuántas mujeres llegan a la cumbre de los puestos de responsabilidad, todavía hay una gran desproporción. En el tema de catedráticos. Sobre todo en el tema de la investigación, todavía sigue habiendo muchos más hombres que mujeres, es decir, todavía hay causas por las que luchar las mujeres. Es mi modo de verlo ¿no?

B.S.:    Bueno, que haya más hombres que mujeres tampoco es para cuadricularse y decir, tiene que haber del cincuenta al cincuenta…

J.M.F.: Lo que tiene que haber es las mismas posibilidades y facilitarlas.

B.S.:    Pero también en proporción por ejemplo, una mujer que tenga hijos y los tenga que atender y trabaje media jornada, ¿es lógico que cobre menos?

J.M.F.: Bárbara pero todavía está el caso de que tú vas a pedir un trabajo y yo, y a mí no me preguntan determinadas cosas que a ti te preguntarían por ser mujer.

B.S.:    Es cierto. Y me ha pasado hace mucho tiempo. El art. 14 de la Constitución del 78 dice así: los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social. Aquí también entrarían pues, transexuales, gays, lesbianas, etc. ¿Por qué hay un Ministerio de Igualdad cuando la Constitución del 78 dice que los españoles somos iguales ante la ley?. ¿Cómo queda el art. 14 de la Constitución entonces?

J.M.F.: Creo que hay un Ministerio de Igualdad porque a pesar de lo que diga la Constitución todavía sigue habiendo una desigualdad evidente en muchos terrenos, al menos en el terreno laboral, en el terreno económico entre hombres y mujeres, y de lo que se trata es de buscar que esa desigualdad sea cada vez menor. Ese es el cometido en teoría del Ministerio de Igualdad.

B.S.:    Con el corazón en la mano, ¿crees realmente que hay movimientos feministas que luchan por esa igualdad desde el rencor de antaño?. Eso no es evolutivo. ¿No crees que eso sucede en algunos movimientos?

J.M.F.: Yo quiero pensar que no. Yo creo que hay que luchar por ese anhelo de igualdad pero sin rencores, el rencor no es bueno en ninguna faceta de la vida. Yo creo que no hay rencor, creo que hay unas justas aspiraciones que cada uno canaliza como cree conveniente. Yo creo que el rencor ya ha desaparecido del panorama español.

B.S.:    Hay afirmaciones de algunas mujeres como que al hombre hay que matarlo desde que nace simplemente por ser varón. Salvajadas de ese tipo muchísimas.

J.M.F.: No estoy de acuerdo. Aquí no hay que matar a nadie.

B.S.:    Y otras piden castrar a los hombres. No sé si estamos hablando de feminismo o de delirios.

J.M.F.: Alguna broma te podría hacer con eso.

B.S.:    Al libre albedrío. Sin problemas… Reiterando lo de la Constitución, la Unión Europea desde 1996, si mal no recuerdo la fecha, dictamina igualmente que hombres, mujeres y niños tienen los mismos derechos. Entonces, ¿para qué y por qué se crea el Ministerio de Igualdad?.

J.M.F.: ¡Sí!. Tienen los mismos derechos. Por supuesto que sí, pero hay que hacer todo lo posible para que esos derechos sean efectivos. Eso es el tema. Por ejemplo, la Constitución reconoce el derecho a la vivienda. ¿Todos tienen vivienda?, ¡no!, pues hay que propiciar que todos tengan vivienda, hay que propiciar que ese artículo de la Constitución tenga una traducción real en la vida de las personas. La igualdad de todos del artículo 14, por supuesto, pero hay que hacerlo efectivo. Hay que intentar aplicar, legislar en el camino adecuado para que eso derecho que está en la Constitución sea efectivo. (Se sonríe)

José Manuel Franco y B. Shields

B.S.:    Hay muchísimos hombres que incluso admiten tener miedo a salir con una mujer, por pavor a recibir una denuncia falsa por parte de ella y acabar en la cárcel. ¿Dónde queda esa defensa?

