Ir al contenido principal

PASEN Y VEAN

¡¡¡ OJO!!! DÍA 20 DE MAYO. PRESENCIAL Y ONLINE  

ENTREVISTA A RAFA DE “LA UNIÓN". El lenguaje inclusivo me parece una ordinariez. La pandemia es el encendido navideño del Globalismo.

 

Rafa y B. Shields

ENTREVISTA A RAFA DE “LA UNIÓN”

El lenguaje inclusivo me parece una ordinariez.

La pandemia es el encendido navideño del Globalismo.

Rafa Sánchez es el resultante de algo muy especial. Realmente es distinto. Debo advertir que destaca notablemente su inteligencia y su conocimiento. No solo es Rafa de “La Unión”, también estudió arquitectura. Es un tipo culto. Quien adore el funky, la música negra, la música trabajada con pasión y amor, entenderá y amará la creatividad de Rafa Sánchez, “La Unión”. Sinceramente se encontraba muy a gusto conmigo, ello hizo que la entrevista fluyera como a él le gusta.

B.SHIELDS: A Rafa le gustan las entrevistas poco comunes, atrevidas. ¿Acaso no tienes pelos en la lengua aunque tengas tantos que asoman?

Nos reímos.

R.S.: Los tengo esparcidos por toda la cara. En la lengua no, he tenido pelos pero me los he ido afeitando con el tiempo. Creo que cuantos menos cadáveres tengas en el armario más libre eres y eso a mí me ha venido muy bien ¿no?. Ahora mismo me encuentro muy libre, pudiendo hacer lo que me da la gana y sin tener que guardar secretos que además se me dan muy mal. Mentir se me da horrible, se me nota clarísimamente en cuanto lo hago. La verdad depende de los ojos con que los mires, más bien es eso, no tener cadáveres escondidos en el armario.

B.S.: O sea, ¿estás tranquilo contigo mismo?.

R.: Bastante.

B.S.: ¿No es un postureo, no es marketing esa manera tuya de no tener pelos en la lengua?. O sea, ¿salir del armario para todo?

R.: De pequeño siempre he sido muy acomplejado, siempre he intentado gustar a la gente y ahora ya me da más igual gustar a la gente. De hecho lo que intento ahora es que a la gente que tengo a mi alrededor les guste y sepa que son fieles conmigo ¿no?. Me he quitado de encima varios lastres y hoy por hoy no solo a nivel personal sino también a nivel profesional. Ahora mismo me encuentro en un momento idílico, es decir, para bien o para mal tomo las decisiones. Por ejemplo, el vídeo que tú me contabas (Vístete princesa) dentro de mi grupo “La Unión”, no lo hubiera podido hacer. Creo que es un buen trabajo. Me he quedado muy tranquilo y muy contento con el resultado, y hubiera sido imposible porque hubiera tenido que convencer a la otra parte del grupo.

B.S.: Cuando se es tan creativo eso duele, tener que convencer.

R.: Sí, es que he estado delegando muchos años. No te digo todos eh, “La Unión” ha sido para mí, mi vida, y he crecido con el grupo tanto a nivel personal como profesional pero llegó un momento en que no había emoción, no había chispa.

Rafa Sánchez

B.S.: Y tú eres muy pasional, no puedes seguir sin eso.

R.: Tú ya lo sabes, soy escorpio. La pasión es fundamental en mi vida, si no hay pasión, bueno..., puedo funcionar pero no doy nada de mí.

B.S.: Si no hay pasión estás inerte.

R.: Totalmente.

B.S.: “La Unión” no solo sois muy reconocidos a nivel nacional, también internacionalmente, ¿sabrías decirme, claramente inexacto, cuántas copias lleváis vendidas?

R.: ¡Oh!, ¡Eso es imposible!. Nos presentan muchas veces diciendo, ¡más de dos millones de copias vendidas!, pero yo estoy convencido que han sido muchísimas copias más y aparte muchísimas copias más ilegales, de pirateo. Me consta. Ahora mismo ya hablar de números de copias no tiene mucho sentido. Por ejemplo, en Sudamérica somos muy legendarios, sobre todo por el momento en el que salimos. Ya que en Sudamérica pensaban que el rock no se podía hacer en castellano, y aparecimos grupos no solo españoles sino también argentinos como “Soda Stereo”, “Miguel Mateos”..., de aquí, “Hombres G”, “La Unión”... Y de repente se creó un movimiento que se llamó “Rock en tu idioma”, y nosotros hemos sido un poco pioneros en eso. Incluso no se hacían conciertos multitudinarios, casi siempre se actuaba en hoteles con cenas, que a nosotros esto nos parecía todo muy loco. Ahí, ver a todos sentados y a partir de irrumpir en ese mercado empezó a cambiar todo y por eso resultamos legendarios. Y aparte, con una canción himno como fue “Lobo hombre en París”.

B.S.: Eso es brutal.

R.: Y que hoy en día sigue tocándose.

B.S.: Respecto a “Lobo hombre en París” por ejemplo; esta pregunta, al ser yo creativa incluso puede ser molesta, ¿tú te inspiras en algo o simplemente es innato cuando creas?

R.: ¡Ah, siempre!. Por aquel entonces ya que no éramos grandes escritores me inspiré en el cuento de Boris Vian que se llamaba El lobo feroz y es un cuento muy naif que habla de la historia al revés, un lobo al que le muerde un mago y se transforma en hombre todas las lunas llenas, como es un lobo muy leído se va a París, se hospeda en un hostal de la mala muerte y cenando pues aparece una chica con la que él cree que ha habido flechazo y realmente es una prostituta. Esa es la historia.

B.S.: ¿La creatividad de la producción de los vídeos también era idea tuya?

