Ir al contenido principal

PASEN Y VEAN

ENTREVISTA A JAVIER ORTEGA SMITH, SECRETARIO GENERAL DE VOX. No soporto al traidor, es lo peor. Los de Vox no nos andamos por la ramas.

B. Shields y Javier Ortega Smith   ENTREVISTA A JAVIER ORTEGA SMITH, SECRETARIO GENERAL DE VOX No soporto al traidor, es lo peor. Los de Vox no nos andamos por la ramas. Nuevamente en el Congreso , me reúno con uno de los pilares de VOX , Javier Ortega Smith , Secretario General de Vox y Diputado del Congreso , quien repite como entrevistado. Entrevista realizada pocos días antes de su enlace matrimonial con Paulina Sánchez del Río Nájera . Previo a ésta entrevista, me estuvo comentando la primera que le realicé. Me sorprendió gratamente cuando me expresaba cuánto y cómo le había gustado la entrevista primera por cómo ahondamos en los temas, por cómo los habíamos encauzado y concretado y cómo de directos y claros fueron. Y me puso de ejemplo el tema de la Violencia de Género que tanto habíamos tocamos. Y continuando con énfasis sobre ello directamente me declaraba lo siguiente: ORTEGA SMITH: (Sobre alguien que preguntaba a cerca de las estadísticas de muertes) Oiga no me

ENTREVISTA A JAVIER NAVASCÚES, SUBDIRECTOR DE EL CORREO DE ESPAÑA Creo que hoy en día Dios no está presente en la sociedad. Si no está Dios prima el pecado.

 

B. Shields y Javier Navascúes

ENTREVISTA A JAVIER NAVASCÚES, SUBDIRECTOR DE EL CORREO DE ESPAÑA

Creo que hoy en día Dios no está presente en la sociedad. Si no está Dios prima el pecado.

Javier Navascúes, subdirector del periódico El Correo de España, presentador de TV y radio, guionista, etc. Colaborador de grandes medios, con un CV donde la presencia y la pasión por el periodismo hacen de él una de las labores más destacadas, así como su amor por el catolicismo.

B.SHIELDS: Javier, sin lugar a dudas es un gran placer entrevistarte siendo tú un grande entre los grandes, sin embargo me curiosea el por qué me has elegido a mí después de que lo hicieras tú conmigo. ¿Cuál fue el motivo?

Javier se encuentra algo inquieto pero sonriente.

JAVIER NAVASCÚES: Simplemente como te veo una gran entrevistadora y tuve la dicha de entrevistarte y veo que eres un personaje muy rico, muy polifacético, y ya que haces tantas entrevistas y tan variadas, ¿por qué no que me hicieras una a mí?. Realmente es algo que me hacía ilusión. Pues vamos a probar a ver qué tal sale.

B.S.: Y además ¿creo que será muy distinta a las que te hayan podido realizar hasta ahora no?

J.N.: Bueno, normalmente hago entrevistas sobre temas religiosos, temas serios y no sé muy bien por dónde vas a salir ahora.

B.S.: ¿Me dices con esto que puede que no sea muy seria?

J.N.: Bueno, los míos son más religiosos, más trascendentales.

B.S.: Quería aclarar algo que me sorprendió. Cuando tú me entrevistaste me preguntaste si no tenía alguna fotografía en la que no estuviera en minifalda porque tú tienes muchísimas y grandes seguidoras religiosas entre ellas. Y me preguntaste si tendría alguna con falda.

J.N.: Exacto.

B.S.: Yo, sorprendida, te dije que no tenía, y que no era ninguna broma, pues voy a todos sitios con paso militar y ya me había cargado 3 faldas. Tú respuesta fue, ¡si no te pongo un burka!. ¿Cómo una persona tan cristiana tiene esa expresión?

J.N.: Bueno, era una broma. En primer lugar, no tengo tantas seguidoras, eso lo has dicho tú...

B.S.: … eso me lo dijiste tú. Discúlpame.

J.N.: Me sigue un público católico en general y creo que le gusta la decencia en el vestir y vestir con modestia. Cuando vistes con minifalda más provocativa pues eso desdice un poquito.

B.S.: ¿No es muy decente?

J.N.: Para la ortodoxia católica no propiamente. De hecho, la Virgen en Fátima dice que hay que vestir con decencia, la mujer tiene que vestir con una falda...

B.S.: O sea, ¿yo soy indecente por llevar minifalda?

J.N.: Desde la ortodoxia católica sí. Un poquito.

B.S.: ¡Vaya hombre!. ¿Y también por tener 4 cms., de más en el fémur?

J.N.: Pero no te lo tomes a mal. Creo que eso no es excusa. Creo que hay maneras de vestir sin enseñar tanto ¿no?.

B.S.: ¡Vaya corte que me has dado!

J.N.: Los católicos pensamos que la minifalda no es una prenda muy pudorosa que digamos ¿no?.

B.S.: Hombre, no se puede comparar con el hábito.

J.N.: No. Por supuesto, pero aún así para una ama de casa, para una joven...

B.S.: El hábito no hace al monje.

J.N.: Ya. No hace al monje pero ayuda bastante. Creo que si uno es católico tradicional yo creo que tiene que defender las buenas costumbres ¿no?. Y creo que con las buenas costumbres la mujer debe vestir con un poquito de más decencia, no tan provocativa. La minifalda es una prenda un poquito inmoral desde mi punto de vista.

B.S.: ¿Y el pantalón?