J.M.F.: … Me gustaría poder darte el dato de las denuncias falsas, pero… el dato es… bajísimo. El porcentaje de denuncias falsas…

B.S.:    En la entrevista que realicé a una de las abogadas defensora de los derechos del hombre me dio el dato del 80% de denuncias falsas.

J.M.F.: (Pensativo) Creo que no es así, creo que es bastante más bajo. Las cifras ahora mismo al detalle no las conozco pero… Cuando hablamos de malos tratos yo estoy convencido de verdad, de que una mujer no va a denunciar malos tratos si no hay una causa. Sinceramente.

B.S.:    Sé de mujeres que lo han hecho. Y hombres que se suicidan por denuncias falsas y otros desarrollan patologías gravísimas.

J.M.F.: Hay que tener en cuenta que eso es un argumento que está utilizando la extrema derecha para deslegitimizar…

B.S.:    No. Te hablo desde el conocimiento. De casos que conozco lamentablemente.

J.M.F.: Sinceramente no los conozco. De verdad.

B.S.:    Esto no es ni de derechas ni de izquierdas, igual que la violencia, que no es sólo exclusivo del hombre, ya sabemos que la violencia es violencia venga de quien venga, hombre, mujer o menor. Da igual.

J.M.F.: Sí, pero lo que es evidente es que hay un porcentaje abrumador en el sentido de que solamente la violencia la prácticamente el hombre contra la mujer.

B.S.:    España es el primer país consumidor de drogas del mundo, siguiéndole EEUU. Por ende, se cronifican patologías debido al consumo de drogas. Por ejemplo, el alcohol es una droga muy delicada, muy fuerte. En TV siempre dicen “alcohol y drogas”, separan el alcohol del resto de drogas como si el alcohol no fuera una droga. Hay colegios privados donde la profesora les dice a sus alumnos que el alcohol no es una droga, siendo muy peligroso. España es un país vinícola, el alcohol está legalizado como en la mayoría de países. Mucha gente repite que el alcohol le lleva a otras drogas. A medida que uno va consumiendo y va teniendo más tolerancia, las patologías se van cronificando. Entonces, ya no estamos hablando de machismo, estamos hablando de enfermos mentales, criminales, locos… ¿No crees que los tiros de la violencia pueden ir por un exceso de consumo de drogas también?

J.M.F.: Las causas de la violencia machista o la violencia de género, seguro que son muy variadas. Que la ingestión de alcohol tenga algo que ver, es posible, pero es un hecho evidente, yo creo, que es un problema contra el que tenemos que luchar la sociedad. La sociedad del siglo XXI no puede permitir que haya violencia de género. Todos tenemos que luchar contra eso.

B.S.:    ¿España funciona como un Estado Federal con tanta autonomía?. Por ejemplo. He presenciado cómo un matrimonio extremeño de cerca de 80 años, estando en Andalucía, les negaban sus pastillas para el corazón y la tensión acusando que eran de otra Comunidad Autónoma y que no habían llevado su historial médico. ¿Hasta qué punto esto es peligroso y se permite?. ¿Por qué no hay una tarjeta sanitaria única para toda España?. Otro ejemplo, una señora de 80 años en Andalucía que viaja a Aragón pero allí no le sirve la tarjeta de transporte público para la tercera edad. ¿Cómo se come esto?

J.M.F.: No digo nada nuevo si digo que España es uno de los países más descentralizados de Europa y el grado de descentralización que hay en España efectivamente es casi comparable a lo que sería un Estado Federal. Dicho todo esto, lo que tú dices es cierto, y claro, hay que perfeccionar y perfeccionar esos métodos de actuación… Tenemos que conseguir con las reformas necesarias que no sucedan este tipo de actuaciones. Que si tú vives en Madrid y te desplazas a Extremadura o a cualquier parte del territorio español, pues tengas dificultades para acceder al servicio sanitario o servicios sociales. Eso hay que corregirlo. Efectivamente. La descentralización no debe implicar necesariamente que no tengas derecho lo mismo en cualquier parte del territorio español.

B.S.:    O sea, ¿tú estás de acuerdo o no con las Autonomías?

J.M.F.: Estoy de acuerdo con las autonomías pero hay que perfeccionar los métodos para que no suceda eso en cualquier parte del Estado español.