R.: Ahora sí. De “Lobo hombre en París” no diría solo mía sino más bien de todo el grupo, porque apareció un cineasta que creo que ha muerto que se llamaba Lozano, y él acababa de ver “Alien”, y lo que proponía es que a mí me llevaban en una camilla y me salía una Tour Eiffel del pecho, y le dije, mira Lozano, esto no va por ahí, queremos algo muy cercano a la novela negra, al cine negro, en blanco y negro y contar una historia más cercana a lo que es. La verdad es que lo entendió y creo que el vídeo de “Lobo hombre en París” quedó muy bien. Luego, yo quise hacer “Sildavia”, pero ya no había medios, y realmente quería haber hecho pues como “El jardín de las delicias” de “El Bosco”, hacer una mezcla entre escenas del desierto árido como la vida y luego la ensoñación. Muy intentando el cuadro de “El Bosco”. Además había buscado una localización aquí, en la Alameda de Osuna, hay un parque con una casa y un embarcadero precioso. Pero al final no hubo pasta, de hecho, para “Lobo hombre en París” tuvimos que poner nosotros dinero.

B.S.: ¿¡Y quién te iba a decir luego que sería todo un éxito!?

R.: Un pelotazo, claro. Pero en esa época pues no había programas de vídeo-clips. De hecho, esos programas de música que desafortunadamente han desaparecido decían, no, para poner un vídeo vuestro lo hago yo. ¡Pues vale!...

B.S.: ¿En serio?

R.: Entonces en ese momento los vídeo-clips no tenían mucho, la compañía no veía una opción gastarse mucho dinero en eso porque creían que eso no vendía.

Rafa y B. Shields

B.S.: Los temas como “Sildavia”, “Maracaibo”, “Al este del Edén”..., ¿son algunas de las historias que has vivido?

R.: Sí. Hasta el tercer álbum casi todos eran inspiraciones en literatura, “La máquina del tiempo”, “Entre flores raras” que está basado en los poemas de Baudelaire y que de hecho tiene una compilación que se llama “Las flores raras”. Era todo muy cercano a la literatura y con uno de los componentes del grupo, Íñigo Zabala que ahora mismo es súper jefazo, Warner Internacional, pues nos íbamos pasando libros como Milan Kurdera. Estábamos en la onda así más moderna e íbamos cambiándonos libros: “La conjura de los necios”. Libros aquellos que en esos momentos pues eran muy importantes. Pero a partir del tercer disco ya empezó a cambiar la historia y empezaron a ser relatos mucho más biográficos, no solo de mi persona.

B.S.: Lo percibía así.

R.: Bueno, no solo de mi persona porque Íñigo Zabala dejó la banda en el tercer disco.

B.S.: ¿Erais 4 al principio verdad?

R.: Efectivamente. Y yo, a partir de ese momento me encargué de hacer las letras de las canciones, empecé a hablar más de mí o de cosas que veía alrededor, cosas que pasaban a mis amigos. Hay una que se llamaba “Promesas rotas” y es que unos amigos rompieron, chico y chica y ese dilema que se plantea, ¿con quién me voy?. Afecta a todo el entorno, y muchas veces no acaban bien y si hablas con uno la otra parte se molesta. Ya empecé a hablar un poco de lo más biográfico.

B.S.: Hablando de la Movida Madrileña que marcó una época, sé que la calificaron con un nombre muy complejo que no recuerdo. Hubo un antes y un después culturalmente hablando. Todos los cantantes y grandes grupos musicales del mundo querían venir a Madrid. Eso era el top máximo. ¿Podrías definirme qué fue realmente la Movida Madrileña?

R.: La Movida Madrileña fue como un huevo que se abrió, eclosionó, viniendo de un dictadura oscurantista totalmente, en un país muy acomplejado comparado con el resto de Europa. Veíamos los pocos que salíamos que Europa era como un Edén y esto era un país sucio, gris, y de repente... ese mundo ....

B.S.: La gente se volvió loca.

R.: Y la gente se volvió loca. Y entonces coincidiendo con la transición, que yo creo que fue un momento político en el que todo el mundo quería que fuera bien, que todos queríamos que funcionara pues dio pie a una locura ¿no?, una locura además sin normas.

B.S.: Un psiquiátrico sin rejas ¿no?.

R.: Pero todo intentando que funcionara. No fue un descontrol.

B.S.: Pero es que no fue solo musical, fue un movimiento cultural.

R.: Cultural totalmente. Yo te digo que no me considero parte de la Movida porque yo era un espectador de esa Movida, o sea, yo iba al Marki y veía a Fabio MacNamara y a Almodóvar cantando en bata de guata y la verdad es que flipaba. Muchas drogas psicotrópicas. Los fines de semana eran ácidos y a ver lo que pasaba ¿no?. Era todo muy loco. Drogas baratas, casi todas eran cogidas del cajón...

Rafa Sánchez

B.S.: ¡¿Del cajón de tu madre?!

R.: Del cajón de mi madre... (Omito nombre) que se utilizaban para adelgazar, (Omito nombre), otras que se llamaban (Omito nombre), otra (Omito nombre)...

B.S.: ¿Y las mezclabas?

R.: No, eso es más de Valencia, el mezclar drogas. Nosotros cogíamos la (Omito nombre), la machacábamos y la esnifábamos y luego, bien mezcladito con alcohol pues el pedo era pues eso... (Omito nombre). Porque no teníamos dinero para drogas más caras. Fue total porque además había personajes totalmente brillantes, como Carlos Berlanga, Fabio de Miguel, o sea, Fabio McNamara. Recuerdo una anécdota de Fabio en la que le había parado la policía y empezó a gritar, ¡a mí el Séptimo de Caballería!. Momentos muy brillantes. Y viendo conciertos en el Rockola y en el Marki muy importantes, vi a Lord of the new Chers, a Depeche Mode, los Stones en el desaparecido Calderón... Y hubo un personaje político que lo vio muy claro, Tierno Galván. Le adoro y le odio, le adoro porque me ha permitido ver conciertos intenacionales, por ejemplo The Smiths,

B.S.: ¡Qué buenos eran!

