Ir al contenido principal

PASEN Y VEAN

ENTREVISTA A JAVIER ORTEGA SMITH, SECRETARIO GENERAL DE VOX. No soporto al traidor, es lo peor. Los de Vox no nos andamos por la ramas.

B. Shields y Javier Ortega Smith   ENTREVISTA A JAVIER ORTEGA SMITH, SECRETARIO GENERAL DE VOX No soporto al traidor, es lo peor. Los de Vox no nos andamos por la ramas. Nuevamente en el Congreso , me reúno con uno de los pilares de VOX , Javier Ortega Smith , Secretario General de Vox y Diputado del Congreso , quien repite como entrevistado. Entrevista realizada pocos días antes de su enlace matrimonial con Paulina Sánchez del Río Nájera . Previo a ésta entrevista, me estuvo comentando la primera que le realicé. Me sorprendió gratamente cuando me expresaba cuánto y cómo le había gustado la entrevista primera por cómo ahondamos en los temas, por cómo los habíamos encauzado y concretado y cómo de directos y claros fueron. Y me puso de ejemplo el tema de la Violencia de Género que tanto habíamos tocamos. Y continuando con énfasis sobre ello directamente me declaraba lo siguiente: ORTEGA SMITH: (Sobre alguien que preguntaba a cerca de las estadísticas de muertes) Oiga no me

ENTREVISTA A JAVIER URRA – EXCMO. EX PSICÓLOGO FORENSE DE LA FISCALÍA GENERAL DE MENORES DEL TSJ


Javier Urra

ENTREVISTA A JAVIER URRA – EXCMO. EX PSICÓLOGO FORENSE DE LA FISCALÍA GENERAL DE MENORES DEL TSJ

Nuevamente me encuentro ante una de nuestras grandes excelencias de España, Don Javier Urra. Dr. en Psicología Clínica. Pedagogo terapeuta. Psicólogo especialista en psicoterapia por la federación europea de asociaciones de psicólogos. Presidente de la asociación iberoamericana de Psicología Jurídica. Profesor de ética y deontología en la Universidad Complutense de Madrid, Dr. de Psicología Jurídica, profesor Psicología en la Escuela Universitaria de Enfermería, Fisioterapia y Podología. Experto de “salud y medios de comunicación social” en la cátedra de educación sanitaria. Director módulo sobre violencia filio-parental, de psicopatología y salud. Psicólogo Europsy de Psicología Forense por la European Federation of Psychologists Associations. Presidente Comisión Deontológica Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid.  Defensor del menor en la comunidad de Madrid. Presidente de la red Europea de defensores del menor, etc.

B. SHIELDS:  Congreso, Senado y Unión Europea requieren de tu sabiduría y consejos. Millón de gracias por concederme una nueva entrevista aunque con la primera cualquiera puede gozar de rigurosa y actual información igualmente.

JAVIER URRA:          ¡Encantado!

B.S.:    Continúas en excedencia voluntaria como Psicólogo de la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Menores. ¿Verdad?.

J.U.:     Sí, en excedencia voluntaria, que es lo que me permite tener un trabajo en la Universidad, soy profesor, que es lo que me permite también tener un equipo de cien personas en el programa Recurra Ginso de salud mental. Si no estuviera en excedencia no podría compatibilizar. Eso es lo que permite que hayas visto ahora aquí en calle Corazón de María, la clínica de salud mental infanto juvenil. Aquí vienen chicos de todas las edades que tienen problemas de alimentación, problemas obsesivos compulsivos, problemas de intentos de suicidios, problemas de planteamiento de la vida muy difíciles para el resto de las personas, chicos que tienen muchos problemas con sus padres, adicciones, chicos que han entrado en grupos sectarios, fanáticos… Todo eso nos llega a nosotros. Nosotros vemos los casos. En diez años hemos tratado a 1.600; ambulatorios, y en el centro terapéutico que tenemos a  70 kms. en Brea de Tajo, se han trabajado con 850 chicos. Los chicos que están en el centro terapéutico con nosotros están como media, 10 u 11 meses. Están mañana, tarde, noche, sábados, domingos, Navidades, verano… ¡Mucho tiempo!. Conocemos los casos maravillosamente bien. Si estás con un chico 11 meses, a todas horas, y, sus padres vienen a Corazón de María, y, una vez al mes, al menos tienen que ir a Brea de Tajo, y trabajar el psicólogo que está con su hija o su hijo, trabaja también con los padres. Con lo cual, acabas conociendo a los hijos, a los padres, a veces a los hermanos, los abuelos… Total, que en casi un año conoces muy bien a la familia. Hemos conocido a 850. Ya tenemos una gran experiencia. Nos mandan muchos casos los hospitales, Gregorio Marañón, Niño Jesús de Madrid, La Fe de Valencia…

B. S.:   … hablando del hospital Niño Jesús. Jesús García-Pérez, quien fuera jefe de la Unidad de Pediatría Social del mismo hospital advierte, que aunque suene un poco fuerte, a veces la enfermedad de un niño son sus propios padres.