J.N.: Bueno, lo ideal es que la mujer lleve faldas, pero bueno, hoy en día...

B.S.: ¿O burka?

J.N.: No. Burka no tanto ¿no?. Lo ideal es que lleve falda.

B.S.: Bueno, ¡si no te pongo un burka!. Me lo querías poner.

J.N.: Se puede llevar falda, vestido, lo que sea pero realmente con más modestia ¿no?. Si entiendes lo que es el concepto de modestia, el pudor, el recato.

B.S.: Sí, si entender lo entiendo.

J.N.: Como una hija de María. No digo que tengas que ser una monja pero como una chica pues de acción católica, de la Sección Femenina. Pues decente. No tanto una chica yeyé sino una chica más chapada a la antigua.

B.S.: Casi que fui monja y estuve en un internado de monjas.

J.N.: Pues has debido salir un poco rebotada ¿no?, porque...

B.S.: No. Que va.

J.N.: Pero no te lo tomes a mal pero yo como católico pienso que la minifalda no es una prenda que una dama católica deba llevar. Es una opinión mía y de mucha gente.

B.S.: Ni tampoco un burka como dama católica.

J.N.: No. Como dama católica no. Eso si es la esposa de un talibán.

B.S.: Pero la comparación que me hiciste...

J.N.: Espero que no te moleste pero creo que la minifalda no es de recibo.

B.S.: Lo que me molestó fue lo del burka.

J.N.: No. Eso era broma.

B.S.: Todas las bromas tienen algo de serio.

J.N.: Si, pero como católico que he defendido y defiendo las buenas costumbres, pienso que hoy en día tal y como están las playas, las piscinas..., un católico que quiera vivir la pureza, pues no convienen ciertos lugares si es ocasión de pecado ¿no?. O sea, eso es una cosa que los que somos católicos a marcha martillo, reconciliares, pues defendemos esas formas, esas buenas costumbres católicas como podría ser la vida de la Sagrada Familia, la VirgenSan José, una familia católica. Esas familias de antiguamente que la abuela estaba en casa, familias en las que se rezaba el rosario, familias de antaño. Vestían con mucha decencia, de una manera un poco monjil pero realmente es como son las buenas costumbres, como debe vestir el caballero y la dama católica.

B.S.: Dices familias de antaño, ¿te refieres con ello que hoy en día no existe?

J.N.: No. Hoy en día se va perdiendo, se va perdiendo la elegancia, es todo más informal, no es como antiguamente que se vestía más dignamente, sobre todo para ir a la Iglesia el domingo. Se vestía con lo mejor. Realmente había más decoro, el hombre con traje, corbata, con chaleco, con sombrero y la mujer con esos vestidos. Mira las películas como Lo que el viento se llevó, las películas clásicas.

B.S.: Pero te remontas a demasiado antiguo ¿no?

J.N.: Bueno, las costumbres se han ido degenerando. Se tiende más a lo chabacano, hoy en día las mujeres van con minifaldas por la calle, con muy poca ropa.

B.S.: Bueno, creo que ahí ya estaríamos hablando de clases.

J.N.: No te creas. Hay señoras bien que van con mayas, se está generalizando.

B.S.: Le recordé a mi madre que le regalé unas zapatillas de deportes muy buenas para que pudiera andar a gusto cuando tuviera que hacer caminatas en viajes, excursiones..., y me dio otro corte, ¡eso no lo llevan las señoras decentes!.

J.N.: Oye, tu madre parece otro personaje tuyo. Yo creo que con la globalización se están perdiendo las clases, la elegancia.

B.S.: Hace unos 8 años más o menos, esto es rigurosamente real, dijeron en unos informativos nacionales que omitiremos, que el 75% de la población mundial eran gente sin clase, por suavizarlo. Muy sutilmente pero soltaron ese guantazo. ¿Cómo te quedas?

J.N.: ¿Pero con qué autoridad moral dijeron eso?. Habría que ver qué se entiende por gente sin clase para mantenerlo suavemente.

B.S.: Bueno, hacían referencia a la mezcla de gentes de todo tipo, de todas las clases, de índoles y condiciones, del todos con todos y como resultado estadístico...

J.N.: … Yo pienso que hay una decadencia moral y de costumbres muy grande en la sociedad. Hoy en día es una sociedad hedonista que ha vuelto la espalda a Dios y por eso nos dejamos llevar por el fommes peccatis, la tendencia al pecado, el pecado original que tenemos. Si hay poca virtud se reza poco, hay buenas costumbres. Si no se practican los Diez Mandamientos pues la gente tiende a robar, a mentir, a aparentar, a criticar al prójimo... Realmente no hay principios, el que puede te hace un cobro sin factura, el que puede te engaña por aquí o por allá. Como no hay rectitud moral en general, no hay un referente moral, no hay un santo que te diga lo que está bien o está mal, hay un relativismo moral, pues cada uno hace lo que puede. El hombre y la mujer tienen las más bajas pasiones. Creo que hoy en día Dios no está presente en la sociedad.

B.S.: ¿El hombre y la mujer?

J.N.: Sí. No quiero pecar de feminista. Si no está Dios prima el pecado. Creo que gentuza como tal no hay. Habría que distinguir. Hay gente mala, retorcida, psicópata. Hay poca. Bueno, tú crees que hay más porque has vivido mucho ¿no?, tú tienes más mundo.

Javier Navascúes y B. Shields

B.S.: Te lo diría como criminóloga.

J.N.: ¡Ah!, como criminóloga. ¿Hay más gente de la que parece no?