B.S.:    ¿Y se están perfeccionando?

J.M.F.: … Para que en cualquier parte del Estado español tú tengas asegurados unos determinados servicios. Vivas donde vivas y hayas nacido donde hayas nacido. Estoy de acuerdo con el Estado de las Autonomías porque acerca la Administración a los ciudadanos. La centralización, si se hace bien es buena en general, creo mucho en el principio de subsidiaridad, es decir, de acercar la Administración. Pero hay cosas que hay que mejorar.

B.S.:    ¿Y eso se está mejorando?

J.M.F.: Se está mejorando seguramente pero hay que mejorarlo todavía mucho más.

B.S.:    O sea, ¿se podrá llegar a tener una tarjeta única sanitaria por ejemplo?

J.M.F.: Algo hay que hacer para tener algo así.

B.S.:    ¿Algo hay que hacer o se está haciendo?

J.M.F.: ¡No tengo yo la fórmula!

B.S.:    Te llamas José Manuel Franco. ¿Cómo llevas llamarte con ese apellido?. Franco viene de franqueza. ¿Cómo lo llevas?. ¿Has tenido o tienes pros y contras al respecto?.

J.M.F.: (Se sonríe parece gratamente) Mi apellido da lugar a una broma que otra, lo reconozco, con algún titular últimamente…

B.S.:    Si te llaman sólo por tu apellido Franco da lugar a algún error.

J.M.F.: Es verdad, pero el apellido no se elige ¿no?. Hay que saber convivir con las posibles bromas que cueste el apellido, que conlleve el apellido. Intento hacer honor al apellido en cuanto a los comportamientos, intento ser franco no solo de apellido sino también de comportamiento.

B.S.:    A colación de tu apellido, ¿puedes definirme qué es para ti el franquismo?

J.M.F.: ¿La franqueza o el franquismo?

B.S.:    El franquismo. La franqueza ya sabemos lo que es.

J.M.F.: (Se sonríe algo incómodo) Pues el franquismo para mí en España es sinónimo de dictadura… (Pausado) Sinónimo de tiempos durísimos, horribles y que bueno… que ojalá… Creo que tenemos que superarlo, creo que lo estamos superando y que bueno, que no se repita nunca más en la historia de España un episodio tan negro como fue el franquismo, lo que supuso el franquismo en términos de dictadura, de ausencia de libertades, de represión… Es horrible.

B.S.:    ¿Eso es para ti el franquismo o lo que supuso el franquismo?

J.M.F.: Lo que supuso el franquismo y es lo que es para mí el franquismo. Para mí el franquismo es ausencia de libertades, ausencia de derechos… Es dictadura. Así de claro.

B.S.:    ¿Y ahora no hay dictadura?

J.M.F.: Hombre estamos en una democracia plena.

B.S.:    Por ejemplo el tema de la censura. En unas declaraciones muy recientes tuyas dices que España es una democracia plena, y que una prueba evidente de la libertad de expresión y democracia plena en España por ejemplo son las manifestaciones en el centro de Madrid por el rapero Hasel sin que os las comunicasen a la Delegación de Gobierno. ¿Cómo se actuó al respecto una vez que os enterasteis de estas manifestaciones?, ¿se invitó a disolverlas?

J.M.F.: Una vez que nos enteramos la policía acordonó la zona donde en principio se habían convocado. La policía tiene informaciones. Les llega información de que se va a producir eso.

B.S.:    ¿La información les llega desde aquí?

J.M.F.: No. La obtienen ellos con sus medios.

B.S.:    Son muy eficaces.

J.M.F.: Muy eficaces, muy eficientes. Se monta el dispositivo adecuado para cada caso y la verdad es que hicieron un ejercicio…

B.S.:    O sea, ¿nunca hacéis la vista gorda?