J.U.:     ¡Y es verdad!. ¡Estoy totalmente de acuerdo!. Es duro, pero a veces hay padres que están enfermos, hay padres que no son buenos padres, hay padres que anteponen la droga, hay padres que son ludópatas… Pero hay padres que son muy buenos y sin embargo los hijos generan problemas, porque educa la escuela, educa la familia, educan los medios de comunicación… Hay chicos que tienen lesiones cerebrales mínimas. Tenemos chicos que vienen del Este de Europa adoptados con síndrome de feto-alcohol y con síndrome de hospitalismo; ahí los padres sí lo hacen bien, pero las dificultades son muy grandes, y luego algunos chicos que ya empiezan a ser muy adictos al consumo. Hay de todo, desde padres que lo hacen mal y generan un gran problema en los hijos, que estoy totalmente de acuerdo con Jesús, ex jefe de pediatría del hospital del niño Jesús.

B.S.:    ¿A esos padres debieran quitarles la custodia?

J.U.:     Sólo se puede hacer eso si la situación es de riesgo o de desamparo, ahí, las Comunidades Autónomas que tienen esa competencia transferida desde el año 87, pueden retirarle el hijo. Tiene que ser una situación que sea de riesgo o de desamparo. Hay padres que dicen por ejemplo, - bueno, yo soy un poco más laxo, más sancionador o más ambivalente, mi proceso de separación me ha llevado a… -, pero Madrid hoy, tiene 5000 niños tutelados por la Comunidad de Madrid, porque se les ha retirado a los padres. Se les ha retirado la tutela, la guarda o la custodia y en algunos casos se les ha quitado la patria potestad por hechos gravísimos, malos tratos, abusos sexuales, o porque vas a las 4 de la mañana y ves a un niño en diciembre que está con 4 añicos en un balcón, y la policía abre, espera a los padres y tardan 4 o 5 horas en llegar y no saben explicar ni dónde han estado. Hay padres que son desajustados, son complicados o que lo pasan muy mal económicamente.

B.S.:    ¿Debería haber una escuela de prevención a ser padres?

J.U.:     Hay. Muchas. Yo llevo toda la vida dando clases a los padres. Para conducir necesitas un carnet, para llevar un avión pues más, para ser padres es más difícil que pilotar un avión. Hay padres que son incapaces. Lo que sí he visto, siendo Defensor del Menor, son casos muy graves que cuando el abuelo o la abuela te dice, - oiga, mi hijo pone en situación de riesgo a mi nieto-. Para que una persona denuncie a su hijo es que las cosas van muy mal, y eso requiere atención siempre. Cuando un abuelo denuncia a su propio hijo, hay que estudiar el tema, porque puede haber tema de drogas u otros temas. Puede ser que la relación con la abuela y la hija sea muy mala, pero no. Al punto de denunciar eso ¡que sabe que la Administración va a intervenir!. ¡Y la responsabilidad la tiene siempre la Fiscalía de Menores! que es donde yo he trabajado 32 años, porque la competencia de Defensa de la Infancia es, estando cuando estaba yo, pues el Defensor del Menor, pero sino, el Ministerio Fiscal.

B.S.:    Tienes un encargo de la Academia de Psicología de España a la que perteneces y que junto a otros dos catedráticos, vais a redactar un informe sobre aportaciones de la psicología en estos tiempos de zozobra. ¿Puedes desvelar algo de su contenido?

J.U.:     Sí. Primero, qué nos está pasando, qué supuso el golpe inicial, el miedo, la ansiedad y la angustia. Segundo, cómo se ha comunicado a la ciudadanía y qué dificultades se ha generado en la coherencia y en la congruencia del mensaje. Tercero, que el 27% de la población española no sale hoy en día a la calle. De ahí mucha gente mayor que no sale. Si tiene que ir al médico o comprar el pan… pero vamos, que no salen, por miedo.

B.S.:    Pero eso es mucho. Eso es una psicosis.

J.U.:     Es gente muy mayor a la que se ha golpeado mucho diciendo que el tema era muy problemático y que salir era mucho riesgo, entonces no salen. Es una realidad. También vamos a trabajar muchísimo con el tema de los sanitarios. Están muy dañados. Muchísimo. La sociedad está preocupada con que se nos colapsen los hospitales, pero hay que tener mucha preocupación con los sanitarios. Uno, no tuvieron Epis, con lo cual algunos de ellos enfermaron, dos, tenían miedo de llevar la enfermedad a casa, tres, tuvieron que cerrar los ojos a mucha gente que murió sin compañía de sus familiares queridos. Ellos están preparados para luchar por la vida, pero no para manejar todo el día la muerte. Se han dado cuenta que los políticos no tienen herramientas reales para resolver esto. Que los ciudadanos tampoco se comprometen demasiado. Entonces están bastante dañados.

Vamos a hablar de las nuevas tecnologías lo bien que ha supuesto el estar en tu casa pero no estar aislado, y todo el mundo se ha conectado por un teléfono, una vídeo-conferencia… Eso nos ha unido bastante. Vamos a hablar de la gente que lo ha pasado bien, que le cuesta mucho reconocerlo pero es gente que le gusta estar aislada socialmente, que le gusta estar escuchando música, leer un libro…

B.S.:    … los ermitaños…

J.U.:     … ¡los ermitaños!, que son disfóricos y se dicen, - pues mira qué bien, me impide tener que salir todos los viernes a la broma con los amigos que no me apetece nada -. Esto también es verdad. Vamos a hablar de todo ese tipo de realidad y de cómo ahora adaptarnos a esa nueva realidad. Vamos a hablar de un capítulo específico de niños, otro de adolescentes, otro de la ética en el compromiso. Pero vamos a desmitificar, es decir, ¿va a haber daño colateral?, ¡sí!, ¿va a haber estrés postraumático en algunos casos?, ¡sí!. Pero la sociedad no, en general se adapta, es flexible, es resiliente.