B.S.: Va en aumento.

J.N.: ¿Pero se disimula bien no?, pero gente retorcida, gente difícil, ¿sí que hay más no?

B.S.: En los años 50, dos psicólogos muy prestigiosos en EEUU advirtieron al gobierno del aumento de la psicopatía, la maldad, y que si no tomaban cartas en el asunto, en unos 50 años nos enfrentaríamos a un grave problema. Los hechos están hablando por sí solos.

J.N.: Cada vez hay más crímenes, cada vez hay más casos de psicópatas. Esto pasa también mucho en EEUU, que un loco coge una metralleta y se va a un instituto. Gracias a Dios que en España no hay permiso de armas porque sino, por el carácter latino, y no me gusta decir, hay mucha violencia de género, hay mucha violencia en general, y por supuesto el hombre es más fuerte y son más las mujeres las que sufren los malos tratos ¿no?, pero no por ser mujer y por ser hombre si no simplemente por una cosa natural.

B.S.: ¿Tú crees en la Violencia de Género?

J.N.: No, yo no creo en la Violencia de Género, simplemente que hay más casos porque el hombre es más fuerte, es más normal que el hombre pegue a la mujer que no al revés ¿no?.

B.S.: La violencia del hombre podría ser más bien física, ¿es lo que tu expones no?.

J.N.: Sí. Y la manera de la mujer es violencia económica que se queda con toda la pasta. ¿Tú crees que no?

B.S.: Bueno, si te digo de qué manera lo hace estaría dando una idea.

J.N.: Ah, vale. No des ideas.

B.S.: A ver, no me gustarían las críticas con lo que ahora te cuento en respuesta a lo que me preguntas. Siendo totalmente objetiva, simplemente transmito una información. Según informes criminológicos norteamericanos, la mujer es igual o superior al hombre en maldad.

J.N.: En maldad, ¿pero no en violencia a lo mejor no?

B.S.: El tipo de violencia que ejercen suele ser otro.

J.N.: Un tipo de venganza más... O sea, que la mujer es más calculadora para hacer el mal. El hombre tiene más nobleza y la mujer es más perversa en el sentido de que no agrede físicamente pero sí que te puede, a lo mejor, dejarte en la ruina.

B.S.: El hombre sí es más noble. No quiero darte el porcentaje de lo que llaman mujeres depredadoras.

J.N.: ¿Y las mujeres os lleváis fatal entre amigas no?

B.S.: Pues no sé... Mis amigas, la mayoría son gays. Mis amigas auténticas mujeres son prácticamente todas extranjeras.

Sonreímos.

J.N.: Yo pensaba que gay era solo para los tíos, ¿una mujer también es gay?

B.S.: ¡Claro!. (Me río) Si te gustan los hombres...

J.N.: ¡Uy!. ¡Esto es muy complicado!. ¡Me he perdido!. Sigue.

B.S.: A ver, estando en Chueca con unos amigos hace mucho, me preguntaron extrañados si yo sería alguna vez lesbiana y les respondí, ¡que va, yo soy como vosotros, soy gay, me encantan los hombres!.

J.N.: ¡Ah vale!, ¡eso lo he cogido!. ¿Y tus amigas extranjeras que son, de Cataluña o de Vascongadas?... ¡Va!, que eso era broma. ¿Me dejarás ver todo antes de publicar?

B.S.: Vaya. Rarísima vez lo hago, solo por algún tecnicismo.

J.N.: La censura es buena.

B.S.: Siempre y cuando perjudique a la sociedad, pero si es una verdad que deba conocer la gente, ¡adelante!. Solo la mentira se ha de censurar.

J.N.: Vale, sigue preguntando.

B.S.: ¿Nunca has tenido la idea de tener una familia?

J.N.: No. Nunca me hizo ilusión tener una familia. Y antes de convertirme estaba por el mundo pues buscando como algún rollete, tener algo así, sencillo. Ya luego, cuando te conviertes, ves que eso es incompatible con la moral católica pues ya es un poco más difícil. Me dijo un amigo, si no buscas una relación seria para casarte, no juguetees con las mujeres porque eso no es buen ejemplo y no conduce a nada.

B.S.: Estuviste 3 años en el Seminario pero ¿tampoco te llegó a satisfacer no?

J.N.: Eso de si no eres sacerdote o religioso te tienes que casar, y yo digo que no tiene por qué ¿no?. Reivindico la vocación de la soltería, a nadie le obligan a casarse, ni a ser cura ni a ser monja, realmente puedes estar soltero y es una opción perfectamente lícita para alguien a quien no le atrae la vida matrimonial, no le atrae tener hijos y no le atrae tampoco o no ha podido, la vocación religiosa. Creo que ser soltero es un estado totalmente digno, creo que habría que reivindicarlo y respetarlo ¿no?. Sé que no es políticamente correcto.

B.S.: ¿Eres hijo único?

J.N.: No. Tengo una hermana.

B.S.: ¿Crees que todas las mujeres son depredadoras?

J.N.: No me gusta llamarlas depredadoras sino interesadas. Eso que dicen que la mujer busca la seguridad. Pues realmente sí. La mujer busca y se casa con un tío que tenga una vida estable. Generalmente es así. Yo tengo esa experiencia personal. Sé que hay casos que se han enamorado de chicos que no tenían trabajo, que no tenían nada y que han salido adelante, pero en general, esa visión como romántica yo creo que en la vida real se da pocas veces. Soy muy negativo en ese sentido.