R.: Y ahí de repente yo cantaba la de “William it was really nothing”, la cantaba para dentro porque yo ya intuía que había algo dentro de mí. Y también le odio, porque el hecho de haber hecho conciertos buscando el voto joven, realmente acabó destrozando un poco la estructura de promotores ¿no?. ¿¡Si has visto a The Smiths gratis, quién va a pagar por ver a La Unión”!?. O sea que por una parte le odio y por otra le adoro.

B.S.: Perjudicó al producto interno de alguna manera ¿no?.

R.: Exacto. Sí. Perjudicó al producto. Hubo cierto perjuicio. Sí.

B.S.: Y después de 36 años de estar con “La Unión” que entiendo que es la mayor parte de tu vida, ¿qué sentimientos se quedan, qué emociones quedan?. Imagino que llevabais tiempo viendo venir que se podía romper, pero ¿estabas preparado en el momento que se disuelve “La Unión” y te dices, ahora me toca en solitario?

R.: Pues mira, fueron momentos. Digamos que desde hacía 15 años la cosa ya no estaba muy bien. Yo he tenido mucha afinidad con Mario, es un tío muy talentoso, lo compararía con Eric Clapton, mano lenta, hacía unos punteos..., tocar la nota en el momento que hacía falta, pero entonces Mario empezó a fallar, y a partir de ahí pensé que era un trabajo. Mario ya enfermó, desapareció, y entonces pensé que podría haber un renacimiento estando con Luis. Luis además es una persona complicada pero en ese momento resultaba un poco más humano, y pensé, bueno, vamos a ver qué tal, pero no funcionó. Acabamos muy mal, estamos de hecho todavía con trámites en tribunales.

B.S.: ¿Cuándo sucedió exactamente?

R.: Justo en el confinamiento di el comunicado de disolución de la banda, pero llevábamos dos años trabajando juntos sin hablarnos, con un ambiente terrorífico. Además me hace mucha gracia porque gente que estaba alrededor nuestra decía, no entiendo cómo os estáis llevando tan mal y cómo estáis en una entrevista y no se nota, o cuando estáis encima del escenario no se nota.

B.S.: ¿La costumbre no?

R.: Es cuestión de profesionalidad. Lo que no puedes hacer es que la gente pague por ver tu concierto y regalarles una disputa interna. Los trapos sucios se lavan en casa.

B.S.: Cuando yo vivía en Miami, en la Linconl Road, tu disco “Tren de largo recorrido” sonaba en las terrazas con fascinación. Te sorprendió que te lo dijera pero ya conoces lo exclusivos que son allí con la música. Ese disco fue brillantísimo.

R.: Bueno, ha sido el disco más vendido de Warner en su momento, pero yo creo que además teníamos una propuesta de directo muy interesante. Ahí ya empecé con mis speechs. A veces nunca sabes qué es lo que va a funcionar y por qué. De hecho se vendió por un speech que decía, da igual si eres blanco o eres negro..., si te deja tu novia te jodes, ¿no?. Eso vendió muchos discos de “Tren de largo recorrido” y la verdad es que ese año la gira fue interminable. Siempre nos quedaban 40 conciertos. Creo que esa propuesta es la que nos ha mantenido tantos años, eso, y que realmente hicimos casi todos nuestros éxitos cuando solo había 2 canales de televisión, entonces te veía todo el país. Ya en los 90´ llegaron las privadas, más adelante llegó Internet.

Rafa. Concierto Noviembre 2021

B.S.: Alguien como tú, Rafa, con tantísimos años de trayectoria profesional y con tantísima relevancia artística, ¿cómo te ves venir a ese monstruo que es Internet?, ¿cómo os afecta?, ¿cómo enfrentáis eso en ese momento?.

R.: Bueno, al principio como tú bien has dicho, como un monstruo acechante porque sobre todo además, coincidió con la salida del CD; que era, entregar un máster totalmente copiable y sin perder ningún tipo de calidad, que fue lo que mató realmente a las discográficas. Entonces, en esas coincidencias fue realmente la SONY quien se forró vendiendo plásticos. Por eso te digo, que, dos millones de discos multiplicados por... Ahí empezó el principio del fin de las discográficas y ahí empezó el principio del fin del glamour. Tú imagínate, teníamos presupuestos de 120,000€ para grabar un disco. Obviamente, en ese momento tampoco estaban los home studios y se grababan en estudios carísimos, aparte, nosotros grabábamos en Londres, en New York, en Milán..., con hoteles, viajes en preferente, en primera, era todo lujo. Eran 120,000€ aparte de vídeos, o sea, luego cada vídeo costaba 40,000€ por vídeo. Era a todo trapo. Se vendían muchos discos y claro, empezó a caer eso. Nosotros teníamos un viaje a Sudamérica por disco y ya en los últimos años dijeron, si queréis os pagamos unas vacaciones en Cuba pero ya un viaje promocional a México y demás, olvidaos. Ya cayó todo. Y en ese momento nos dijimos, ¿para qué nos interesa una compañía de discos?, ¿para estar compartiendo un royalty absurdo?. Entonces dejamos las compañías e Internet pasó a ser de un monstruo a nuestra herramienta de trabajo.

B.S.: ¿Si tuvieras que elegir un solo estilo, con cuál te quedarías, funky, jazz, house, ritman blues... ?

R.: ¡Funky!. Yo creo que tengo una gotita de negro por ahí. Algún abuelo o abuela se lió con...