B.S.:    Hace poco han anunciado en los informativos que casi el 90% de los españoles están tocados. ¡Eso es durísimo!, ¡es altísimo!

J.U.:     ¡Sí!, pero yo no lo creo.

B.S.:    ¿Pero es cierto?. Dicen que es a consecuencia del confinamiento.

J.U.:     ¡No!, yo creo que no. Nuestros datos no van por ahí. El confinamiento fueron días, fue doloroso, pero tampoco generó una situación tan dramática en la mayoría de la gente, salvo que seas alcohólico, drogodependiente, que seas un enfermo mental, que tengas una discapacidad.

B.S.:    Evidentemente quien tenga una patología se le cronifica y quien tenga una predisposición genética a padecerla se le detona.

J.U.:     Claro. Eso es verdad. Ahora si tú a la gente le dices, - ¿esto le ha dañado a usted? -, - ¡pues sí!, ahora llega la Navidad y no puedo estar con mi familia, no puedo tocar…, por tanto me daña, me cambia, no puedo viajar -. ¿Es un daño irreversible?, la respuesta es categóricamente ¡no!. La inmensa mayoría va a volver a su situación, siempre y cuando esto no se dilate muchísimo o no tengamos una recaída de una tercera oleada de que hay que tener que volver a confinar. La OMS dice que se va a tratar al doble de personas que se estaban tratando. Que la gente esté más triste es normal, que la gente tenga melancolía, es normal, que la gente entre en depresión profunda es patológico. Eso es lo que hay que diferenciar. ¿Ha dañado el confinamiento?, va a dañar más la crisis económica. –Yo no puedo llevar dinero a casa y tengo dos hijos -, eso sí que te desestructura y ahí sí que puede haber ideas autolíticas, pueden aumentar los suicidios… ¿El confinamiento trajo más maltrato en el hogar?, es muy discutible porque los celos se producen fuera, cuando entras en relación con un tercero. Todo eso hay que analizarlo con datos. Vamos a analizar por ejemplo lo que ha pasado en Japón; no se han puesto confinamientos ni nada, ellos están muy acostumbrados a llevar mascarilla cuando tienen gripe para no trasladarlo, están acostumbrados a no dar besos, a no tocar, a las distancias, y de pronto el gobierno dice, - sería bueno que todos se quedaran en su casa -, se han quedado todos en sus casas. Es un pueblo que admite muy bien la autoridad. ¡España!, al principio se nos dijo por miedo, - todos a casa – y como todo el mundo tenía mucho miedo pues todos a casa. Ahora si te dicen, - vamos a estar confinados 90 días -, la gente te diría… Habría más gente en la calle, más rebelión, ¿por qué?, porque el miedo cursa de dos maneras, al principio con la huida, en este caso la defensa en el hogar, la otra es un enfrentamiento. El miedo hace que la gente pueda enfrentarse. Ahora tenemos un Santo Grial maravilloso que es la vacuna. ¡El sida no tiene vacuna!.

B.S.:    Si las vacunas requieren de media de 15 a 20  años de pruebas y ensayos, ¿esto es un pistoletazo de salida para los laboratorios?, ¿hasta dónde se puede confiar?

J.U.:     Soy doctor en Psicología, pero soy doctor en ciencias de la salud y soy patrono de la Fundación Merck, que es uno de los grandes laboratorios del mundo. La impresión que tengo es que se está trabajando con ética. ¿Qué ocurre?, para hacer una investigación de una vacuna es súper millonario lo que tienes que emplear. Las farmacéuticas pueden hasta donde llegan. Como ahora las Administraciones, los gobiernos han dicho, - lo que queráis de dinero -…, se está avanzando mucho más rápido. ¿Se va a correr riesgos en vacunar a la gente?, yo creo que no. Otra cosa es que haya una sensación en la sociedad, - ¿esto va a ser una carrera para entrar en bolsa? -.

B.S.:    ¿Y que esté involucrado Bill Gates por ejemplo?

J.U.:     Esos son ruidos mediáticos.

B.S.:    ¿Son ruidos mediáticos sólo?

J.U.:     Yo creo que sí.

B.S.:    Pero es demasiado el ruido.

J.U.:     Puede haber mucho ruido y hay gente que tiene dudas, y el G5 y el Soros… A mí eso se me escapa. Lo que me queda claro es que estamos dañando el planeta. Eso es seguro.

B.S.     Perdona que sea tan insistente… Si eso se te escapa… ¿Tienes la certeza plena de que la vacuna es el Santo Grial?

J.U.:     Bueno no, no la tengo porque no la he probado, no la he estudiado, porque no soy quien yo, no soy un epidemiólogo, pero creo que tenemos filtros y sistemas de seguridad muy buenos para que nadie tome una medida que sea de mucho riesgo. Entiendo que haya población que diga, - pues yo no me la voy a poner durante mucho tiempo -, ¡bien!. Entendí perfectamente que muchos niños dijeran, - ¡pues yo no voy al colegio! -, llevan tres meses diciéndoles, - fuera está la muerte -, y de repente, - ¡mañana al cole! –- ¡pues no voy! -. Entiendo que hay gente que es más asertiva, hay gente que dice, - que me la pongan a mí el primero porque quiero arriesgar mi vida y es necesario por la sociedad – y habrá otro que diga, - pues yo no me la voy a poner nunca -. Bueno…, lo entiendo todo. Como ha habido padres que han dicho, - no quiero llevar a mi hijo al colegio -, cuando un niño lo que necesita es llevarlo al colegio.