B.S.: Del 1 al 10, ¿cuál sería tu capacidad de asombro ante la vida?

J.N.: ¿En qué sentido?

B.S.: Si de repente la vida te tira por tierra todo lo que estás comentado ahora...

J.N.: Bueno, yo no me cierro del todo. A priori no me atrae la vida del compromiso, matrimonial, ni tener hijos, pero, estoy abierto a si apareciese la persona por la que merece la pena romper estos esquemas. Lo digo en la teoría pero en la práctica estoy convencido de que no va a pasar.

B.S.: Te he llegado a escuchar que te sorprendía que hubiera mujeres inteligentes y guapas.

J.N.: ¡¿Eso te lo he dicho alguna vez?!. ¡O fuera de micrófono!

Es evidente. Nos reímos cómplices.

J.N.: Obviamente las hay... Esta pregunta ya no se podría quitar ¿no?

B.S.: (Me sonrío) Ya no. O sea, ¿consideras que si una mujer es guapa no puede ser inteligente?

J.N.: Las hay. Hay que sean guapas e inteligentes. Eso está científicamente demostrado.

B.S.: ¿Científicamente demostrado?. ¿Quién mide el físico conforme a la inteligencia?

J.N.: Pero hay casos de chicas que son muy atractivas y son inteligentes.

B.S.: No es lo mismo ser guapo que atractivo. Puedes tener 80 años y seguirás siendo atractivo.

J.N.: O ser inteligente y triunfar en la vida. Conozco a gente muy inteligente que fracasa rotundamente y mediocre que a lo mejor le ha ido bien, o tiene facilidad para los negocios, o negocio familiar y le ha ido muy bien. Eso no tiene nada que ver.

B.S.: A los psicópatas, por ejemplo, se les puede dar muy bien los negocios.

J.N.: ¡Ah sí!. En ese sentido puedo estar yo tranquilo.

B.S.: En banca, en política y en prensa rosa es donde el aumento de la psicopatía más florece. ¡Ojo!. Solo traspaso información. Reitero. En ningún caso esto es una subjetividad.

J.N.: Porque tienen más capacidad para manipular, para embaucar a la gente ¿no?. Eso es muy lógico también.

B.S.: Estadísticas.

J.N.: No sé quien decía que la mentira era la única forma de supervivencia, que esto va contra el pensamiento católico. Es una frase muy cínica pero lamentablemente es así. Hoy en día para sobrevivir, lamentablemente mucha gente recurre a mentir, a lo que sea, porque no hay escrúpulos ni principios.

B.S.: Has comenzado muy relajado al principio de la entrevista, muy acercado, muy abierto, pero de repente te me alejas, te cruzas de brazos...

J.N.: … a ver no me alejo tanto, no te tengo miedo, no soy Pedro Ruiz.

Nos sonreímos precavidamente.

B.S.: ¡Vaya!, ¿tú crees que él me tenía miedo el pobre?

J.N.: No sé... (Sonríe pícaramente)

B.S.: Quien me decía que me tenía miedo era José Manuel Franco, el Delegado del Gobierno... Sin embargo agradezco que estuviera muy receptivo.

J.N.: ¡Ah sí!. ¡Franco!. Pues yo voy a ser franco también.

B.S.: ¿Ves?. Quería romper un poco más el hielo. Ya estás más relajado, has descruzado los brazos...

J.N.: Esta entrevista antes de salir quiero meter tijeretazo. Como yo soy el subdirector, tengo acceso al editor... (Ríe)

B.S.: Corta y pega ¿no?

J.N.: Bueno, sigue.

B.S.: Cuando refieres a antaño, no sé si lo haces algo Cromagnon o a un antaño...

Sonreímos.

J.N.: No. A la España de Franco por ejemplo.

B.S.: Me has leído el pensamiento. ¿Con Franco se vivía mejor?

J.N.: Claro, porque con Franco no había especulación inmobiliaria. Cualquier familia trabajadora se podía comprar un piso, tardaban a lo mejor 2 años en pagarlo y no estaban tan desproporcionados como ahora que es una locura los sueldos con la proporción de los pisos. Hoy en día el sistema quiere que sea así, que estemos toda la vida pagando el piso. Con Franco era todo más asequible, el Estado facilitaba las cosas, había trabajo, solo con el trabajo del hombre salían las familias adelante, había un mes de vacaciones. Creo que se vivía mucho mejor en general. Había más calidad de vida. No había tantos impuestos, había seguridad ciudadana. No había tantos chupópteros como hay ahora. Con Franco se vivía mucho mejor, desde luego.

B.S.: Con esta opinión sobre el franquismo, ¿qué opinión te merece entonces el sanchismo?

J.N.: Bueno, es el frente popular. Es un hombre narcisista, hedonista... Tú dirás psicópata porque lo habrás estudiado. Pues sí, un psicópata. Un madelman de saldo.

Javier Navascúes

B.S.: ¿Tú crees que es un madelman?, ¿está cachas?

J.N.: No. Un maniquí. Un personaje, un producto de laboratorio, como Rivera, son estos loritos que les enseñan a decir 4 frases. Club Bilderberg. Los ponen. Gente con una cierta imagen.

B.S.: Tengo entendido que Rivera salió precisamente porque el Club Bilderberg quería manejar sus hilos y se negó. ¿Es así o me equivoco?