B.S.: Ja, ja... Yo también me pierdo con el funky.

R.: Tengo dos hermanos gemelos mayores que yo, los dos son pintores por la Escuela de Bellas Artes.

B.S.: Creativos puros toda la familia.

R.: Sí. Creativos. Y ellos están con música muy underground, ellos eran de Lou Reed, David Bowie..., pero a mí me gustaban los Jackson Five, Temptation, todo el soul explosion..., esos han sido mi música de pequeño, con 11 y 12 años.

B.S.: ¿Escucharías mucho a Kike Supermix?

R.: No, era más con amigos. Tenía un amigo que se compraba todos los días discos donde salían los negros con el pelo afro, soul explosion. El sonido de Filadelfia me apasionó, incluso me gustaban aunque no lo podía decir en su momento porque quedaba fatal Bonnie M. Eran un poco como demasiado. Sunny” era de mis canciones favoritas.

Nos reímos.

Rafa. Concierto Noviembre 2021

B.S.: ¿Qué te sugiere el saxo?

R.: ¡Uy!, ¡el saxo me sugiere sexo!. Me parece de los instrumentos más sexys. Es tan cercano a la voz humana..., porque con la voz humana solo no puedes hacer armonías, solo puedes hacer melodías y con el saxo le pasa lo mismo. A diferencia de un piano que ahí sí puedes hacer armonías, una guitarra. El saxo es como una voz. Incluso me asemejo ahora más a un saxo usado porque tengo ese (como carraspeo) que tienen los saxos viejos de tanta saliva en su cuerpo y escuchando grabaciones antiguas creo que ahora no llego tanto. Por ejemplo, “Sildavia”, en el tono que está original ahora no la podría cantar ni con pinzas en las tetas, pero creo que la canto ahora mucho mejor, en un tono más abajo pero la canto con mucho más sentimiento.

B.S.: ¿Y fumar?

R.: Como un carretero.

B.S.: Se te nota, pero ¿de toda la vida?

R.: Sí. Desde los 14.

B.S.: Pero tienes una voz muy varonil. Es muy bonita.

R.: Sí. No tengo una gran voz pero yo creo que tengo una voz que transmite.

B.S.: Absolutamente. Es ese timbre de voz tuyo lo que te caracteriza tanto.

R.: Se lo he achacado mucho a los talents shows, que están por el gorgorito y a mí lo que me importa es que me transmita. No me gustan esos programas. No me gustan cómo enseñan a cantar. De hecho, esos defectos cuando cantan, por ejemplo, “a-ma-ra-te”.

B.S.: ¡Qué horror!. ¡Qué mal cae!

R.: Me pone negro. Sí. ¡Ay Dios mío no!

B.S.: Yo no puedo verlos. No los veo. Siento vergüenza ajena.

R.: Me gusta la gente que compone sus canciones y las defiende. Me gusta la voz de Sabina, de Tom Waits, la voz de Alaska que no es una gran cantante pero me transmite cosas, y no es de esos virtuosos de la voz.

Rafa. Concierto Noviembre 2021

B.S.: ¿Qué cantante o grupo ha sido un referente en tu vida que haya sido provocador del detonante de “La Unión” y sus composiciones?

R.: ¡Pues fíjate!, ¡David Bowie! pero en su vuelta de los infiernos, cuando apareció con “Ashes to ashes”, y esa vuelta a la vida tan guapo, tan total..., el disco Let´s Dance fue además en el momento en el que apareció “La Unión”. De hecho yo creo que “Lobo hombre en París” tiene ciertas influencias del David Bowie que volvió en esos momentos con “Ashes to ashes”, y “Scary Monster”.

B.S.: ¿Y Georges Michael qué te parecía?

R.: Bueno, al principio un poco moñas pero cuando sacó “Faith” fue... Y cuando le vi en directo en el Rocódromo me encantó. Me pareció brutísimo. Pero en Wham no me gustaba; me parecía todo un poco blando.

B.S.: ¿Y demasiado comercial verdad?

R.: Y demasiado comercial. Sí.

B.S.: Me gusta la música trabajada, la que tú haces. No te estoy tirando los trastos, o sí. Me da igual. Es que me gusta la música trabajada.

R.: Sí. Cuando Georges Michael asumió su sexualidad se vio más liberado y empezó a ser el Georges Michael que a mí me gusta.

B.S.: Pero ¿a ti eso no te ha influido o sí?. O sea, ¿que salgas del armario no te ha influido a la hora de crear, o sí?

R.: Mmm... Yo creo que sí...

B.S.: ¿Como el tema de “Vístete Princesa” por ejemplo?

R.: Y mucho antes como la canción “Pecado”. Lo hablaba con un chico de la Agencia EFE, que un poco por respeto a la banda utilizada el neutro, no hablar de chicos-chicas.

B.S.: ¿Qué te parece el lenguaje inclusivo?

R.: Una ordinariez. Les daría de tortas. Tenemos un idioma maravilloso y riquísimo para que se inventen esas tontunas. Antes que sexos somos humanos. Y luego cada uno que se tire a lo que le dé la gana... Bueno, dentro de un orden. Si yo lo veo bien y lo entiendo, lo trans, pero vamos a tratarnos como personas no como bichos raros creando un lenguaje absurdo.

B.S.: Me comentabas que no entendías mucho lo de este feminismo.

R.: Creo que son la parte más fea de la política buscando el voto fácil. Recuerdo haber leído una conversación de un chico diciéndole a una chica feminista que ha estado rulando por WhatsApp, ¿y sabes cómo acaba llamándole la chica a él?, ¡gilipollas!, porque no tuvo argumentos para contestar, al final acabó insultándole, y él le respondió que era una paleta, una ignorante. ¡Pero si tenemos los mismos derechos!. Hay que normalizar esto y esta no es la manera.