B.S.:    Pero un niño necesita socializar. Es un peligro.

J.U.:     ¡Sí!, y al final esos miedos que había que iban a ser el vector de enfermedad, los niños y los adolescentes, se ha demostrado que no transmiten tanto. Los chicos van y yo doy clases en la universidad. Las cosas van razonablemente bien.

B.S.:    He oído que la pretensión de otros sería encerrarnos de nuevo a todos, ¿crees que la sociedad permitiría eso?, ¿lo admitiría?

J.U.:     No. La sociedad si ve que hay muchas muertes y la situación es límite, la sociedad admite todo. Eso lo hemos estudiado en psicología, la obediencia de vida. Ten en cuenta que hubo hasta soldados en la calle con el sistema que se empleó aquí. Recuerda que estaba el jefe de la Policía Nacional, el jefe la Guardia Civil y el jefe del Ejército emitiendo un mensaje. Eso a la sociedad le genera un pánico. Hay que tener cuidado porque por un lado no puedes hablar de que esto es una guerra porque esto no es una guerra y además es peligroso transmitir ese mensaje, pero tampoco se puede hacer una fiesta de lo que es una tragedia. Yo enterré a mi madre porque murió y fue lamentable todo el sistema. La gente no vio los féretros, la gente no vio el Palacio de hielo. La gente no ha visto lo que es una traqueotomía.

B.S.:    Esas cifras que han desvelado hace poco, que el 98% de las muertes en el confinamiento resulta que no son debidas al Covid sino por otras patologías, ¿qué pasa con esto?

J.U.:     No, ha habido patologías colaterales de personas que estando muy enfermas, -una cardiopatía congénita por miedo a ir a un hospital- no ha ido a un hospital y entonces ha fallecido.

B.S.:    ¿Por qué se ha hecho protagonista a un “bicho” y se han dejado en segundo plano a otras patologías muchísimo más graves?

J.U.:     La Comunidad de Madrid ha hecho una cosa muy bien que es crear un hospital específico, El Gregorio Marañón, el Ramón y Cajal, el Doce de Octubre…, para tratar otras patologías. Está muy bien planteado.

B.S.:    Pero hay mucha gente que se ha quedado en el camino por no ser atendido por su patología…

J.U.:     Pero porque se nos ha desbordado. Una sociedad está preparada para lo que está; de pronto te llega una pandemia. Esta pandemia ha matado muy poco comparado con pandemias anteriores.

B.S.:    Dicen que sólo mata en un 1% o 2% ¿no?

J.U.:     Claro. Ha habido pandemias en el mundo que ha acabado con el 50% de la población, eso hoy la sociedad no lo admitiría. Por eso hoy la gente se encierra, pone medidas de distanciamiento. En el medievo pues se moría gente y se daba por hecho. Tenías 5 hijos y dos o tres se iban a morir y se daba por hecho y se admitía. Eso ha cambiado. También es verdad que estamos más globalizados, viajamos más. Yo creo que los datos estadísticos son los del INE. ¿Cuánta gente muere al año?, y se hace la diferencia y eso no han sido accidentes de tráfico porque no hemos cogido el coche, han sido del Covid. Otra cosa son temas éticos, el 70% de la gente que ha fallecido son ancianos y casi todos en residencias, estas se han convertido en una trampa mortal. Hay que medicalizarlas. Y eso tiene un coste económico también.

B.S.:    En la anterior entrevista que te realicé llevabas publicados 51 libros escritos a pluma. Estamos hablando de más de año y medio. ¿Cuántos llevas ahora?

J.U.:     Llevo 63 libros. Claro, si por ejemplo yo publico ahora la colección Urra de cuentos, ¡son 4!. Cada uno tiene su ISBN y ahí sumas 4 de golpe.

Javier Urra

B.S.:    Afrontamiento psicológico en momentos de crisis, de la editorial Sentir es tu último libro recién sacado del horno. Brevemente, háblame sobre su contenido.

J.U.:     Sí. Es un libro que está muy bien para esta realidad. Es lo que quiere hacer la Academia de Psicología, es decir, ¿qué ha hecho la psicología en este confinamiento?, uno, el Consejo General de la Psicología con el Ministerio de Sanidad montó un teléfono de atención. ¡El problema!, los sanitarios no llaman o lo hacen poco, ¿por qué?, ellos creen que tienen que ser valientes, estar ahí y sufrir, hasta que se quiebran, eso es un error de un profesional, porque un profesional tiene que medir cuándo se va a quebrar. Es verdad que esta pandemia ha tenido una globalización y una continuidad en el tiempo que no tuvo el 11-M o el 11-S, que son verdaderos impactos sociales pero a quien le afecta le afecta y al otro no. Hay un problema que es muy grave para el ser humano, quiere confiar en los demás pero cualquiera que esté cerca le puede transmitir la enfermedad y puede ser mortal, con lo cual es muy antisocial. En el estudio de la Academia vamos a hablar sobre cómo ha afectado, no afecta igual a las clases sociales altas que a las clases sociales bajas. ¿Por qué?, la gente no se puede quedar muy confinada en casa porque tiene que traer dinero a casa, porque viven en 60 m2, mientras que en otros lugares de Madrid la gente vive en 300 m2 y viven dos personas. Los espacios no son los mismos. Vamos a estudiar la respuesta tan nacionalista de los países de cerrar sus fronteras ante algo que no conoce de fronteras. El desastre de los liderazgos, no ha habido liderazgo en los países, no digo ya de España que desde luego no lo ha habido pero ni en EEUU, ni en Reino Unido, la OMS ha intentado hacer lo que ha intentado. Hay que ver cómo han funcionado otros países tipo China, mano militar que genera dudas hacia otros. Todo eso son planteamientos que la sociedad tiene que ir haciendo.