J.N.: Bueno, Roma no paga traidores. Puede que el niño se revelase contra papá y le dijese, ¡chavalín!, ¡fuera de aquí ya!. Hasta aquí ha llegado la broma. Puede ser ¿no?. Todo tiene un precio en esta vida y a veces puedes tener decencia cuando alguien impone cosas con las que no estás de acuerdo y puedes salirte.

B.S.: ¿Sin embargo Inés Arrimadas sí comulgó con ello?

J.N.: Bueno, de momento sí ¿no?. Esta mujer sí que es guapa pero dudo mucho que sea inteligente.

B.S.: O sea, ¿ella sí comulgó con el Club Bilderberg?

J.N.: De momento sigue ahí. A saber cuánto dura, cuánto tiempo la tienen las logias ahí. Cada vez me aburre más la política, por cierto.

B.S.: ¿Sí?. ¿No te gustaría ser político?

J.N.: No. Para nada. No me gustaría bajar al poder. Yo le llamo Bajar al Poder en lugar de Subir al Poder. En principio no. Hay que valer para eso. Es decir, hoy en día hay que tener el coraje de un héroe para ser una persona simplemente decente. En un reinado católico luchar por el bien común, sí que sería noble la tarea política tal y como están las cosas, con determinadas ideas no puedes llegar. Ni me lo planteo.

B.S.: Me gustaría que te relajaras.

J.N.: Me he vuelto a cruzar los brazos, debe ser porque hace frío. Es que estamos en una noche siveriana...

B.S.: Sobre todo frío. ¡30 grados esta noche!

Reímos.

J.N.: Bueno me relajo. Venga, al grano. A ver si me haces alguna pregunta comprometida ya, que hasta ahora han sido...

B.S.: ¡Ah!, ¿hasta ahora tú crees que han sido suaves?

J.N.: Bueno sí. Son temas muy vergonzosos, como la misoginia... (Se retiró de la entrevista)

B.S.: Aún habiéndome respondido lo que hasta ahora, ¿te vas a casar algún día?

J.N.: En principio no, pero si Dios demuestra lo contrario. (Ríe) Si me casase con alguien sería con alguien como contigo, por ejemplo.

B.S.: ¡¿Ah?! (Muy sorprendida)

J.N.: No sé... Una mujer interesante, bella, inteligente. Pero bueno, eso no creo que pase ya.

B.S.: Vaya hombre. Muchas gracias. No lo hubiera esperado. Es lo más bonito que me han dicho en una entrevista.

J.N.: ¿Sí?. Contigo a lo mejor se me quitaría la misoginia. Por lo menos esta noche se me está quitando. Sí.

B.S.: Vaya. Después de esto me has dejado noqueada.

J.N.: Es un decir. Me has hecho una pregunta y yo respondo.

B.S.: ¿Qué solución encontrarías a la España político-social de hoy en día?

J.N.: Yo creo que hay 3 pilares básicos. Primero la oración, no rezamos, el Santo Rosario en casa, la adoración ante al Santísimo. La formación, formarnos en La Doctrina Católica, en Santo Tomás, los principios de la Patria. Hay que formarnos en un espíritu nacional y en los principios católicos. Y la acción, la militancia política pero con una vida de oración, coherente y de acción, como era Blas Piñar, un hombre bien, un hombre de oración, recto, bien formado y de acción, un militante valiente. Yo creo que esos 3 pilares: oración, formación y acción.

B.S.: ¿Si Isabel y Fernando, los Reyes Católicos levantaran la cabeza?...

J.N.: Pues se escandilazarían mucho, sobre todo Isabel que era una santa, Fernando no, que era un poco mujeriego, o sea, a Fernando igual no le chocaría tanto el mundo actual. Fernando no era tan santo, él era esposo consorte, “con suerte”.

B.S.: Y sobre la inmigración ¿qué opinas?

J.N.: Es mejor que cada uno se quede en su país. Se puede venir de turismo, se puede viajar, pero si te arraigas a la Patria donde has nacido pues cada uno debe estar orgulloso de su tierra salvo circunstancias. Lo normal es estar en la tierra en la que has nacido.

B.S.: ¿Luchar por su tierra?

J.N.: Yo pienso que sí. Es lo normal. La inmigración es un poco contra natura. A veces habría que ver también situaciones extremas, gente que está en guerra, que se está muriendo de hambre, que dicen, pues de perdidos al río, me voy a donde sea. Esa gente es lícito que piense así, yo también lo haría si estuviese en un país muriéndome de hambre, también me vendría. También los gobiernos españoles tienen que decir, aquí hay unas condiciones para venir, hay que tener papeles, hay que tener las cosas bien hechas conforme Dios manda y la ayuda primero a los de casa. La caridad empieza por uno mismo.

B.S.: Siendo como eres y teniendo las ideas católicas que tienes, fuera de entrevista me dices que Vox para ti no eres de derechas. ¿Cómo lo consideres entonces?

J.N.: Bueno, es una derecha liberal, light, a mí se me queda muy a la izquierda. Yo para empezar, como dice el profesor Barraycoa, no haría esa distinción decimonónica de derechas y de izquierdas, yo diría, tradición católica o revolución. Dentro de la revolución, meto a los partidos conservadores y de derechas, o sea que tanto izquierdas como derechas forman parte de la revolución.

B.S.: ¿Sueles votar?

J.N.: No. No voto. En principio no porque no hay ningún partido que me represente, como dicen los cursis ahora.

B.S.: ¿No te atreverías a fundar tu propio partido?

J.N.: No. Yo creo que no.

B.S.: ¿Entonces te conformas con lo que hay?