B.S.: ¿Qué intereses crees que hay detrás de ese “feminismo”?

R.: Política. Buscar votos. Y gastarse mucha pasta en tontunas.

B.S.: Hace un ratito me hablabas de La Transición, ¿cómo definirías o qué comparativa harías entre el franquismo y el sanchismo?. Por ejemplo, respecto a la censura, como en redes sociales, el hostigamiento hacia tu amigo y compañero Miguel Bosé...

R.: Bueno, pues hay una razón muy clara que es el Globalismo y la Agenda 2030. Creo que se están moviendo los hilos de una manera para llegar a un tipo de sociedad futurista controlada por el gran capital. Es muy obvio, y realmente no tienen ningún problema en decirlo claramente, no son gentes que se estén escondiendo, Bill Gates, Soros... Están hablando de que aquí hay mucha gente, que hay que acabar con un 15% de la población.

B.S.: Desde el 2009 yo tenía información de una cifra infinitamente superior.

R.: Bueno, han empezado con el 15% de la población, eso lo dicen claramente. Con slogan de “No tendrás nada y serás feliz”. Dicen que hay que revisar los gobiernos, las Constituciones, se está planteando un futuro. Yo acabo de cumplir 60 años, creo que yo esto lo voy a ver como un espectador pero me preocupa mucho la juventud.

B.S.: O sea, la Movida Madrileña en comparación con la que se está avecinando va a ser un convento de monjas ¿no?

R.: La Movida Madrileña va a ser una especie de cuento de Adas que se contará de lo que fue, porque lo que va a ser, va a ser muy jodido.

Nos miramos, pausados, con cierta desazón.

B. Shields y Rafa

R.:
¿Sabes cómo llamo yo a la pandemia?, el encendido navideño del Globalismo.

B.S.: Ja, ja... Me ha encantado. Con sus lucecitas de colores y sus bolas de adorno.

R.: Ja, ja... Sí, las bolas de adorno y con los tubitos esos que le salen.

B.S.: Volviendo a Miguel Bosé, ¿cómo se encuentra después de, digamos, su título de Honoris Causa del negacionista?

R.: Bueno, la verdad es que últimamente hablo poco con él, pero sí que me ha llamado para felicitarme por mi cumpleaños. Me dijo que había leído alguna entrevista mía y que la había, un poco, defendido. Creo que puedes estar de acuerdo o no con lo que diga, ¡pero la manera en que le han censurado!, que creo que esto está empezando a ser una dictadura china, que es además el modelo que parece que se va a imponer. Hay varias ciudades chinas en las que se está experimentando con los carnets del buen ciudadano; si no eres buen ciudadano no puedes coger el transporte público, incluso te sacan en los paneles.

B.S.: Claro, un buen ciudadano se considera que es, “si haces lo que yo te digo que debes hacer”.

R.: ¡Exacto!.

B.S.: “Te guste o no te guste”.

R.: “Te guste o no te guste”; que eso no tiene nada que ver con la libertad, con la libertad que yo además he vivido tan plácidamente. Ja, ja, puede que en los 80´ hubiera habido un poquito de libertinaje.

B.S.: Ja, ja... A lo mejor Franco entonces no lo hizo tan mal.

R.: Lo hizo fatal. Franco nos aisló del mundo.

B.S.: Nos aislamos todos, después de una guerra...

R.: Creó un complejo de españolismo terrible ¿no?. ¡Fíjate!, absurdamente o no tan absurdamente, es un complejo que se ha ido diluyendo gracias a los deportistas, gente como Rafa Nadal, que la selección ganara el mundial... Los deportistas nos han hecho un poco más orgullosos ¿no?, y empezar a pensar que somos igual que un francés, igual que un inglés, para bien y para mal.

B.S.: ¿Sabías que esa visibilidad del deporte y de los deportistas españoles se dio en época franquista?. No éramos nadie y además se impulsó también en las mujeres. Una mujer que hiciera deporte era un absurdo.

R.: Sí, eso era un absurdo. Pero en la época de Franco no funcionó ¿no?.

B.S.: Pues empezó ahí, fue impulsado por la Sección Femenina, en plena época franquista.

R.: (Sorprendido) ¡¿Sí!?. Pues no tenía yo conocimiento de ello.

B.S.: Sí. ¡Fuerte eh!. Entrevisto a mucha gente.

R.: ¿Sí verdad?

B.S.: Sí. Está ahí. De todo se aprende.

R.: Por supuesto. Es que también la Historia está contada por los que quedaron y muchas veces está muy manipulada. También te digo que eso me hacía gracia porque cuando estaba estudiando y llegábamos al siglo XIX, siempre decían, se nos ha acabado el tiempo, esta parte no entra dentro del programa. (Se sonríe)

B.S.: (Sonrío irónica) ¿¡Y entonces el franquismo ya no existía!?

R.: ¡Y la parte anterior al franquismo!. La verdad es que viendo documentales de la BBC he alucinado de lo moderna que era España en la República anterior a Franco ¿no?. Hubo un año de anarquía en Cataluña. La gente era muy moderna. Y hablando por ejemplo con mi abuelo, que era un señoritingo porque sus padres tenían un hotel aquí, en la calle Sevilla y todo le ocupada toros y fútbol, aquí había un descontrol muy divertido y muy moderno. Y Franco, bueno, volvimos un poco a la Edad Media. Y he descubierto esa España en documentales de la BBC porque nunca se estudiaba en los libros.

B.S.: ¡Qué fuerte esto que estás contando no!

R.: Claro. Entonces esa época se intentó borrar.

B.S.: Lo que se ve por la “caja tonta”, al fin y al cabo todos son versiones.