B.S.:    ¿Crees que este coronavirus ha sido provocado?

J.U.:     No…, yo creo muy poco en esas cosas porque por principio, por historia… La historia demuestra que el contacto del hombre y del animal genera problemas, las vacas locas es por eso, la gripe aviar es por eso, ciertos contactos con macacos Rhesus y otros monos nos han generado grandes problemas. Como el ser humano va a más y a mejor porque éramos dos y somos 7600 millones en la especie humana, somos por ahora pocos, esto se reproduce muy rápido. ¿Qué ocurre?, que hemos entrado en la Amazonia, estamos colapsando el planeta, estamos muy en contacto, se llamen murciélagos o lo que quieras y de enfermedades que ellos son portadores pero que no las padecen nos las transmiten y esas son muy peligrosas para nosotros.

B.S.:    Pero ¿desde que el mundo es mundo estaría constantemente transmitiéndose?

J.U.:     Es que ha habido…, siempre.

B.S.:    ¿Por qué esta de repente se convierte en pandemia?

J.U.:     Porque esta ha golpeado al mundo rico, es decir, la malaria o el dengue mata muchísimo más que el Covid hoy y sin embargo no son temas que a la sociedad occidental nos preocupe mucho. ¿Hasta dónde es fiable la gente?, - oiga, ¿usted está dañado? -- ¡pues sí estoy dañado! -- ¿y en qué le ha cambiado esto la vida? -, esto a la gente no le ha cambiado nada, le ha cambiado en hábitos. Hace dos años creamos, Leo Farache, un muy buen comunicador, Enrique Domingo que es un estupendo sociólogo y yo, el Instituto del Conocimiento Mar de Fondo, que es, conozcamos a la población española pero más profundo, en lo que piensa, en lo que siente…, pero en lo que tiene peso. Con Sondea hicimos 4000 entrevistas en España, y salió en las preferencias, tema religioso, tema ideológico, del amor, del trabajo, del dinero… Lo presentábamos el día 14 de marzo en la Casa Cantabria, y fue imposible y dije, - esto es genial, cuando acabe el confinamiento volvemos a hacer otras 4000 -. Y dijimos, - ¡ya verás la gente lo que ha cambiado! -,  ¡nada!, ¡absolutamente nada!. Lo que son preferencias y las grandes actitudes, los grandes criterios, en cuánto se valora a la familia, a la familia, ¡no ha cambiado nada!

B.S.:    Hay mucha gente que las restricciones les enerva muchísimo.

J.U.:     Pero esa es otra cuestión, digo las preferencias, las creencias, las actitudes, ¡no ha cambiado nada!. Otra cosa es que alguien te diga, - es que antes salía a las 12 de la noche para divertirme -, y ahora a las 12 de la noche tiene que estar en su casa. Pero eso son hábitos.

B.S.:    ¿Crees que la gente es realmente consciente haciendo fiestas privadas en casas particulares toda la madrugada y drogándose?

J.U.:     Hay muchísima gente que se droga. En el confinamiento la prostitución ha seguido funcionando igual, la gente que se droga ha seguido funcionando igual, porque una parte de la sociedad lo demanda. De 47 millones de personas, el fin de semana de puente de diciembre, ¿cuánta gente va a hacer cosas contra las normas?, a lo mejor ¿200.000?, es ínfimo compararlo, la mayoría de la gente cumple. Cuando se declara la ley seca en EEUU hay gente que vive y la marcial se forra. Ahora aquí hay gente que paga 1000€ por una fiesta por la noche y paga una cantidad para una caja B por si la policía les detiene. Hay gente que saca de esto un negocio. Son cuatro amorales, delincuentes, que inclusive a alguno se le ha pillado con algún menor.

B.S.:    ¿Son también amorales y delincuentes los que hacen las fiestas en casa?

J.U.:     Los que preparan una fiesta en casa para ganar dinero son amorales y delincuentes, categóricamente.

B.S.:    España es el primer país del mundo en consumo de drogas seguido de EEUU, alcohol, cocaína y demás drogas, ¿has notado en tu centro que se hayan cronificado los politoxicómanos a raíz del confinamiento?

J.U.:     No porque nosotros trabajamos con adolescentes, que son muy consumidores de marihuana.

B.S.:    Y que produce esquizofrenia la marihuana.