J.N.: Yo creo que en la meta política lo que habría que hacer son pequeñas comunidades de asociaciones, bastiones culturales de resistencia. No creo en la democracia liberal esta, donde el voto de un asesino vale igual que el voto de una persona honrada o donde todo se vote, que si se vota que la pederastia está bien, aunque lo vote la mayoría, no está bien. No creo en esta democracia que va contra Dios, como mucho creería en una democracia orgánica donde se respeten las leyes de Dios, que no haya aborto, que no haya eutanasia y se respeten primero los derechos de Dios. Como esto no se da, pues prefiero no votar.

B.S.: Me da miedo preguntarte entonces, ¿qué piensas de LGTBIQ?

J.N.: Dime con quién no te puedes meter y te diré quién manda. Hay dos lobbys, los judíos y el lobby LGTBI. Si te metes con ellos pues te pueden llevar a los tribunales.

B.S.: ¿No te gustan los judíos?

J.N.: Yo no voy a entrar en... O sea habría que...

B.S.: Si nos vamos a antaño que te gusta tanto hablar de ello, Jesucristo era judío...

J.N.: Habría que prescindir entre lo que es la sinagoga de Satanás, el sionismo internacional como enemigo de la Cristiandad y lo que es el judío de raza, simplemente habría que hacer una distinción. Realmente es un tema polémico que está ya todo muy trillado. Yo defiendo la Cristiandad y estoy en contra de los enemigos de la Cristiandad, ahí puedes incluir a los judíos, a los liberales, al marxismo... En fin, hay que distinguir judío en cuanto a sinagoga de Satanás, como enemigo del cristianismo y el judío de buena fe. Esta pregunta tampoco me hace mucha gracia porque no vamos a ganar nada y sí podemos perder mucho.

B.S.: De todos los medios en los que escribes, TV y demás en los que colaboras, ¿tienes un nuevo proyecto para una TV?, ¿puedes hablarme de ello o aún no puedes desvelar nada?

J.N.: Bueno sí. Dios mediante voy a colaborar si Dios quiere en La Contra TV. Es un medio que da un tipo de noticias que normalmente no aparecen en otros medios, precisamente contra el nuevo orden mundial, contra toda la ideología anticatólica, contra toda la ingeniería social anticristiana. También en la parte de El Correo de EspañaInfoCatólicaDios mediante, también voy a colaborar allí también.

B.S.: ¿Es el proyecto más inmediato que ahora tienes?

J.N.: Sí. Me ha salido la oportunidad. Estoy de momento contento y a ver si pues puedo perseverar en este proyecto.

B.S.: ¿Continuarás en El Correo de España?

J.N.: Sí. Dios mediante sí. Por fidelidad a los principios de España Nacional, por fidelidad a Álvaro Romero pues es un medio que no quiero dejar. Quizás mis obligaciones a veces, por épocas, me permiten estar menos activo. Hasta ahora estoy activo casi todos los días pero no lo quiero dejar nunca o dejar del todo.

B.S.: ¿Cuántas entrevistas publicadas llevas solamente en El Correo de España?

J.N.: Bueno, en todos los medios en los últimos 2 años habré hecho unas 700 entrevistas y textos. Tampoco quiero ponerme medallas.

B.S.: ¿Has tenido alguna anécdota, algo relevante que puedas contar?

J.N.: Hay personajes que se han hecho de rogar bastante, llamar muchas veces, esperar meses.

B.S.: Tus entrevistas no son presenciales al contrario que las mías, yo necesito interactuar.

J.N.: Bueno cuando hacía entrevistas en vídeos sí eran todas presenciales. Hago alguna cuando me entrevistan por Zoom. Generalmente cuando son escritas, pueden ser a través del correo electrónico pero generalmente no son presenciales.

B.S.: Además de El Correo de España, colaboras en prensa escrita, en otros medios ¿verdad?

J.N.: Colaboro en otros medios como InfoCatólicaAhora InformaciónTradición Viva, Ok Diarioetc. Unos medios también se hacen eco de otros y cualquier medio católico me puede sacar a veces.

B.S.: Llevas muchos años viviendo en Barcelona, ¿crees que veremos llegar a dar la independencia a Cataluña?

J.N.: Yo creo que no lo veremos. Contra España se vive muy bien y siempre estarán dando la murga. Como dice un amigo mío, no, porque ellos son muy cobardes y ninguno daría la vida por la independencia de Cataluña. Eso que decían que la CUP iba a tomar el aeropuerto; son unos niñatos y nadie se atrevería a derramar una gota de sangre. Yo creo que en principio no. Están siempre protestando, quejándose con ese complejo pueblerino que tienen antiespañol y cateto. Creo que son fuegos de artificio. De momento no. Habría que ver también si vuelve Eta en Vascongadas, pero en principio no. Ellos ya han desconectado de España hace tiempo, los pueblos de la Cataluña profunda viven ahí con su idioma de paleto, viven con sus rebollones, viven en su mundo mirándose el ombligo.

B.S.: Hay pueblos, zonas de Cataluña prácticamente infranqueables donde un español no puede casi entrar.

J.N.: Sí. Es la Cataluña más analfabeta, la ignorante, más provinciana y acomplejada. Básicamente han desconectado del tiempo. Existirá siempre este problema, va a tardar tiempo en irse y probablemente tardará muchos años. Tenemos que coexistir con él, es como con el virus, que ha venido para quedarse.

B.S.: Teniendo en cuenta que los virus llevan existiendo desde que el hombre es hombre, ¿qué fue antes el virus o el hombre?