R.: Sí. Yo es que ya no veo...

B.S.: ¿Tú eres el único original no? (Río con amabilidad)

R.: No. Somos muchos.

B.S.: ¡Cuando cantas!. ¡Cuando compones!

R.: No, que va. Por ejemplo tengo dos hermanos pintores y siempre se están quejando de que les plagian y yo les digo, no queridos, el arte está en el aire. O sea. Estamos todos sometidos a unas visiones, a unos conceptos. Es lógico que todos avancemos en una misma dirección porque estamos todos sometidos a los mismos estímulos. Si tú eres alguien con talento y con percepción, es lógico que tanto tú como uno en EEUU haga una obra parecida. Yo creo que el arte está en el aire.

B.S.: Pero cuando te plagian a conciencia, duele.

R.: (Pensativo) Yo creo que no. Me ha hecho gracia por ejemplo cuando llegó el verano y no era el momento para sacar mi segundo single “Vampiros”, pero de repente veo que Ed Sheeran saca una canción de vampiros, Camela saca una canción de vampiros. Pero a mí no me ha molestado que ellos hagan su vídeo de vampiros.

B.S.: Michael Jackson vendió una copia por cada 7 habitantes del planeta. El único. ¿Qué te sugiere esto?.

R.: (Exclama a gusto al escuchar el nombre) Pues que si hubiera nacido yo en EEUU a lo mejor me hubiera pasado lo mismo.

B.S.: Ja, ja. ¿Tú crees que es por eso?. ¿Te gustaba Michael Jackson? .

R.: Sí. Mucho. Me encantaba. Ya te digo desde los Jackson Five; hacía coreografías con mis primas en Villalba.

B.S.: ¡Y yo las hacía con la pandilla de la playa!, ¡y teatro!.

Nos reímos y Rafa empieza a cantar y a moverse al ritmo de uno de los temas de Michael Jackson.

R.: Michael Jackson me encantaba. Y con el “Thriller” además, coincidió con la salida de “Lobo hombre en París” ¡y le ganamos aquí en España!.

B.S.: ¿¡Ah sí!?

R.: Estuvimos unos días siendo el número 1 desbancando a Michael Jackson con “Thriller”. ¡Es un mito!. Fue muy comentado.

B.S.: Pregunta de una fan que es de tu quinta: ¿te gustan las mujeres maduras?, ¿estarías con una mujer madura?.

R.: Por supuesto. Tengo mucha conexión con ellas. Aparte no soy nada misógino aunque sea gay. Me gusta ir con mujeres y sobre todo si van bien vestidas me gusta más porque vas dando el cante por la calle. “Vístete princesa” está muy en la esencia de lo que pienso. Me gusta ir con chicas cañón. En el feminismo critican a las mujeres que se visten bien, de hecho hubo un comentario de una sobre “Vístete princesa”, diciendo que si mujer florero y tal. - No, querida. Estás muy equivocada, la moda está hablando de cómo tú eres y de cómo te sientes. No es nada frívolo. Seguramente, si tú vas vestida hecha una guarra, es porque quieres que te vean de esa manera. Tu manera de vestir también está diciendo algo, es un reflejo de ti; si quieres ser dura, agresiva..., pues vale, te vistes así, pero no me digas que lo otro es frívolo y tú vas de auténtica. Pues no. Tú estás demostrando una manera de cómo quieres que te vean. Es un lenguaje clarísimo la ropa. Me parece tan lícito ir de camionera lesbiana, como ir con un Versace.

B.S.: Pero parece ser que se creen con el derecho a criticarlas.

R.: Exacto y no se están dando cuenta que realmente es un lenguaje.

B.S.: Y aman y comulgan aquello que odian. ¿Es una contradicción no?

R.: Sí. Es una contradicción y al final creo que hay una falta de inteligencia en eso. Se ha de comprender que las cosas son por lo que son, no todo es frivolidad. La ropa que te pones es tan importante como la manera en la que hablas, las cosas que oyes o cómo te explicas.

B.S.: Continuando con los cambios de look, referente a tu cambio, el dejarte barba, bigote y demás, recuerda un poco a Paddy McAloon de Prefab Sprout. No sé si es adoptado o no.

R.: ¡Ah, me encantaba!. Pero Prefab Sprout dejaron de existir hace muchos años.

B.S.: No, él sigue componiendo. Y sigue en EEUU. Tengo todos sus discos.

R.: ¡Ah pero no les he seguido!. Desde el “Steve McQueen” no he vuelto a saber nada de ellos. Lo mío es una cuestión de estética, no me gustaba mi perfil porque se me estaba uniendo la barbilla al cuello, ja, ja..., y de repente me dejo barba. Y ahora puedo elegir el mentón que quiero y es que ahora adoro mi perfil. Me gusta mucho.

B.S.: De hecho volviendo a Miguel Bosé, hace pocos años le vi un look idéntico a Paddy McAloon. El look que Paddy tiene en la actualidad. Si lo ves es impresionante. Los trajes de chaqueta rojo, el pelo totalmente blanco y la barba larga y picuda, sombrero...

B. Shields y Rafa

R.:
No lo sabía.

B.S.: Y Paddy, considerado el mejor escritor de música del mundo desarrolló una enfermedad que lo estaba dejando ciego y sordo. Y charlando hace unos 3 años con Santiago Alcanda, que por cierto también es su grupo favorito y los entrevistó, supe que Paddy se estaba recuperando. ¡Imagínate como creativo que llevas toda tu vida componiendo que suceda algo así!

R.: Y aun no siendo creativo, como persona perder esos dos sentidos... Menos mal que se recupera.

B.S.: Tuviste un accidente de moto y hubo un antes y un después en tu vida. Fue el detonante para que te alejaras de las drogas. ¿Ahí viste, como se suele decir, la luz?. Diste un cambio radical y eres un tío súper deportista.