J.M.F.: La Policía española, la Guardia Civil, los Cuerpos de Seguridad son de una profesionalidad, de una eficacia espectacular. De verdad. Entonces, en este caso la policía aguantó una concentración no comunicada, es decir, ilegal. Haciendo un ejercicio de flexibilidad, la policía aguantó. Les dejó a los que estaban allí manifestándose gritarse todo tipo de proclamas en favor de la libertad de expresión que en España esté reconocida en la Constitución, otra cosa es que haya que perfeccionar. La propia Constitución recoge en su artículo 20 la libertad de expresión, dice que estará limitada por las leyes que la desarrolla. Bueno, ¡¿pues que esas leyes haya que cambiarlas?!, ¡seguramente sí!. El Gobierno de España ya se ha comprometido, con lo cual no están reivindicando nada a lo que el Gobierno de España no se haya comprometido. Eso para empezar. Y luego, lo que no se puede tolerar es la violencia. La violencia es incompatible con la libertad, por supuesto, y con la democracia, y lo que no se puede hacer es, que aprovechando que estamos en un estado de derecho, aprovechando la libertad que tenemos, los derechos reconocidos, de manifestación, de reunión y esa libertad de expresión… Aprovechando eso pues se cometan delitos, se rompa inmobiliario urbano... Eso no se puede consentir.

B.S.:    ¿Y no es mejor en lugar de modificar la ley que se cumpla?

J.M.F.: Yo creo que se cumple. Pero claro, lo que igual hay que ver y el Gobierno de España se ha comprometido, ver la posibilidad de que por un delito de opinión no sea nadie privado de libertad. Eso es mejorable pero insisto, el Gobierno de España se ha comprometido a mejorarlo ya.

B.S.:    ¿Y la censura de las redes sociales por ejemplo?. Páginas que se retiran, personas censuradas y bloqueadas constantemente que es el pan nuestro de cada día ¿Eso cómo va?

J.M.F.: La palara censura suena mal como vocabulario y en mi forma de entender la vida. Yo soy contrario a la censura en principio. Ahora bien. Hay determinadas manifestaciones, por ejemplo, temas que afectan a menores, determinada difusión, determinados vídeos y tal pues que sí. Si no censurar hay que combatir, por ejemplo a los menores. La intimidad de las personas y ámbitos que no se pueden invadir.

B.S.:    Lógicamente, tanto la intimidad de menores como mayores. ¿Y por los temas ideológicos?

J.M.F.: Por temas ideológicos yo no soy partidario de que nadie se vea privado de libertad.

B.S.:    Perdón por esta pregunta personal. ¿Te has vacunado?

J.M.F.: Todavía no. No me ha tocado ir a vacunarme.

B.S.:    Pero ¿quieres ir a vacunarte?

J.M.F.: Cuando me corresponda sí. Lo que no voy a hacer es saltarme el plazo. No voy a saltarme la cola.

B.S.:    ¿Tú me recomendarías ponerme la vacuna?

J.M.F.: Cuando llegue tu momento sí. Claro. Te conviene que te vacunaras.

B.S.:    Tú eres político, abogado, entre muchas excepcionalidades. ¿Desde qué punto de vista científico me lo dices?, ¿o me lo dices como político?

Nos sonreímos…

J.M.F.: Desde los dos. Desde el político creo que es bueno hacerlo y creo que es la forma mediante la cual vamos a conseguir erradicar la pandemia.

B.S.:    O sea, ¿tienes suficiente información científica?

J.M.F.: No la tengo yo pero me gusta documentarme y parece evidente que la vacuna es efectiva.

B.S.:    O sea, ¿no te da miedo?

J.M.F.: No me da miedo. En cuanto me toque vacunarme me vacunaré.

B.S.:    ¿Qué piensas de esa gente que dicen que se vacunan pero se han metido suero?

Carcajeamos.

B.S.:    Claro. ¿Esa gente tiene miedo?, ¿están haciendo un paripé?

J.M.F.: No lo sé. Yo cuando me toque vacunarme me voy a vacunar. Luego cada uno que haga lo que quiera.

B.S.:    No sé si es muy conspiranóico o no, pero el tema de las vacunas y Bill Gates, Soros… ¿qué tiene todo que ver?

J.M.F.: … Yo sigo pensando que, digan lo que digan hay que vacunarse.

B.S.:    Ya. Me guiñas el ojo y no me respondes.

Su risa contagia.

B.S.:    ¿No consideras que los humanos de alguna manera nos hemos convertido en cobayas con la vacuna?. ¿El tiempo de prueba y ensayo con las vacunas dónde queda?