J.N.: ¿El huevo o la gallina?... Yo creo que no se dará la situación para ver esto, por lo menos a corto plazo no parece que se vaya a dar. No se puede decir definitivamente que es imposible, pueden cambiar muchos las tornas, bastaría con que Pablo Iglesias hubiese tomado el ejército, como ya le han cortado la coleta no lo puede hacer.

B.S.: ¿No te da miedo el silencio de Pablo Iglesias?. Que esté tan silenciado y desaparecido.

J.N.: No. Un personaje totalmente indiferente.

B.S.: Casi todo el mundo me dice lo mismo. ¿Por qué será?

J.N.: Bueno, no sé, yo creo que es un demagogo que ha estado viviendo del 15M, viviendo de la demagogia de la izquierda, que si luchaba por la clase obrera, el irse de Vallecas. Creo que es un farsante como puede haber en otros partidos. Es un personaje que por supuesto no es santo de mi devoción, no me interesa nada su vida ni lo que hace ahora.

B.S.: Pasando a preguntas más intrínsecas, ¿dónde te irías y con quién?

J.N.: (Sonríe gustoso) ¿Dónde me iría a vivir y con quién? Bueno... ¿con quién?..., si el Señor pone a una persona en el camino, a una chica..., bueno más bien diría señora, a mi edad...

B.S.: ¿A tu edad?. ¡ni que fueras viejo!

J.N.: … Bueno... una chica, no sé. ¿Con quién?, no lo sé. ¿Tú te irías a vivir a algún sitio conmigo?

B.S.: (Sorprendida sonrío) ¿Esto quieres que entre?

J.N.: (Sonríe) No sé. Bueno. ¿Tú te irías a vivir a algún sitio conmigo?. ¿Roma, Venecia?. ¿Vamos a Roma y que nos case el Padre Apeles?

B.S.: (Sigo sonriendo) Teniendo en cuenta que en su época, no recuerdo con exactitud si en el siglo XVII, Venecia fue el prostíbulo de Europa, y el summum de las mayores depravaciones, pues me da bastante repelús. Con lo cual, se me perdona que lleve minifalda y paso militar. ¿Qué te gusta más la minifalda o el paso militar?, ¿o es una contradicción?

J.N.: (Sonríe) Hombre una cosa es lo que me gusta y otra lo que conviene. Yo como católico no. Yo creo que puedes llevar una falda más holgada, cómoda.

B.S.: A mí no me daña la minifalda. Voy más rápida y cómoda a los sitios. ¿O pantalones?

J.N.: Yo creo que no. La mujer debe llevar falda o vestido que es más tradicional. Eso es un argumento muy simple. Yo creo que puedes llevar falda, la mujer debe llevar falda o vestido. Más tradicional. Vamos a entrar en bucle con este tema.

B.S.: Si voy en bicicleta como hoy, llevo una hasta los tobillos.

J.N.: (Ríe) Luego te la remangas. Yo que sé. Estamos en bucle.

B.S.: Otra vez te cruzas de brazos.

J.N.: Bueno. Me abro de brazos.

B.S.: Es una contradicción. Por un lado te casarías, por otro lado no. Te cruzas de brazos.

J.N.: Digo que a priori no me casaría pero si se me pone a tiro, si se dan las circunstancias.

B.S.: O sea, ¿no te has casado porque nadie se te ha puesto a tiro?

J.N.: Pues sí, más bien sí. No ha habido nadie que me haya ido detrás. Eso te lo aseguro.

B.S.: Me cuesta creerlo.

J.N.: Es que yo me he cansado de las mujeres en el prenoviazgo, o sea es que no he llegado a tener ni noviazgo, ya en el prenoviazgo he conocido chicas y antes de salir he visto como que no. O no tenían mucha cosa en la cabeza o no veían en mí una estabilidad.

B.S.: Las mujeres que no son muy inteligentes te sacan de quicio.

J.N.: Bueno, no tengo que juzgar a nadie.

B.S.: No es un juicio, para nada. A mí me pasa.

J.N.: Bueno, no se dan las circunstancias. Ni yo lo busco ni se me ha puesto a tiro alguien. Es difícil. Y cuanto más años va teniendo uno más difícil todavía.

B.S.: ¿Qué es la libertad para ti?

J.N.: La libertad es hacer lo que quieras dentro del bien y la verdad, dentro de la Ley de Dios. La verdadera libertad es la que da Cristo“La verdad os hará libres”, eres libre cuando haces lo que conviene, lo que es recto o vives como Dios manda. Esa es la verdadera libertad. Lo otro sería libertinaje o licencia. Yo creo que la persona libre es la que vive bien, con rectitud, con honradez, que es buena persona, que es honrado, que es trabajador, amigo de sus amigos, que hace siempre lo que quiere pero cosas que no te destruyan.

B.S.: ¿Qué es el libertinaje?

J.N.: Es el vicio, el pecado, es hacer lo que no conviene, que te destroza la salud o el alma, el tema del alcohol en exceso, drogadicción, prostitución...

B.S.: El alcohol y las drogas son lo mismo, el alcohol es una droga legalizada pero quema químicamente el cerebro aparte de otros gravísimos destrozos en los órganos.

J.N.: Eso es lo mínimo. Solo he hecho una excepción para tomar un Oporto contigo. Normalmente soy bebedor muy ocasionalmente.

B.S.: Eres de los míos. Me tomo un Oporto cada muchísimo tiempo. El resto de los alcoholes no me gustan nada.