J.U.:     ¡Sí!, pero ya es consumo de muchísimos años y un chico de 17 años no ha llegado, no es LSD, no son otro tipo de anfetaminas, son ácidos lisérgicos pero que genera otros problemas. En el centro de Recurra Ginso el confinamiento ha sido maravilloso porque yo dije, - no pueden ir chicos allí -, y claro, se han quedado muchos allí. ¿Qué hemos permitido?,  que hubiera vídeo terapia, entonces los padres han echado de menos a sus hijos y sus hijos han echado de menos a sus padres. Se han querido muchísimo y han generado una relación maravillosa, en cambio, el contacto diario les genera conflicto. Y los chicos nuestros a lo que se han dedicado es a hacer mascarillas para la ONCE. ¡No me esperaba que fueran tan majos!, los momentos de tensión también generan cosas muy positivas.

B.S.:    Una frase muy tuya de la falta de contacto, el piel con piel, ¿qué puede generar en la sociedad de aquí a cinco, diez o quince años en los jóvenes de hoy en día?

J.U.:     No lo sé. Hay que hacer un seguimiento en la sociedad. Se tocan, tienen relaciones sexuales.

B. Shields y Javier Urra


B.S.:    La pregunta concreta es, ¿crees que puede generar psicópatas?

J.U.:     No…, porque esta Navidad la gente quisiera dar un beso al abuelo y como no puede estar lo que le apena es no darle un beso, entonces aún está más tierno y más cariñoso. Va a valorar más lo que es más importante, lo esencial. El ser humano no va a cambiar. La especie humana con hechos como este puede evolucionar. Después de las dos guerras mundiales que fue mucho más duro que esto, se elaboró la Declaración de Derechos Humanos. ¡La soledad!, hay gente que está viviendo en soledad muchísimo. No el que lo busca sino el que está solo. Te puedo mandar el Instituto del Conocimiento Mar de Fondo, es, no apasionante sobre la población española, por ejemplo, por darte un dato, la mayoría de la gente cree que debe ser generoso, altruista, que hay que compadecerse de los otros, te lo dice un 70%, - ¿usted tiene compromiso social en Unicef, en Cáritas, en Cruz Roja? -, ¡un  10%!. Sin embargo si te vas a la naturaleza, el 87%  te dice que el cambio climático es un horror, pero el 60% te dice que cuando sale al campo tiene un comportamiento en favor de la naturaleza.

B.S.:    En psiquiatría del hospital Gregorio Marañón de Madrid, me comentan alarmados hace unas tres semanas, que han tenido que abrir una planta más de psiquiatría para jóvenes que se quieren suicidar y que hay una larga lista de espera para ingresar, que están desbordados a consecuencia del confinamiento. ¿Qué puedes decirme al respecto?

J.U.:     Es cierto que las personas vulnerables han sido muy zarandeadas por esta situación de zozobra que es el confinamiento y la pandemia y muchos jóvenes que tenían ya dificultades pues están pensando en ideas autolíticas, incluso a veces de suicidio. Sí, es cierto que lo estamos percibiendo, que lo vemos en la consulta, que también en Recurra Ginso estamos tratando casos de verdaderas dificultades. Quizás, antes, se diluían en las relaciones con otros jóvenes, en las salidas por la noche. Estos tiempos que digo, de zozobra, que obligan a enfrentarte a tus fantasmas, a tus miedos, a tu soledad, hace que algunos realmente se desequilibren y lleguen inclusive casi a disociarse. Bien está tener sistemas de percepción para captarles cuando están en riesgo, para tratarles, para medicarles, para generarles una nueva expectativa. Una esperanza de vida. Un motivo para vivir.

B.S.:    ¿Eres consciente del legado que estás sembrando nacional e internacionalmente?

J.U.:     No, porque me paralizaría. No. Bueno, internacionalmente menos. Yo lo que hago es, escribo, doy conferencias, voy a medios de comunicación, intento transmitir desde el conocimiento, divulgar mucho pero con rigor. Si a mí la Academia me dice, encárgate de ir haciendo un borrador, luego los 27 lo estudiaremos, lo discutiremos y de lo que traigas tú pues quedará poco, para mí es un reto.  Ayer le hablaba a una catedrática que es la gran experta en personas mayores de la tercera edad, a Mario Blanco que es el de psicología social que me hable de tal… Claro, es la aportación de muchos. Es como la tertulia (reuniones que celebra desde hace casi 30 años de grandes eruditos expertos en materias de la que es moderador), mucha gente en la que sea polifónico. Yo escribo un libro sobre violencia de género, - ¿qué dice Javier Urra sobre violencia de género? -, nada. Habla con la Delegada de Gobierno, habla con la Fiscal de Sala, habla con las fuerzas de seguridad y habla con personas que han sido maltratadas… y una vez que ya tengo todo eso saco el libro. Lo que hago es reunir los temas. ¿Quiero dejar un legado?, ahora con los cuentos se llama U.R.R.A. Universo, Respeto, Regalo, Animales. Son unos cuentos que ha sacado la editorial Sentir que son niños de distintos planetas, ellos unen una gema que tienen y llaman al capitán Urra para evitar problemas que tienen en sus distintos planetas. De los 4 a los 8 años. Son libros muy simpáticos pero muy serios.

B.S.:    ¿Qué sería para ti un mundo perfectamente imperfecto?