J.M.F.: Yo creo que hay mecanismos de control suficientes en la Unión Europea, en EEUU y en Rusia. Suficientemente fiables como para que en el recorrido desde que se inician unos estudios hasta que luego se autoriza comercializar las vacunas, creo que tenemos bastante seguridad de que esos mecanismos pues nos dan la certeza de que la vacuna es efectiva. Es que quiero pensar y pienso de verdad eso.

B.S.:    Ojalá sea así. Una cosa es el Sars Cov 2, el nombre del virus y otra cosa es el Covid, o sea, la enfermedad en sí que lo provoca. Si la mortalidad del bicho es del casi 2%, ¿por qué se han desatendido patologías que sí padece la gente muchísimo más delicadas y por tanto han perecido?. ¿Por qué se ha dado protagonismo en exclusiva a este bicho?

J.M.F.: El bicho, como dices tú, mató a mucha gente. Es verdad que había que reaccionar y también es verdad que al principio en la primera ola, hace un año aproximadamente, nos pilló poco preparados. Nadie se esperaba que esto fuera a tomar la dimensión que luego ha tomado, por mucho que luego han surgido especialistas, virólogos y especialistas por todos los lados. Al final lo que ha quedado claro es que había mucho desconocimiento, es cierto que luego se ha avanzado mucho y luego han surgido personas que realmente sabían. Cada día que pasaba sabíamos algo nuevo. Esto es lo curioso. Y ha habido que ir reaccionando a medida de lo que se iba conociendo. Esto es así. Ha habido que improvisar casi también. En esa carrera contra el virus, contra algo nuevo y desconocido, es cierto que se han pospuesto intervenciones y tratamientos importantes, y es cierto seguramente, que algunas personas por no recibir la atención adecuada en el momento preciso, pues es posible que se haya incrementado el número de fallecimientos debido a otras patologías.

B.S.:    Ahora te haré otras preguntas que servirán de trampolín. Es que me van surgiendo muchas más preguntas a medida que me respondes.

J.M.F.: (Se sonríe) Yo estoy encantado contigo.

B.S.:    Bueno, ya te dije que me gusta profundizar. ¿Cuánto tiempo más vamos a estar “alarmados”?. ¿Hasta junio en principio?

J.M.F.: Yo quiero pensar que hasta junio. El virus no va a desaparecer por supuesto, el virus seguirá.

B.S.:    El ser humano lleva viviendo con virus toda la vida.

J.M.F.: El virus seguirá conviviendo con nosotros, pero si en junio ya podemos tener una situación de cierto control a través de los mecanismos de aislamiento y las medidas de precaución que básicamente estamos todos siguiendo y sobre todo, cuando la vacuna ya llegue a una parte importante de la población yo creo que empezaremos a ver la luz al final de este túnel.

B.S.:    ¿Va a ser obligatoria la vacuna de aquí a un tiempo?. ¿La gente que no se vacune qué le puede pasar?

J.M.F.: De momento no es obligatorio.

B.S.:    ¡Uy!. Ese de momento suena a…

J.M.F.: … No, no, no. Yo no tengo ningún dato de verdad. Pero la propia concienciación, la propia inteligencia natural de los ciudadanos nos llevará a que la hagamos nosotros obligatoria.

B.S.:    ¿Es verdad que no se podrá viajar si uno no está vacunado?

J.M.F.: Eso es mucho decir a día de hoy. Yo creo que no vamos a llegar a ese extremo.

B.S.:    No es una vacuna que te la pongas de una y te sirva el resto de tu vida, va a ser continuada.

J.M.F.: No se sabe el periodo de eficacia de la vacuna. Todavía no se sabe.

B.S.:    Entonces, tampoco tendría mucha lógica que uno tenga un pasaporte de vacunación. Si por ejemplo han pasado cinco años desde que uno se la ha puesto, ¿cuántas veces tendría que habérsela inyectado más?

J.M.F.: Es un poco prematuro hablar de eso. Primero vamos a procurar que se vacune todo el mundo y luego seguiremos viendo.