J.N.: Pero Roma estaría bien eh, Roma o París. “París bien vale una misa”, su lucha por el viejo continente... Viena, París, sí, quizás, Londres no, la Pérfida Albión.

B.S.: Hispanoamérica ni en broma ¿no?.

J.N.: Yo defiendo la Hispanidad, me gusta mucha Argentina, Colombia...

B.S.: ¿Y si Colón levantara la cabeza que crees que pensaría?, ¡la que he liado!

J.N.: Algo ha fallado. España conquistó América, llevó la fe y hoy en día España ha perdido la fe, y en América pues también se dejan llevar. Yo creo que ahora es un desastre, cuando vivía Colón no había Cristiandad y ahora, yo diría que hay posmodernidad, es un mundo nihilista, sin sentido, el mundo va sin rumbo.

B.S.: ¿Qué significa la empatía para ti?

J.N.: La capacidad de ponerte en la piel del otro, de sintonizar, de comprender al otro. Cuando dos personas empatizan, se comprenden, hay buen rollo, como que fluye la conversación, la amistad, que es algo bonito; no hay una mala respuesta. O sea, cuando dos personas puedan estar tomando un Oporto aunque tengan que madrugar al día siguiente.

B.S.: ¿Y la tristeza?

J.N.: Es la soledad, la falta de amor, la falta de motivación en la vida, cuando no se tienen motivos para seguir viviendo y hay que seguir para adelante. Por ejemplo a mí me da muchísimo miedo la muerte y por eso yo no me suicidaría.

B.S.: ¿Por eso o por ser cristiano?

J.N.: Bueno, por ser cristiano y por ser un pecado grave, y porque me da miedo la muerte, o sea, me da miedo el juicio de Dios. Eso impone respeto por muy creyente que seas. Para mí la tristeza es el no tener motivos para vivir.

B.S.: Dices que es la soledad también. ¿No es una contradicción?, pues dices que te gusta estar solo. Entonces, ¿te gusta estar triste?

J.N.: No. Me gusta estar solo a veces, a ratos. Ahora cuando nos despidamos y vaya paseando solo por Paseo de la Castellana y vuelva recordando tu conversación..., ya está.

Javier Navascúes y B. Shields

B.S.: ¿Y qué es para ti el amor?

J.N.: (Sonríe) Primero que es el Mandamiento principal de DiosDios es esencialmente amor. Hay 3 tipos de amor, el amor oblativo que es el amor de caridad que puedes tener por todo el mundo, por un leproso, que es el más desinteresado, luego está el amor de Philio, el que tiene una madre por su hijo o el amor que se da entre amigos y luego está el amor de Eros, el amor conyugal, que se da solo dentro del matrimonio. Son esos 3 tipos de amor, uno es muy sagrado, que es para siempre, es el matrimonio, otro también puede ser la Consagración de un sacerdote o de una monja que también es muy sagrado y luego el amor puro que puedes tener a una madre, a una hermana, a una abuela.

B.S.: Dices que uno es para siempre, ¿los demás no son para siempre?

J.N.: … Bueno, no se puede romper el vínculo del matrimonio, de una amigo no te puedes divorciar.

B.S.: ¿Y de una madre y un hijo?

J.N.: Hombre, también debe ser para siempre. El amor a la familia no se debe romper nunca pero a veces hay amores muy buenos o amistades que se van, si un amigo que vive aquí se va a vivir a la China o al quinto pino ya pierdes su contacto. Eso también es ley de vida. O con gente que te llevas muy bien y tenías buena amistad y de repente alguien mete cizaña, discutes por una tontería y ya no te hablas. Eso se puede perder, la amistad. Pero yo creo que si la amistad es verdadera no se pierde, pero es que hay muy pocas amistades verdaderas.

B.S.: Defíneme a Javier Navascúes.

J.N.: Pues es un hijo de Dios, una criatura de Dios que quiere pasar esta vida haciendo el bien, buscando hacer la voluntad de Dios, buscando ser santo, buscando la santidad, buscando ser feliz, para, en esta vida que estamos de paso, ganarme la eternidad, para salvar mi alma y ayudar a salvar el mayor número posible de almas. Creo que esencialmente la felicidad es eso. Es lo que busco. En esta vida estamos de paso. Y como dije cuando tenía 4 años, lo más importante de esta vida es saber lo que hay después, porque esta vida son 80, 90 años, pasan, y si se te comen los gusanos no sirve para nada. El mayor alegato a favor de la vida es querer ser inmortal. A mí no me compensa que me muera y que cambien el nombre a la Castellana y le pongan mi nombre, eso me da igual si yo no voy a estar para verlo. Lo que me importa es seguir viviendo siempre y viviendo en Dios y ser feliz, ver a mis familiares, a mis seres queridos.

B.S.: ¿Te gustaría ser inmortal?

J.N.: Bueno, de hecho lo somos, porque el alma es inmortal por definición. El hombre es una unión sustancial de cuerpo y alma, el cuerpo muere y el alma es inmortal, entonces ya somos inmortales. Es una definición metafísica del ser humano. La belleza se marchita pero el alma es siempre joven.

B.S.: Por mí está finiquitada la entrevista. ¿Quieres añadir algo más?

J.N.: Te agradezco la entrevista. Me gustaría verla antes de ser publicada, soy como Buñuel, soy contradictorio, pregunto cosas y debo ser un poco masoquista en ese sentido.


Por B. SHIELDS

Escudo Veraz


Comentarios

Entradas populares