J.U.:     Ya lo tenemos. Yo creo que es perfecto. Creo que debíamos intentar mejorarlo un poco con justicia social, o sea, yo salgo a las 6.30h de la mañana a pasear por Madrid, he perdido muchos kilos y Madrid es una ciudad preciosa, muy segura, pero veo a gente que ha pasado la noche con el frío que hace y que no es el mendigo de toda la vida, que no es el drogodependiente de toda la vida, que además pasas y se da la vuelta y que está con una botella de litro y medio lavándose la cara y piensas, - esto nos podría pasar a cualquiera -. Por lo tanto esto de la aporofobia me parece un horror.

B.S.:    Se está viendo a gente nueva.

J.U.:     Claro. Creo que hay que plantear a los adolescentes qué mundo tenemos, y en ese sentido ir haciendo, cada uno hace lo que puede. Yo ya, después de ser Defensor del Menor durante años tuve un jamacuco, me pusieron 3 stens en el corazón, luego he tenido otro jamacuco y me pusieron otros 3, ya llevo 6, pero uno tiene que adaptarse. Ayer me llamaron del hospital y me dijeron, - usted tiene una prueba de fuerza y no se la vamos a hacer -, - ¿y eso?, ¿miedo a que una persona esté sudando, esté expectorando… ? - y dice – exactamente -. ¿Qué quiere decir?, que no me voy a hacer la prueba de esfuerzo, me harán una eco y ya está. Si el año va bien, bien… Quiero decir, ¿qué ha generado la pandemia?, muchísima generosidad, mucho altruismo, pero es que hay seres humanos que son un encanto y hay otros que son un horror. He trabajado 32 años en la Fiscalía, he trabajado mucho con violadores, con psicópatas, con asesinos. Yo a esa gente la conozco, no de oídas, es que las conozco, es que entran en este lugar donde estás haciendo la entrevista y yo sé lo que es, por su forma de mirar… es que lo sé. ¿Defínalo?, como si tuviera a un síndrome de Down, es que sé que es un síndrome de Down porque se parece mucho a otro síndrome de Down, me costaría más decir que tiene macrologic, la implantación auditiva más baja, pero no me equivocaría. La pandemia también ha sacado tiempo, paciencia, que le hace decir a la gente, - ¿a dónde voy tan rápido, corriendo? -.

B.S.:    ¿Tienes alguna película favorita?

J.U.:     Muchas. Una que me gusta muchísimo es Doce hombres sin piedad. Me parece que es una gran película porque se ve a 12 personas que quieren que se ejecute a una persona y una persona se enfrenta al resto. Es muy bonito desde la psicología del grupo. Son 11 contra 1, pero él argumenta, alega y los otros 11 quieren que se ejecute, pero él sigue y consigue el apoyo de otro, y ya son 10 contra 2. La cosa cambia. De adolescente me gustó mucho El puente sobre el río Kwai, porque es un mando del Reino Unido que le dicen que haga un puente para el enemigo, para los japoneses, pero él quiere que su tropa se mantenga fuerte. Mantiene a sus hombres con garra, con fuerza. Y luego una película ridícula es El mundo está loco, loco, loco, una gente que están buscando unos millones debajo de una palmera y van en coche. La he visto de adulto y es que me sigo partiendo de risa. Yo tengo mucho de niño.

B.S.:    ¿Un secreto que quieras desvelar?

J.U.:     ¡¿Un secreto!?... Bueno, una lucha personal, que es ser humilde. O sea, creo que soy una buena persona, que produzco mucho como psicólogo, que la sociedad me agradece mucho las cosas que hago, me premian…, pero tengo un reto conmigo mismo que es ser humilde. Valorar lo que hago pero ser humilde. No lo soy pero sí me gustaría ser.

B.S.:    ¿A quién admiras profundamente?

J.U.:     Fallecido a Winston Churchill, me parece que era un hombre que tenía criterio, que hizo lo que tenía que hacer, que supo oír, cuando le apartaron supo volver, que era un comunicador nato. Y actual a Rafa Nadal pero también me lo parece su tío, Tony Nadal. Rafa me parece que es un hombre sencillo, que tiene capacidad para ganar, para perder, que pasa como con Federer, que han mejorado los dos compitiendo. Me parece que son un ejemplo maravilloso.

B.S.:    ¿Algo por lo que volverías a pasar a pesar de?

J.U.:     Como soy Defensor del Menor, si me dijeran de volver a serlo y en vez de tener 3 sten se moriría al acabar, lo haría. Sabría que acababa la vida pero sabría que la vida tiene un objetivo que habría merecido la pena.

B.S.:    ¿Algo que rechazas rotundamente?