B.S.:    Entonces  ¿a la gente no se le va a expropiar ni se le va a quitar su dinero ni nada de eso porque no se vacunen?

J.M.F.: Estamos en un estado democrático.

B.S.:    Se oyen tantas cosas… El gobierno, o sea, vosotros, determináis lo que la población debe hacer: ponte la mascarilla, enciérrate, no salgas de casa, lávate las manos, protégete, guarda la distancia de seguridad, etc. Está científicamente comprobado que cuanto más positiva es una persona las defensas en el organismo se hacen más fuertes con resultados excepcionales. ¿Por qué no se promueve eso?. No sé hasta qué punto se es consciente cuando se habla de la distancia de seguridad, - te digo como criminóloga-, yo la llamo la distancia sociopática. Como dice el gran Javier Urra y amigo personal, la falta del “piel con piel” es muy peligroso. Que la gente no se pueda tocar, no pueda estar con los suyos puede generar sociópatas y psicópatas. O sea, se fabrican criminales. Cuidado con esto.

J.M.F.: Es verdad que llevamos ya un año adoptando medidas de ese tipo y es verdad que en este año, por lo que tú dices, seguramente se ha incrementado el número de suicidios. Se incrementa el número de depresiones.

B.S.:    ¡Muchísimos!. José Luis Pedreira, compañero tuyo como sabes también está dando conferencias al respecto. Terrible.

J.M.F.: Uno de los factores que influyen muchísimo en esto que estamos comentando del incremento del número de suicidios y las depresiones es debido al carácter de los españoles. Nos gusta el contacto directo, claro. El abrazo, el tocar, lo que tú dices, “el piel con piel”.

B.S.:    Adoptado del gran Javier Urra.

J.M.F.: Sí. Eso genera efectivamente una frustración grande. Claro que sí. Ojalá hubiera un método, una fórmula que nos permitiese mantener el contacto del “piel con piel” y no contagiarnos pero la evidencia científica dice que una forma de combatir el virus es esto. No nos queda otra. Por eso es fundamental que cumplamos con todas las normas a rajatabla porque así saldremos antes de esta y podremos abrazarnos antes también.

B.S.:    Una curiosidad a título personal…

J.M.F.: Me das miedo…

B.S.:    (Me sonrío) ¡Vaya!. ¡Otro!. ¡Eres el tercero que me dices eso!. ¡Me das miedo!, pero ¿por qué?. Mejor no te digo quién ha sido el último que me lo ha dicho, creo que no te gustaría. Me interesáis tanto la gente de derechas como de izquierdas, no puedo centrarme solamente en un bando o en determinadas personas a la hora de entrevistar, creo que no tendría criterio y conocimiento suficientes para poder hacerlo. Creo que me limitaría muchísimo. Vamos con la pregunta, ¿cómo es Pedro Sánchez en las distancias cortas?. También se lo pregunté a tu compañero Pedreira.

J.M.F.: En las distancias cortas creo que gana. La relación que tengo con él es que en las distancias cortas ganas. Personaje…, persona afable… próxima… Yo diría que entrañable… En fin, yo creo que gana en las distancias cortas.

B.S.:    ¡¿Sí!?

J.M.F.: … Sí.

B.S.:    Vale. ¿Quieres añadir algo más o está bien así?

J.M.F.: No. Lo digo porque claro, al principio impone entre comillas pues por su altura y el cargo que tiene pero en las distancias cortas es una persona…, muy valiosa, muy entrañable.

B.S.:    Curioso. Me gustaría comprobarlo si me consigues una entrevista con él. Me produce curiosidad.

J.M.F.: Eso en cuanto podamos.

B.S.:    El recién estrenado presidente de EEUU Biden y Pedro Sánchez, aún no se han encontrado. No creo que sea un problema de agenda comulgando ambos con lo mismo. ¿Existe alguna competencia o rivalidad?

J.M.F.: Tiempo al tiempo. Biden lleva muy poco tiempo.

B.S.:    Sí. Biden lleva muy poco tiempo pero parece que a Pedro Sánchez no le gusta perder el tiempo y suele ser muy rápido para este tipo de encuentros ¿no?