R.: Sí. Cambió mi vida. Volví a nacer. Esto me pasó con una amiga. Fue súper absurdo, a la altura de El Corte Inglés de Princesa, en Madrid, parados en un semáforo, íbamos en una Vespa, veníamos de pillar, y me dio la pierna contra el parabrisas, contra el cubilete de la rueda de la Vespa. Fractura, tibia y peroné.

B.S.: ¿Te dio que pensar el tiempo que estuviste en el hospital?

R.: Bueno, no es que me diera que pensar, es que tuve la inmovilidad absoluta, y además un poco de tratamiento psiquiátrico con pastillas de Tranxilium, pastillas para dormir, anti opiáceos, escayolado hasta la cintura... Eso me salvó la vida.

B.S.: ¿Estuviste mucho tiempo consumiendo estupefacientes?

R.: Que va, 2 años solo. Y aparte nunca me pinché. A diferencia de cuando entró la heroína aquí en España en los 60´, 70´que entró por la vena, aquí entró en un ambiente muy pijo. Claro, te quedabas monísimo de delgado.

B.S.: Pero demasiado demacrado y eso se notaba.

R.: Pero te estoy hablando desde los principios de la droga, cuando te das cuenta de que estás enganchado ahí empieza lo jodido, pero los principios de la heroína como su nombre indica, son heroicos: vomitas mucho y entonces te quedas muy delgado, las pupilas de los ojos se vuelven alfileres y se te ve todo el iris y además te vuelves súper cool. Pero al tercer mes te das cuenta que sin eso no eres nada y empiezas a intentarlo dejar y no hay salida.

B.S.: ¡Qué horror!

R.: Yo ahí se lo digo a todos los chavales, aquel que te ofrezca heroína no te quiere bien.

B.S.: Es una proyección de quien te la está ofreciendo.

R.: ¡Sí!

B.S.: ¿Eres consciente de las mujeres fans que tienes ?

R.: Si, de hecho me he acostado con muchas de ellas.

B.S.: ¿Tú sabes que yo no he podido decirle a nadie dónde he quedado contigo ni qué día?

R.: Ja, ja, ja...

B.S.: ¿Eres consciente no?

R.: No lo soy porque además soy un tío muy asequible, me muevo en transporte público.

B.S.: ¿Te reconocen mucho?

R.: De vez en cuando. Y veo que la gente se acerca a mí con mucho cariño y con mucho respeto. No son gente que te agredan. Me gustan y soy muy amable con ellos. ¿Puedo pedirte una foto?, ¡sí claro!. De hecho viniendo para acá un chico me ha dicho, ¡no cambies!, ¡hazte una foto conmigo!, y le he dado las gracias.

B.S.: Leí que has tenido mejor sexo con mujeres que con hombres.

R.: Sí.

B.S.: Y entonces, ¿por qué sigues con hombres?

R.: Porque me gusta.

B.S.: Pero si te gusta más con las mujeres.

R.: Ja, ja, ja. Es que bueno, está la componente de... (Duda)

B.S.: ¿Del vicio?

R.: No. De quién mete. Entonces siempre me han gustado como has dicho tú, mayores, y esa gente mayor tienen muchos prejuicios, religiosos, sociales... y al final acaba siendo un sexo muy aburrido porque hay ciertas cosas que no quieren hacer.

B.S.: ¿Y tú sí las quieres hacer?

R.: Y yo quiero hacer de todo. Ahí soy súper versátil, me divierte todo. Me gustan todas las posibilidades que se puedan dar. Con mujeres es mucho más claro lo que se pueda hacer ¿no?. Los papeles están muy definidos.

B.S.: Estamos hablando a nivel sexual, pero ¿a nivel emocional y sentimental?

R.: A nivel sentimental os veo un poquito raritas. Sois capaces de sacar cualquier conversación de contexto con tal de explicar vuestra postura.

Mantenemos una conversación paralela intensa y constructiva. Continuamos.

B.S.: ¿En serio?

R.: Y las hay muy malas con su propio género.

B.S.: Pero es que la mayoría de mis amigas son gays.

R.: (Pensativo) Vale.

B.S.: Entonces no me puedes acusar de eso.

R.: No.

B.S.: Me dan miedo la mayoría de ellas.

R.: Verás, en la furgoneta cuando tal, después de tener eso, pues siempre se comenta el sexo que hayas podido tener, esa actuación.

B.S.: Después del bolo.

R.: Después del bolo, volviendo a casa, los chicos hablaban, ¡jo, qué noche!, ha sido maravilloso, estaba buenísima. Y los comentarios de las chicas, se ha corrido en 10 minutos, la tenía pequeña... O sea, no he visto de una manera más cruel a una mujer, contar de una primera noche.

B.S.: ¡Qué falta de respeto!. Es algo que ni soporto ni admito. ¡Qué asco!. Precisamente ayer noche alguien me preguntaba e insistía sobre lo que estás comentando y le pedí cortar en seco y zanjarlo de inmediato. Es inadmisible. Son intimidades.

R.: Son intimidades. Pues suele pasar, y tal vez ese 2% del que me hablas (estadística de las mujeres no depredadoras de las que hemos hablado fuera de entrevista), no lo haga, pero como he visto tantas after nights contadas por mujeres. La historia está muy equivocada, creo que es mucho más romántico en el concepto amplio del romanticismo, el hombre que la mujer.

B.S.: ¿Contigo no va eso de quien va a la otra acera ya no vuelve?

Reímos.

B.S.: ¿Tú eres de ida y vuelta no?

R.: Ya no me vuelvo a cambiar de acera. Ja, ja, ja.