J.U.:     Bueno, algo que rechazo porque no lo tengo porque no soy humilde, tengo una cosa buena porque soy orgulloso, no tengo envidia. La gente que es muy envidiosa y que se carcome por la envidia me sorprende. Y una cosa que no entiendo es el racismo, el haber nacido en Namibia, en Oslo o que haya nacido en Cataluña o haya nacido en La Rioja…., el nacer en un sitio es puramente azaroso. Decía mi buen amigo Antonio Fraguas, Forges, ya fallecido, que el racismo es miedo al distinto. Es la mejor definición. Yo he estado en Washington con mi hijo en algún restaurante de negros y mi hijo me dijo, - oye papá, este no es un sitio así para nosotros ¿no? -, entré, compré, pero me vino muy bien. Noté lo que eran unas 50 personas mirándote muy mal, y yo me decía - pero si a lo que entro es a comprar -. Lo que noté fue la mirada en algunos muy despreciativa, - ¿este blanco qué hace aquí? -. Eso fue muy positivo para mí, si yo lo siento así, ¿qué sentirán ellos en el lado contrario?. No puedo entender que porque tú tengas un color o porque tengas una identidad sexual… En la clínica estoy viendo ahora a un niño que le pegan, que le ridiculizan. Un niño que a mí me emociona, tiene 11 años. Lleva su bolsito, su pintura de labios, su crema de manos, él piensa en mujer. Me decía el otro día, - ya he aprendido Javier que me van a pegar menos -, y le preguntaba por qué, y me decía, - porque ya haga lo que hagan, hago como que no me importa -. A mí eso me subleva porque tienes que aguantar, el pobre. Es lo que hay que explicar a los niños, si este niño se sienta niña, respétale, quiérele. Tenemos que tener una amplitud de miras que eso nos está todavía costando.

B.S.:    Recuerdo en tu anterior entrevista y que me dejó muy marcada, que dijiste que 9 de cada 10 niños transexuales se suicidaban.

J.U.:     Bueno no sé si ese porcentaje me parece muy elevado, se multiplica por 8. Hay un índice de suicidios. Eso es verdad. Lo que nos tenemos que preguntar es por qué. Si a mí me ponen una faldita, unos tacones, etc., te aseguro que me seguirán gustando las mujeres y no el camarero que nos atiende.

B.S.:    Porque tienes la sexualidad muy definida.

J.U.:     Exactamente

B.S.:    ¿Ves un aumento de la transexualidad en los niños?

J.U.:     Yo creo que sí. Lo que no sé si hay un aumento de la transexualidad y aparece y antes estaba callada y encubierta. Eso ya no te sé decir. Estuve una vez en Sálvame de Luxe, - estás grabando eh y soy miembro de la Academia de Psicología -. Y fui y sin cobrar, que voy siempre sin cobrar a un programa que me interesó mucho, con un hombre que es Nacho Vidal, muy educado y correcto conmigo me dijo, - Sr. Urra tengo un niño que se siente niña -, o viceversa, no me acuerdo, - y para mí es un lujo -. Le dije, - qué bien, pero le tengo que decir que el riesgo de suicidio es mayor -, pues una cosa es la orientación sexual, al no tener la identidad definida es complejo, quizás porque la sociedad no lo admite. Ten en cuenta que la homosexualidad hasta hace no mucho, en el DSM3 plantea que es un trastorno grave de la sexualidad. Es biopsicosocial, cuando cambia un poco la sociedad y la cultura también cambia un poco el formato. Hay que educar a los niños en lo que es lo distinto. Yo puedo escribir un texto muy riguroso en la Academia de Psicología de España, pero luego puedo escribir un cuento muy tierno para niños. Son dos cosas muy distintas.

B.S.:    ¿Te gustaría reencarnarte en alguien en tu próxima vida?

J.U.:     Mujer, Y no digo que viviera mejor. Creo que la mujer es más rica que el varón porque tiene más amplitud. Me gusta su desarrollo profesional, su familia, su amiga con el teatro. El hombre es direccional, quiero ser director general. Mujer para vivir, para ser madre, quizás en una sociedad mejor que la actual porque la mujer sufre más que el hombre, pero la mujer es mucho más rica. Por ejemplo, una cosa que a ti te gustará que te diga y que es políticamente incorrecta es que la mujer nunca conseguirá la igualdad laboral con el varón. Nunca. Ten en cuenta que yo soy uno de los 52 expertos del Pacto de Estado contra la violencia de género. He estado en el Congreso, en el Senado. La mujer no lo va a conseguir nunca porque no lo quiere. ¿La mujer quiere ser la directora general de Repsol?, pues sí. ¿Es capaz de serlo?. Yo llevo muchísimos años en el Tribunal de Oposiciones en el Ministerio de Justicia y gana casi siempre una mujer, pero la mujer sería directora general siempre y cuando no le quite de otras cosas que cree que son tan importantes o más. En cambio el varón, muchas veces decimos, - ¿qué es para mí lo esencial?, ser lo mejor en mi profesión y el resto, la familia, los amigos, el teatro… Bueno, queda subsidiario -. Claro ¡si tú dedicas de 24 horas al día, 20 a tu trabajo!, ¡eres un crack!. Hay mujeres que dicen, - No. Voy a ser una profesional y voy a ser la mejor cirujana del mundo -, pero ¿quién será jefe de servicio del hospital y tener esa responsabilidad que se te va a ir en gestión tanto tiempo en vez de estar con amigas porque te gusta pintar por las tardes?. Muchísimas mujeres te van a decir que no. Que quieren compatibilizar y el varón no, porque el varón no se dedica a la sensibilidad, no está cuidando a los ancianos, no cuida a los niños. No hay varones en enfermería casi, no hay varones casi en psicología. El 88% de psicología son mujeres. De 0 a 6 años la educación es de mujer. Mira en la Navidad quién se va a dedicar a los abuelos. Han cambiado las cosas pero no mucho.

B.S.:    Muchas gracias nuevamente por atenderme Javier. Un honor.

J.U.:     Gracias a ti. Y come que se te enfría…


Escudo veraz

Fdo.:   B. SHIELDS

 

Comentarios

Entradas populares