J.M.F.: Pedro Sánchez tiene una enorme responsabilidad ahora mismo con el Gobierno de España en esta situación debido a la pandemia. Las consecuencias de la pandemia, económicas, sociales… Sinceramente… Está plenamente dedicado a esto, pero eso no quita para que en cualquier momento, supongo, que se vea con el presidente de los EEUU.

B.S.:    Nacho Trillo, el presidente de Resiste España del movimiento civil, ha sido propuesto para otorgarle la medalla al mérito por las labores realizadas durante la nevada de este enero en Madrid. Tú, como Delegado del Gobierno, ¿puedes proponerlo también verdad?

J.M.F.: Yo puedo proponerlo. De hecho, hoy por ejemplo, hemos hecho entrega de 5 medallas a personas de Protección Civil por su labor durante la pandemia y durante Filomena.

B.S.:    Resiste España es un movimiento civil, al fin y al cabo ha estado ayudando a gente de cualquier índole y condición.

J.M.F.: Claro. Hoy hemos hecho entrega de esas 5 condecoraciones a personal de Protección Civil.

B.S.:    O sea, Nacho Trillo perfectamente podría recibirla por las labores que desempeñó.

J.M.F.: Claro.

B.S.:    ¡Qué bonito!. Fue muy bonito, muy emotivo y muy arriesgado. Bajo cero, durante esos días en los que no durmió, iba desabrigado y con una mochila llena de todo, rescatando a gente y movilizando a terceros de las consecuencias de la nevada. Vamos con las últimas preguntas. ¿Tienes pasión por algo?

J.M.F.: Yo diría que tengo pasión por mi hija.

B.S.:    Si no fueras político, ¿qué sería José Manuel Franco?

J.M.F.: Pues sería funcionario que es lo que soy.

B.S.:    O sea, seguirías siendo lo mismo. ¿Y qué le conmueve a José Manuel Franco?

J.M.F.: Me conmueven los gestos de solidaridad. Y durante la pandemia por ejemplo los gestos que tuvo muchísima gente. La parte positiva de la pandemia, por buscar una parte positiva de la pandemia han sido esos gestos de generosidad. Gente que arriesga su vida para salvar a otro. Eso me conmueve a mí.

B.S.:    ¿Qué te asusta?. Aparte de que yo te dé miedo.

Nos sonreímos.

J.M.F.: En el mejor de los sentidos.

B.S.:    ¡Faltaría más!.

J.M.F.: Pues ¿qué me asusta?. Que tardemos más de la cuenta en salir de la situación sanitaria que tenemos porque cuanto más se prolongue esta situación, más se va a resentir la economía y más personas va a ver en las llamadas colas del hambre. Eso me preocupa muchísimo.

B.S.:    ¿Hubieras preferido la carrera militar en un momento dado?

J.M.F.: Pues yo tengo muchísimo respeto y admiración por los militares, por lo que han hecho, por lo que están haciendo, por lo que hacen cada día, por lo que han hecho también durante la pandemia. Ahora mismo están todavía ayudando a la sociedad civil por así decir a través de la Operación Baluarte. Han hecho de rastreadores, han puesto sus coches a sus servicios para transportar a los enfermos. Han colaborado de una manera extraordinaria durante la pandemia y antes. Tengo admiración por el Ejército y yo estaría pues encantado de ser militar. Si mi trayectoria vital fuese por ese lado. Estuve 12 años trabajando con militares. Entonces algún toque tengo.

B.S.:    ¿Qué es lo que más te alegra en la vida?

J.M.F.: Los momentos de felicidad de mi hija.

B.S.:    Defíneme a José Manuel Franco.

J.M.F.: Creo que soy tenaz. Soy leal. Intento ser amigo de mis amigos y consecuente con mis ideas. No sé si lo consigo.

B.S.:    Hemos terminado. No sé si quieres añadir algo más. Espero no te hayas sentido violentado pero sí a gusto.

J.M.F.: (Sonríe satisfecho) Ha sido profunda. No sé si has apagado ya la grabadora. Me das mucho miedo en ese sentido. Ha sido un placer.


Por B. SHIELDS

Escudo veraz

Comentarios

Entradas populares