B.S.: O sea que ¿es verdad que ya no se vuelve?. Has estado un poco con el ahora voy y ahora vuelvo, y ahora ya me quedo.

R.: Cuando cambié ya no volví.

B.S.: ¿Si no fueras quién eres quién serías?

R.: Un arquitecto renombrado.

B.S.: ¿Sí?. ¿Te quedaste con esa espinita ahí?

R.: No, porque me hice mi propia casa magnífica. De la cual me encuentro muy orgulloso. Muy influenciada por un arquitecto japonés que se llama Tadao Ando, que construye en hormigón.

B.S.: ¿Qué es la pasión?

R.: La pasión es el motor de la vida.

B.S.: ¿Crees en Dios?

R.: No.

B.S.: ¿Por qué?

R.: He sido educado en el Catolicismo. Te voy a contar la anécdota, cuando salí de la heroína recé muchísimo.

B.S.: Pero me dijiste que no te habías pinchado.

R.: Yo la esnifaba y fumaba. Y cuando salí de esto recé muchísimo. Rezaba todos los días y de hecho me ayudaba muchísimo porque cuando sales de la heroína y te encuentras bien, está lo que llaman el homenaje, que es que de repente un día vuelves a caer. Tuve la tentación y empecé a perseguir un negrito por Gran Vía, y ¡jo!, ¡me vino como un rayo a la cabeza “no me dejes caer en la tentación”!. De verdad. Fue como San Mateo. Y me di la vuelta.

B.S.: ¿Y dices que no crees en Dios?

R.: Espera que te cuento. Entonces yo rezaba mucho y pensé, esto empieza a ser un poco superstición, y me dije, voy a rezar solo los fines de semana. Entonces repetía esas fórmulas, los padrenuestros y las avemarías y empezaron a dejar de tener sentido, y empecé a rezar a masculino y femenino, pero de repente cae en mis manos un cuento de Asimov que se llama Multivac. El cuento habla de dos científicos a principios de siglo que crean el primer ordenador que ocupa un kilómetro cuadrado. Fíjate que esto es a principios de siglo. Los escritores de ciencia ficción son los nuevos profetas. Y ya imaginaban que Multivac es un aparato que tenemos todos en casa, entonces, están un padre y una hija y le dice, papá, vamos a preguntarle a Multivac qué pasará cuando se acabe el sol, y dice, me faltan datos. Pasan muchos años y ya Multivac es una energía a la cual estamos todos los humanos conectados y de hecho ya no usamos los cuerpos, estamos todos ivernados y nos movemos con la mente, y una mente le pregunta a la otra, oye y cuando se apague el sol qué pasará, y dice, hágase la luz. Dios es la idea que tiene el ser humano para sobrevivir en el mundo en el que vivimos. Es un ideal.

B.S.: ¿Cuándo te pasó todo esto?

R.: Pues al año y medio de dejar la heroína.

B.S.: Hace muchísimos años.

R.: Pues en los 90´. Entonces tenía la costumbre de rezar los domingos. Todos los domingos ahora, antes de acostarme, pienso en toda la gente que nos ha dejado, en mi padre, en mi madre, mi hermana, mis amigos, músicos.

B.S.: ¿Y te sientes más arropado?

R.: Sí. Aparte me duermo pensando en ellos. Mis animales que han muerto. Hago un culto a mis antepasados y a mi entorno que ha fallecido.

B.S.: Aparte de todo lo que me has contado, ¿tienes la anécdota más loca?, ¿la barbarie más loca?

R.: Es que no soy nada loco, soy muy normal. Creo que lo más loco ha sido subirme a un escenario y pasármelo bien

B.S.: ¿Dulce, salado o amargo?

R.: ¡Oh!. ¡La mezcla de los tres!. Sí. Me encanta por ejemplo la comida oriental, porque saben mezclar esos ingredientes.

B.S.: Tú eres de los míos. Llevo años viajando a Tailandia. Pero yo no puedo vivir sin el picante más fuerte.

R.: ¡¿Sí?!.

B.S.: Un día si quieres te invito a casa y ya verás.

R.: Por favor, sí. Aunque admiro la cocina española por lo honesta que es y es porque las cosas saben a lo que son, no se enmascaran los sabores. El pescado sabe a pescado, la carne a carne, las verduras a verduras, pero me divierte muchísimo la mezcla de dulce, agrio, salado.

B.S.: Pero si tuvieras que elegir uno en concreto, ¿dulce, salado o amargo?

R.: Me gusta lo salado.

B.S.: Última pregunta y mas temida para algunos. Defíneme a Rafa Sánchez.

R.: Ja, ja, ja. Bueno, pues un chico del barrio de Lavapiés al que se le ha permitido asomarse al Universo.

B.S.: Por mí nada más. No sé si quieres añadir algo más. ¿Cómo te has sentido?

R.: (Sonríe muy sincero y con énfasis) ¡Muy bien!. Me encanta charlar. Y es que llevo tantísimas entrevistas que de repente una charla es otra cosa.

Rafa y B. Shields

B.S.: ¿Te ha gustado entonces?

R.: Claro. Te digo una cosa, es dura la promoción, pero al final es muy cercano al psicoanálisis porque cumple los postulados claros, y es que con la persona con la que hablas no tienes que tener contacto social, porque cuando lo tienes, pues por no herir a un tercero acabas mintiendo ¿no?. Y de esta manera además, porque tú ya sabes que en una labor artística tú no te planteas por qué haces las cosas, simplemente las haces como las sientes, pero cuando se lo tienes que explicar a un tercero muchas veces te das cuenta de por qué has hecho las cosas. Por eso resulta muy psicoanálisis.

B.S.: Pues muchas gracias forever Rafa.


Por B. SHIELDS

Escudo Veraz





Comentarios

Entradas populares